Vaselina para el acné: beneficios y cuidados a tener

Belleza, Piel  / 

Usar vaselina para el acné puede parecer una locura. ¿Cómo es posible que un ungüento tan grasoso no empeore la situación? Pues la realidad es que, aunque no trate directamente este problema dermatológico, puede ayudar a mejorar su condición y a acelerar su desaparecimiento.

Beneficios de la vaselina para el acné

Mantiene la piel hidratada

La vaselina no aporta hidratación, pero actúa como un imán que atrae el agua hacia las células más superficiales. Esto ayuda a impedir que la piel se seque y quede dañada, lo que empeoraría la inflamación ya existente por el acné y retrasaría su cura.

Protege la piel inflamada

El acné es causado por bacterias e impurezas que bloquean los poros y generan una infección. En este caso, usar vaselina para el acné crea una capa protectora y oclusiva sobre la piel inflamada que permite que esta se genere y combata la infección naturalmente sin el riesgo de que nuevas bacterias puedan adentrarse en esos poros y empeorar el grano.

Hace que los tratamientos sean más eficientes

Usar vaselina para el acné no trata la infección ni la causa que ha desarrollado el problema. Para eso, tienes que usar productos propios y adecuados para el tratamiento de este problema dermatológico.

Sin embargo, la vaselina puede apoyar la actuación de estos tratamientos. La capa oclusiva que crea impide la entrada de nuevas bacterias en los poros, pero también atrapa los cremas y serums de tratamiento en ellos. Esto estimula su absorción para que puedan actuar más profunda y eficientemente.

Cómo usarla

La clave para que la vaselina ayude en el tratamiento del acné es aplicarla siempre sobre la piel bien limpia. De otra forma, puede atrapar impurezas en los poros y agravar la inflamación.

Se recomienda aplicarla todos los días, después de ducharte o de usar un limpiador facial y antes de acostarte. Así la vaselina atraerá el agua hacia las células justo en el momento del día en el que la piel empieza su regeneración durante el sueño.

Si usas cremas o serums de tratamiento, debes aplicarlos primero para que luego la vaselina los encierre.

Utiliza pequeñas cantidades para permitir que la piel respire y que todo el producto sea absorbido fácilmente.

Lee también: Para qué sirve la vaselina con limón

Cuidados a tener

Usa solo vaselina pura

La vaselina 100% pura es la única no comedogénica, es decir, que no bloquea los poros. Lee con mucha atención los rótulos antes de aplicar cualquier marca de este tipo de jalea, ya que de otra forma el bloqueo de los poros podrá agravar el acné.

La vaselina original de la marca con este nombre, por ejemplo, es purificada tres veces para garantizar que no hay riesgo de bloqueo. Sin embargo, no todas las marcas son iguales y hay que tener cuidado.

Prueba cómo reacciona la piel antes

No todas las pieles son iguales y hay siempre un riesgo mínimo de que reaccionen al contacto y empiecen a segregar más sebo o se inflamen.

Antes de usarla sobre el grano, prueba aplicar un poco de vaselina en la zona interior de la muñeca y espera por lo menos 24h para confirmar si hay alguna reacción. Esta zona de la piel es bastante sensible y fina por lo que tendrás una mejor percepción de cómo funcionará en el rostro.

Lo ideal es que, si todo va bien, hagas una segunda prueba y apliques la vaselina en un grano más oculto o que puedas fácilmente disfrazar antes de usarla libremente.

Elige las vaselinas hipoalergénicas

No todas las marcas de vaselina son hipoalergénicas, aunque sean puras. Hacer la prueba de la muñeca te ayudará a determinar si eres alérgica o no a alguno de sus componentes, pero más vale prevenir que lamentar.

No te revientes los granos

Por muy fuerte que sea la tentación, reventar los granos soltará las bacterias sobre la superficie de la piel (lo que puede resultar en más granos) y podrá generar una cicatriz.

Si usas vaselina para el acné, este consejo es aún más importante ya que la capa oclusiva de esta jalea atrapará más profundamente las bacterias en los poros y las mantendrá ahí. El riesgo de nueva infección o de que la original empeore es así mayor.

 

Usar vaselina para el acné puede parecer uno de los muchos trucos de belleza que encontramos en Internet y que nos hacen dudar. Esta sospecha tiene fundamento, porque la eficiencia de esta jalea para el tratamiento de este problema de piel depende directamente de que sea no comedogénica. Si lo es, entonces es muy probable que empeores el problema en vez de resolverlo.

Así que, ¡ojo! Si lees bien los rótulos y tienes el cuidado de limpiar muy bien la piel antes de aplicarla, la vaselina puede ser una gran aliada en el combate a los terribles granos.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El blush, también conocido como colorete o rubor, es uno de los básicos de maquillaje que no puede...

Hace tiempo que hacerse un piercing ya no está mal visto, tanto em hombres como en mujeres. No...

Los meses de otoño son los que concentran la mayor cantidad de operaciones de cirugía estética a...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan