Zumba durante el embarazo: ¿es seguro?

Mamá  / 

Hacer Zumba durante el embarazo empieza ya a ser bastante común, pero hay razones para cuestionar su seguridad.

La Zumba combina tonificación, cardio y diversión en un solo entrenamiento, una mezcla perfecta de todo lo bueno en fitness. Es por eso también uno de los entrenamientos preferidos de las mujeres embarazadas. En ellos pueden divertirse y alcanzar un cuerpo más sano y fuerte para esperar y cuidar a su bebé.

Si eres una aficionada de la Zumba no tienes por qué desistir de estos entrenamientos. De hecho, los entrenamientos cardio como las clases de baile y las caminadas son algunos de los mejores ejercicios para embarazadas.

Es posible seguir con tus clases de Zumba durante el embarazo desde que tengas algunos cuidados.

Zumba durante el embarazo: cuidados

1. Practica Zumba de bajo impacto

Los entrenamientos de Zumba son, normalmente, de gran impacto o de alta intensidad y en ellos no paras un minuto.

El objetivo de los entrenamientos cardio es también entrenar el corazón y mejorar la salud cardiovascular. Sin embargo, durante el embarazo tu corazón ya estará trabajando a un ritmo superior al normal. Así, debes preferir hacer clases de Zumba de bajo impacto.

Sustituye ejercicios de saltos y piruetas por una marcha sencilla. Estarás igualmente haciendo ejercicio cardio pero sin crear un pico de actividad cardiovascular. Asimismo, opta por hacer movimientos menos amplios con los brazos para controlar mejor los latidos del corazón.

2. Mantén el equilibrio

El equilibrio del cuerpo es afectado por el embarazo. Esto significa que según evoluciona el embarazo aumentan también los riesgos de caída y de daño al bebé y a la mamá.

Cuando haces Zumba durante el embarazo debes tener en atención tus movimientos y el cambio en tu equilibrio.

Mantén siempre por lo menos uno de los pies en el suelo para ayudar. Evita ejercicios de saltos, pirueta o girar el torso abruptamente. No hagas movimientos amplios con los brazos para que no afecte el equilibrio y mantenlos siempre un poco más cerca del cuerpo.

3. Respira

Durante el embarazo debes evitar actividades que provoquen dificultad respiratoria. Recuerda que debes inhalar oxígeno suficiente para ti y para el bebé así que quedarte sin aire no puede ser una opción.

Al hacer Zumba durante el embarazo u otros entrenamientos cardio, debes tener siempre en atención tu ritmo respiratorio. Durante toda la clase debes ser capaz de cantar las canciones y hacer los ejercicios en simultáneo. Si sientes que te falta el aire para cantar, puede que estés forzando demasiado tu cuerpo. En ese caso, baja un poco el ritmo hasta normalizar tu respiración.

4. Hidratar y refrescar

Durante el embarazo es importante que evites el sobrecalentamiento del cuerpo, algo relativamente normal si haces ejercicio físico.

Debes por eso beber mucha agua para mantenerte siempre hidratada y para ayudar a regular la temperatura corporal. Asimismo, elige ropa de deporte respirable.

El sobrecalentamiento aporta riesgos para el bebé, así que si te sientes demasiado caliente será mejor que reduzcas el ritmo lo más posible progresivamente hasta parar (no debes parar abruptamente) y beber mucha agua para refrescarte e hidratarte.

5. Parar no es desistir, es cuidar

Lo más importante en todos estos consejos es saber parar. Hacer fitness o Zumba durante el embarazo puede aportar muchos beneficios para la mamá y el bebé pero solo si no exageras.

Hay que saber moderar el ejercicio y tener en cuenta que hay un ser en crecimiento dentro de ti. No es por eso la hora de intentar darlo todo en los entrenamientos y controlar el desempeño.

Si sientes algún dolor, fatiga, mareo, pérdida de sangre, hinchazón u otro síntoma similar debes parar inmediatamente tu entrenamiento y contactar con tu médico. Hacer Zumba durante el embarazo debe ser algo divertido y sano y no una causa de riesgo para tu bebé.

 

Sea haciendo Zumba durante el embarazo u otro tipo de entrenamiento, lo esencial es que escuches siempre a tu cuerpo. Al primer síntoma de que no estás cómoda debes parar con el ejercicio.

No olvides consultar siempre con tu médico antes de empezar cualquier actividad física durante el embarazo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿No sabes qué hacer durante el fin de semana con los peques? ¿O por fin han llegado las tan...

¿Sabías que los niños que van al cole sin desayunar son los que tienen más papeletas para engrosar...

Lo ideal sería que los niños comiesen de forma sana y equilibrada, pero a veces es difícil...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan