Yoga para embarazadas: beneficios y posturas

Mamá  / 

El yoga para embarazadas es una práctica positiva pero que se debe realizar con ciertas precauciones para cuidar tanto de la salud de la madre como de la del bebé. En caso de cualquier duda, se debe consultar con un profesional para evitar correr cualquier riesgo.

El yoga, como ya sabemos, proporciona múltiples beneficios, como mantener la musculatura fuerte o ayudarnos a respirar de manera correcta. En el caso del yoga para embarazadas los principales beneficios que ofrece son los que vamos a ver a continuación.

Los principales beneficios del yoga para embarazadas

Mejora el estado de ánimo

Ayuda a que la mujer aprenda a escucharse a sí misma y desarrolle confianza. Esto es fundamental en momentos de inestabilidad emocional que pueda tener una mujer en ciertos momentos del embarazo.

Proporciona un mayor bienestar

Con la práctica de yoga conseguirás estar más enérgica, pero no solo tu cuerpo, tú mente también lo estará.

Sirve para mantenerte en forma

Es un deporte muy recomendable durante el embarazo. Te permite mantenerte en forma a la vez que realizas ejercicios suaves. Te permitirá tonificar la musculatura, tener más flexibilidad, mejorar el equilibrio y tener una mejor circulación sanguínea.

Mejora la conexión entre la madre y el bebé

Sirve para crear un vínculo entre la madre y el feto, ayuda a reforzar la conexión entre ambos y, además, sirve para que la madre sienta a su bebé.

Ayuda a combatir las molestias del embarazo

Con el yoga, esas pequeñas molestias del embarazo, como la retención de líquidos, la hinchazón de tobillos o las piernas pesadas, se verán reducidas y la circulación se verá beneficiada.

Lee también: 11 beneficios del Pilates para embarazadas

Las 4 mejores posturas de yoga para embarazadas

Una vez vistos los principales beneficios vamos a ver cuáles son los principales ejercicios.

1. Posición de loto

Posición de loto

Se trata de la postura preparatoria para la sesión de yoga. Tienes que sentarte con las piernas cruzadas, la espalda recta y las manos apoyadas sobre las rodillas. Con esta postura conseguirás descansar la parte inferior de la espalda.

2. Las asanas

Se trata de un ejercicio con el que conseguirás mejorar la flexibilidad. Para su práctica debes estar de pie, pero con una mano apoyada en una silla. Tienes que separar los pies y comenzar a bajar el cuerpo lentamente, hasta llegar a la posición de cuclillas. Debes repetir este ejercicio en 10 ocasiones.

3. La mariposa

La mariposa

Es un ejercicio que te servirá perfeccionar el equilibrio. Sentada y con las rodillas dobladas hacia fuera, las plantas de los pies unidas entre sí y las manos agarradas a los tobillos, debes mover las rodillas de abajo a arriba, imitando los movimientos de aleteo de la mariposa a ritmo constante durante unos 5 minutos.

 

El yoga para embarazadas aporta múltiples ventajas, tanto para la madre como para el bebe que está en camino. Se recomienda su práctica, 2 o 3 días a la semana durante el embarazo, por todos los múltiples beneficios que hemos visto que proporciona. Sin embargo, en caso de notar alguna molestia lo mejor es que dejes de realizar el ejercicio y consultes con tu médico o cualquier profesional para así evitar riesgos innecesarios.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Hace unos días recibía en el buzón de casa el primer catálogo de juguetes de este año, y mi hijo se...

¿Ha llegado el momento de comprar zapatos para tus hijos? La primera idea que a todas se nos viene...

Se acercan las Navidades y, como todos los años, empiezas a darle vueltas a los regalos de Papá...

Sobre el autor

Apasionada de la moda, la belleza y el deporte. Me gusta leer y viajar, pero sobretodo pasar el verano en la playa. Habla con nosotras en m.me/ellashablan