Las ventajas y desventajas de los esmaltes permanentes

Belleza, Uñas  / 
Seguir leyendo

Es innegable el éxito que han tenido desde su aparición, pero todo tiene su lado positivo y negativo. Por ello, si te gusta lucir las uñas perfectas y por un largo período de tiempo, es importante que conozcas las ventajas y desventajas de los esmaltes permanentes.

Desde que el esmaltado permanente comenzara a poder aplicarse en las uñas y hasta nuestros días, este cada vez cuenta con más adeptas e incluso ya es más utilizado que las uñas de gel.

A pesar de todo, a día de hoy aún son muchas las dudas que hay acerca de los esmaltes permanentes. Pero, ¿qué ventajas y desventajas proporcionan?

6 ventajas de los esmaltes permanentes

En lo referente a las ventajas con las que cuentan los esmaltes permanentes las más importantes son las siguientes.

1. Son de larga duración. Durante 2 o 3 semanas las uñas lucen perfectas, es decir, hasta que la uña comienza a crecer.

2. Proporcionan una gran cantidad de brillo a las uñas.

3. Los esmaltes permanentes de calidad cuidan y protegen las uñas sin dañarlas ni debilitarlas.

4. El secado de este esmaltado es completo y no hay riesgos de que se estropee.

5. Cuando se utilizan productos de calidad no es necesario dejar que pase ningún día entre un esmaltado permanente y el siguiente.

6. La utilización de las lámparas LED, para el secado de las uñas, no es perjudicial para la piel.

Relacionado: Diferencias entre esmalte permanente y semipermanente

6 desventajas

Al igual que se han destacado las 6 principales ventajas, el esmalte permanente también tiene las siguientes 6 desventajas.

1. Un esmalte permanente que sea de menor calidad puede llegar a dañar la uña.

2. La exposición de manera periódica de las manos a los rayos UV puede acabar siendo dañino y perjudicial para la piel.

3. Eliminar el esmaltado permanente es bastante complicado y puede acarrear que la uña sufra y se debilite.

4. Un uso excesivo de estos esmaltes puede llegar a ocasionar que la uña no se oxigene.

5. Este tipo de esmaltes suele tener un precio elevado, mucho mayor que el de los esmaltes tradicionales.

6. Los dermatólogos han llegado a advertir que el uso prolongado de estos productos puede hacer que las uñas se vuelvan más finas y tengan una mayor probabilidad de rotura.

A los especialistas les preocupa tanto los productos químicos que contienen los esmaltes permanentes como la acetona que se utiliza para quitar el producto.

En definitiva, hay que tener presente en todo momento que es importante acudir a un centro estético de calidad para que el esmaltado permanente se realice de forma correcta. En el caso de aplicarlo una misma en casa, hay que hacerlo con marcas que ofrezcan total garantía. Así las uñas quedarán perfectamente protegidas y cuidadas durante más tiempo.

Compartir
Sobre el autor

Apasionada de la moda, la belleza y el deporte. Me gusta leer y viajar, pero sobretodo pasar el verano en la playa.

Artículos Relacionados

Independientemente de si tienes una piel seca, mixta o grasa, el uso de las mascarillas caseras...

Nuestro cuerpo está conformado por distintas fibras, músculos, tendones, articulaciones y...

Todas queremos trucos de belleza sencillos y baratos que podamos añadir a nuestra rutina...