Vestidos para bodas: reglas de etiqueta

Moda, Tendencias  / 

Los vestidos para bodas son siempre prendas especiales. Sí, sabemos que en las bodas la novia es la estrella pero eso no significa que no podamos nosotras arriesgar y jugar a las princesas por un día. Es un momento para celebrar la felicidad de la pareja y tenemos y debemos estar fenomenales para la ocasión.

Sin embargo, cada boda tiene su contexto y a veces resulta difícil saber cuáles son los vestidos para bodas más apropiados a cada situación. ¿Vestidos largos o cortos? ¿Coloridos o neutros? No te preocupes. Te enseñamos un poco de etiqueta para las bodas, para que nunca falles.

Vestidos para bodas: un mundo muy suyo

Las bodas pueden ser dividas en tres tipos: formales, semiformales o casuales, y cada uno requiere un tipo de vestido distinto. Otro factor que influencia esta elección es el momento del día en el que la boda toma lugar.

Bodas por la mañana

Las bodas por la mañana son, normalmente, más informales. Esto significa que puedes llevar un vestido más casual y cómodo.

Bodas informales: Elige un vestido de boda corto y con corte y estampado más de verano. Si no te gustan las estampas, puedes llevar algo colorido. Se acepta que lleves un vestido que llevarías a diario por las calles soleadas.

Bodas semiformales: El principio es el mismo de las bodas informales, ya que puedes llevar un vestido de verano más común, pero en las bodas semiformales debes tener en atención el corte y la tela del vestido. El vestido debe ser leve, cómodo y divertido, pero sofisticado.

Bodas formales: Un vestido de cóctel. Estos vestidos para bodas se destacan por ser cortos (por encima de las rodillas) y muy sofisticados. Su color típico es el negro pero para una boda por la mañana elige un vestido con colores más claros pero sobrios.

Bodas por la tarde

Las bodas por la tarde, igual que por la mañana, suelen tener un tono más informal. Sin embargo, muchas bodas por la tarde se extienden hasta la noche y los vestidos para esta ocasión tendrán que corresponder a estos dos momentos.

Bodas informales: Igual que en las bodas por la mañana, elige un vestido colorido y más leve y fresco. Las telas de algodón o algodón jersey son las más adecuadas.

Bodas semiformales: El tipo de vestido será el mismo que en las bodas informales. Sin embargo, elige telas más sofisticadas como la seda o transparencias. El vestido puede ser corto o largo. Para un estilo más conservador, opta por un vestido largo y con estampados florales.

Bodas formales: Un vestido de cóctel más sofisticado y formal. El vestido no debe ser demasiado corto y debe llevar colores sobrios. Olvida los zapatos planos. Opta por un modelo de zapatos de tacón cómodo en el que consigas aguantar toda la boda incluso si se alarga por la noche.

 

Lee también: 5 claves para vestir para una boda de día

Bodas por la noche

Las bodas por la noche o al final de la tarde son tradicionalmente más elegantes y formales. Bajo las estrellas, tienes la posibilidad de brillar y disfrutar de vestidos más clásicos y con un toque de Hollywood. Olvida el algodón y elige vestidos de encaje o satén.

Bodas informales: una boda informal por la noche sigue siendo una boda que requiere un poco más de sofisticación. Un vestido de cóctel a media pierna con colores sobrios es una buena opción.

Bodas semiformales: Los vestidos para bodas semiformales por la noche deben ser más sofisticados y elegantes. Opta por un vestido largo o un vestido de cóctel a media pierna pero con tela brillante y/o colores joya.

Bodas formales: Estas son las bodas en las que puedes brillar. Una fiesta elegante y sofisticada merecedora de una alfombra roja. Vestidos largos, con telas de calidad, brillos o encaje, tu estilo tiene que ser de lujo. Elige colores oscuros y no tengas miedo a complementar tu vestido con bonitas joyas u otros accesorios. Piensa: ¡elegancia!

 

Consejos en la hora de elegir vestidos para bodas

A la hora de elegir tu vestido ten siempre en cuenta estas reglas de etiqueta:

  • Si te preguntas si un vestido será demasiado corto, es porque es demasiado corto.
  • El centro de la boda es la novia, evita por eso escotes pronunciados en el pecho y espalda.
  • No lleves blanco, si no lo piden los novios específicamente.
  • Ten en atención el nivel de conservadurismo y cultura de los novios y del lugar donde es la boda.
  • Intenta saber el tipo de vestido y color de las damas de honor para que no parezca que estás intentando pasar por una.
  • Si no estás segura del tipo de boda, no tengas miedo a preguntar.
  • Si la boda tiene un tema especifico, ajusta la elección de tu vestido a ese tema.
  • Evita vestidos muy justos y sensuales.

 

Ahora que sabes las reglas de etiqueta básicas, solo te queda elegir el vestido perfecto para lucir y celebrar la felicidad de la pareja. Ponte guapa, elegante, bella y ¡a disfrutar!

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las mujeres tenemos muchas pasiones en lo que a la moda respecta. Que si los bolsos, los zapatos,...

Los bolsos son uno de esos complementos que forman parte de nuestro outfit siempre. Vayamos donde...

A la mayoría de las mujeres nos encanta ir de compras. De hecho, para muchas es uno de nuestro...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan