Uñas acrílicas: qué son, ventajas, desventajas y cuidados a tener

Belleza, Uñas  / 

Las uñas acrílicas son la manicura del momento. Desde Rihanna hasta Kylie Jenner, son varias las celebridades e Instagrammers que presumen de uñas bien largas, cuadradas o en estilo garra, con o sin aplicaciones y formas raras. Pero por muy bonitas que resulten, este tipo de uñas requiere más cuidados de los que podrías esperar de unas uñas falsas.

Qué son las uñas acrílicas

Estas uñas falsas resultan de la mezcla de un líquido llamado monómero, con un polvo llamado polímero. Solo se deben aplicar por expertos, ya que necesitan muchos cuidados en su aplicación.

Para hacerlo, se moja primero el cepillo en el líquido, se pasa por el polvo y se aplica la mezcla de inmediato sobre la uña, moldeando el acrílico para que se ajuste a esta. Después, es necesario esperar algunos minutos para que este se estabilice antes de aplicar cualquier esmalte o estampado.

En cuanto a las extensiones, hay dos opciones. La persona que las va a aplicar puede aplicar unas puntas falsas, normalmente hechas de un plástico especial, y sujetarlas con el acrílico sobre las uñas, o puede utilizar un molde y crear las extensiones usando el propio acrílico.

Cuánto tiempo duran

Cuánto tiempo duran las uñas acrílicas

La durabilidad de las uñas acrílicas depende de muchos factores. En general, son bastante duraderas en el sentido de que no funcionan como un esmalte que tiene un período de vida limitado. Eso sí, necesitan bastante mantenimiento.

Como son menos flexibles que otros tipos de uñas falsas, como las de gel, hay un riesgo mayor de que se rompan. Sin embargo, la causa principal para su mantenimiento constante es el crecimiento de la uña, ya que a medida que esta crece se empezará a notar más y más la diferencia entre la uña natural y la acrílica.

Ventajas de las uñas acrílicas

Durabilidad

Las extensiones pueden romperse con facilidad por la poca flexibilidad de este material de uñas falsas. Sin embargo, si las llevas cortas y haces el mantenimiento a medida que crecen, pueden durar muchísimo.

Menos dañinas para las uñas

En las uñas acrílicas no existe unión entre la capa superior de la uña natural y la uña falsa. Desde que las cuides y hagas su mantenimiento, son en general menos dañinas que otros tipos de manicuras duraderas.

Extensiones seguras

Incluso si tienes las uñas débiles y con tendencia a romperse, puedes aplicar extensiones sin problemas ya que estas van sujetadas al acrílico y no a las uñas naturales.

Se pueden arreglar

Si te rompes una uña o quieres cambiar su formato, no es necesario remover las uñas acrílicas y aplicarlas de nuevo. Solo hay que aplicar un poco más de este material y ajustarlo para corregir alguna falla o permitir otro formato.

La imaginación es el límite

En cuanto a diseños y colores, las opciones son iguales que para las uñas naturales, o sea, innúmeras. Sin embargo, luego puedes darle alas a tu imaginación y moldearlas de diferentes formas que no sean las tradicionales y añadir accesorios en las extensiones, por ejemplo.

Lee también: Uñas de gel vs uñas acrílicas vs uñas de porcelana

Desventajas

Mantenimiento constante

Las uñas acrílicas son ligeramente más espesas que las de gel, por ejemplo. Por esta razón, a medida que la uña crece, la diferencia entre la uña natural y la falsa se vuelve progresivamente más evidente y es necesario retocarlas a menudo.

Además, este mantenimiento es fundamental para asegurar que las uñas naturales se mantienen sanas.

Peligro de infecciones

Al contrario de otros tipos de manicuras duraderas como las de gel, no existe una unión entre el acrílico y la uña natural. Por esta razón, hay una mayor probabilidad de que haya infecciones, principalmente de hongos que se alojan entre las dos.

Este es también uno de los motivos por los cuales las uñas acrílicas requieren mantenimiento a menudo, ya que si hay infección es necesario removerlas lo más rápidamente posible para hacer el tratamiento adecuado.

Pueden romperse fácilmente

Esta desventaja no es tan frecuente si llevas las uñas acrílicas cortas. Pero si las llevas con extensiones, aunque sean solo un poco más largas que tu largura natural, es probable que te ocurra por lo menos una vez.

El acrílico es menos flexible, por lo que, si las uñas se quedan atrapadas en algo o te das un golpe fuerte en ellas, estas no tienen capacidad de rebote y se rompen.

Apariencia falsa

Esta desventaja depende mucho del experto que te aplique las uñas. Si la persona no las moldea con cuidado o no controla la cantidad de acrílico aplicado, el resultado puede quedar claramente falso y grueso.

Vapores dañinos

La mezcla de monómero y polímero libera gases que, además de oler mal, son dañinos para la salud. Asegúrate siempre de que aplicas estas uñas falsas en un lugar que sea bien ventilado para evitar posibles problemas respiratorios.

Cómo cuidarlas

Cómo cuidar las uñas acrílicas

Mantén las uñas secas

Intenta usar guantes siempre que manejes líquidos con esta manicura. Cuando te lavas las manos o no puedes evitar mojarlas, asegúrate de secarlas muy bien una por una.

Si entra humedad en ellas, tendrás las condiciones perfectas para el desarrollo de hongos e infecciones.

Lávate las manos con jabón antibacteriano

Estos jabones son una ayuda para prevenir las infecciones más comunes en este tipo de manicura. Recuerda secarte muy bien las manos después también e incluso usar un bastoncillo de algodón en el interior de las extensiones si las llevas.

Repara cualquier daño rápidamente

Si notas alguna grieta en tu manicura, intenta arreglarlas lo más rápido posible antes que ese daño empeore.

Será más fácil corregir el problema sin tener que remover las uñas completamente si lo haces pronto y es, además, importante para prevenir que microbios y gérmenes se adentren por esa grieta e infecten la uña.

Usa quitaesmaltes sin acetona

La acetona corroe el acrílico. Cuando te cambies el color de tu manicura, elige quitaesmaltes naturales o más suaves sin acetona para prevenir daños.

Hidrata las cutículas y las manos a menudo

Si la piel y las cutículas alrededor de las uñas está seca, puede empezar a descamarse o a abrir pequeñas grietas que permiten la entrada de bacterias en las uñas.

Además, tener unas manos bien hidratadas es fundamental para lucir la manicura en toda su belleza.

Aplica aceites neutrales en las uñas

Aceites hidratantes o neutrales ayudan a que las uñas acrílicas mantengan su flexibilidad y a evitar que se rompan o tengan grietas más fácilmente.

Aplica un base coat frecuentemente

Incluso si no llevas tus uñas falsas con esmaltes, debes aplicar un base coat por lo menos una vez a la semana. Estas fórmulas crean una capa protectora que ayuda a prevenir daños en la uña mientras aportan un brillo natural.

 

Las uñas acrílicas son una manicura duradera y que permite decoraciones y formatos imposibles con otros tipos. Su mayor ventaja son las extensiones que te puedes poner, incluso si tienes uñas naturales débiles y con tendencia a romperse.

Eso sí, aunque sean duraderas no puedes descuidarlas en ningún momento. El riesgo de infecciones es real y debes estar preparada y consciente de que necesitarán mucho mantenimiento mientras las llevas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Teñirse el pelo no es una decisión tomada de sopetón. Hay que tener en consideración los colores...

Al igual que utilizamos el tipo de loción, la crema y el resto de cosméticos más adecuados a...

Hay varios tipos y métodos de depilación, pero seguramente que ya has notado que cada vez más se...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan