Yoga para niños: beneficios y mejores posturas

Mamá  / 

Es fundamental que desde pequeños los niños tengan una rutina y una organización de sus actividades. Entre todas esas tareas diarias es fundamental que dediquen algunos minutos a la práctica de deporte y el yoga para niños es uno de los más recomendados.

Entre las disciplinas más completas para los pequeños de la casa se encuentra el yoga, y a partir de los 4 años está recomendada su práctica por sus múltiples beneficios.

Beneficios del yoga para niños

  • Les ayuda en la búsqueda del equilibrio
  • Mejora su autoestima y hace que tengan más confianza en ellos mismos
  • Ayuda a que estén más relajados y también tengan una mayor concentración en el colegio o a la hora de realizar los deberes en casa
  • Hace que descansen mejor y tengan más facilidad de conciliar el sueño y dormir por las noches
  • Mejora las conductas agresivas
  • Es una actividad que les resulta muy divertida de practicar pues con las diferentes posturas tratan de imitar a diferentes animales
  • Les aporta flexibilidad y elasticidad

Relacionado: Beneficios del yoga que no debes ignorar

Como ves, son muchos los beneficios que el yoga puede aportar a los niños. Igualmente, son muchas las posturas y ejercicios que los niños pueden realizar. Por eso, vamos a ver cuáles son los más completos.

Las 5 mejores posturas de yoga para niños

1. Serpiente

El niño tiene que tumbarse boca abajo y con las piernas juntas y extendidas, con los brazos hacia abajo y extendidos y apoyando la mejilla en el suelo.

Cogiendo aire levantan del suelo la cabeza, el tronco y los brazos para finalmente expulsar el aire a la vez que descienden el tronco al suelo.

2. Árbol

El niño se colocará de pie para realizar este ejercicio. Dejará un pie en el suelo y el otro lo colocara por encima o por debajo de la rodilla. La pierna que está apoyada es como el tronco del árbol y los brazos los extenderá como si fueran las ramas. Aguantará en esa postura durante un minuto.

3. Perro

Con el cuerpo en forma de V invertida, las manos colocadas al ancho de los hombros y los pies al ancho de las caderas, deben doblar una rodilla y luego la otra. ¡Es como si sacaran al perro a pasear!

4. Camello

Sentados, se deben poner de rodillas y separar un poco los pies y las rodillas. Colocan las manos en las caderas y presionan hacia adelante los muslos y caderas para arquear la espalda hacia atrás. Por último, tienen que inclinar la cabeza hacia atrás y mirar hacia arriba.

5. Relajación

Esta postura es muy adecuada para finalizar la clase. El niño se acuesta boca arriba con las piernas y los brazos abiertos y relajados. Se trata de que no se muevan y estén tranquilos durante algunos minutos.

Estos son 5 ejercicios muy completos de yoga para niños. Podrán realizarlos solos o acompañados de un adulto, lo que les servirá para visualizar cómo se tiene que ir realizando el ejercicio y facilitará la correcta ejecución del mismo.

Sobre todo en época de vacaciones, cuando hay más tiempo libre, es un momento idóneo para comenzar con la práctica de yoga para niños y que los más pequeños de la casa comiencen a disfrutar del deporte.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La conciliación familiar hoy en día es muy difícil. Los que tenemos hijos nos pasamos la vida...

Las vacaciones escolares de Navidad ya están aquí. Estos días son muy especiales para los más...

¿Y por qué? Si tienes hijos habrás oído esa pregunta cientos de veces. En ocasiones, tan seguidas...

Sobre el autor

Apasionada de la moda, la belleza y el deporte. Me gusta leer y viajar, pero sobretodo pasar el verano en la playa. Habla con nosotras en m.me/ellashablan