9 consejos para volver al trabajo tras las vacaciones

Dinero y Carrera  / 

Septiembre está llamando a la puerta y es inevitable empezar a pensar en volver al trabajo tras las vacaciones. Se acabó el levantarse tarde, el no tener horarios, el comer cualquier cosa, el no pensar en nada más que en descansar… En definitiva, se acabó lo bueno. Para que la vuelta al trabajo y a la rutina no te depriman, te vamos a dar una serie de consejos que te ayudarán a volver al trabajo tras las vacaciones.

Cómo volver al trabajo tras las vacaciones y retomar la rutina

1. Recupera la rutina del sueño unos días antes

Lo peor de volver a trabajar es tener que madrugar. No voy a decirte que sea fácil adaptarse otra vez a escuchar el sonido del despertador, pero lo llevarás algo mejor si vas retomando una rutina de horarios de forma gradual.

4 días antes de volver al trabajo tras las vacaciones, acuéstate 15 minutos antes y levántate también 15 minutos primero. Aumenta el tiempo un poco más cada día, hasta que te acuestes a una hora prudente y te levantes más o menos a la misma hora que siempre.

Y cuando comiences a trabajar, procura acostarte pronto los primeros días y no consumir demasiada cafeína. De esa forma, descansarás mejor.

2. Date un tiempo para descansar de las vacaciones

Vuelves a casa de vacaciones y estás más cansado que cuando te fuiste. Seguro que te ha ocurrido alguna vez. Por eso, los expertos recomiendan regresar a casa unos días antes de empezar a trabajar. Eso te ayudará a relajarte, a adaptarte de nuevo a una rutina y a organizarlo todo para cuando tengas que volver al trabajo tras las vacaciones.

También puedes aprovechar, por ejemplo, para dejar algo de comida preparada y congelada. Así, durante los primeros días no estarás tan agobiada.

3. Evita que la vuelta sea un lunes

Otra recomendación que te ayudará a volver al trabajo tras las vacaciones es que el primer día no sea un lunes. Siempre que puedas, escoge mejor un miércoles o un jueves. De esa forma, el fin de semana estará cerca y no te resultará tan duro el volver a la rutina.

4. Paso a paso

No dejes que el trabajo acumulado durante tus vacaciones te sobrepase el primer día de trabajo. Lo mejor es que te lo tomes con calma, como un periodo de adaptación. Organiza las tareas en función de la urgencia y vete marcándote metas diarias. Cuando haya pasado una semana, seguro que ya has recuperado el ritmo de trabajo.

Lee también: Consejos para mantener la motivación en el trabajo

5. No vayas del trabajo a casa

Que hayas vuelto a la oficina no significa que el verano se haya acabado. Los días siguen siendo largos y todavía hace buen tiempo. Así que, cuando salgas del trabajo, queda para tomar algo en una terraza, o lleva a los niños al parque. El aire libre te sentará bien.

6. Planea actividades para el próximo festivo

En vez de llegar de vacaciones y pensar en lo lejos que te quedan las siguientes, márcate objetivos a corto plazo. Piensa en una excursión para el próximo día festivo o planifica una escapada para el siguiente puente.

Del mismo modo, es bueno que te apuntes a ese curso que siempre has querido hacer.

7. Retoma tu rutina deportiva

Si durante el verano has dejado de ir al gimnasio o de salir a correr, es hora de volver a hacer ejercicio. Está demostrado que hacer deporte ayuda a combatir el estrés y aporta energía. Con un paseo de 30 minutos al día es suficiente.

Lee también:

8. Vuelve a comer sano

Durante las vacaciones siempre tendemos a descuidar la dieta. Por tanto, en cuanto regreses a casa procura volver a unos hábitos alimenticios saludables. Si has cogido algunos kilos, no es bueno que sigas una dieta de choque. Lo que debes hacer es reducir las grasas y los azúcares e incrementar la ingesta de verduras, frutas y legumbres. Las proteínas, mejor a la plancha o al horno.

9. Piensa en las ventajas de tener trabajo

Si acudes cada día al trabajo pensando en lo bien que estarías sin trabajar, esa energía negativa no te beneficiará para nada. Piensa en cuánta gente desearía poder tener un empleo, en lo que te aporta tener unos ingresos todos los meses (como el poder pagar las vacaciones de las que acabas de volver) y en que estás aportando algo bueno a la sociedad.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Los seguros de coches para mujeres abrieron el camino. Ahora, las compañías aseguradoras han visto...

Cambiar de trabajo, incluso de profesión, puede parecer una locura tal y como están las cosas. Pero...

Hoy en día no es seguro llevar dinero en metálico, y menos aún cuando salimos de viaje. Está bien...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.