Cómo trabajar bajo presión: Aprende a gestionarlo

Dinero y Carrera  / 

Si últimamente has estado mirando ofertas de empleo, te habrás dado cuenta de que una competencia cada vez más demandada es la de ser capaz de “trabajar bajo presión”. Pero tranquila, que eso no significa que vayas a tener siempre a tu jefe detrás de ti dándote gritos.

Trabajar bajo presión implica mantener la calma en situaciones imprevistas y ser eficaz incluso en épocas de sobrecarga de tareas o plazos muy ajustados para entregar un proyecto. Trabajar más, mejor y en menos tiempo es lo que piden todas las empresas.

Con un mercado laboral cada vez más competitivo, es fundamental poder soportar bien la presión sin venirse abajo. La parte buena es que esta habilidad puede aprenderse. El truco consiste en saber priorizar, en ser organizada, en delegar y en planificar bien el día a día. Una vez que estés preparada, notarás que serás mucho más productiva.

6 trucos para trabajar bajo presión

¿Quieres saber cómo lidiar con entornos laborales exigentes? Apunta los siguientes tips.

1. Piensa en la presión como una oportunidad

No hay nada peor para no cumplir los plazos que tener una actitud negativa y derrotista. La inseguridad no es buena compañera. Por el contrario, si adoptas una actitud positiva lograrás cumplir tus objetivos. Piensa, por ejemplo, que trabajar bajo presión te ayudará a desarrollar nuevas habilidades y a aumentar tu productividad.

2. Coordina a todo el equipo

Dicen que la unión hace la fuerza. Así que cuando se produzca una crisis y el estrés afecte a toda la oficina, lo mejor es que los diferentes equipos se coordinen para, entre todos, encontrar soluciones.

3. Reconoce los errores

Nadie está libre de cometer un error. Si la equivocación es de algún miembro del equipo, no merece la pena perder el tiempo echándole la culpa. Es mucho más efectivo que entre todos busquéis la forma de solventarlo.

¿El error lo has cometido tú? Reconócelo y acéptalo. Para arreglarlo puedes pedir ayuda a otros compañeros. Una vez superado, analiza las causas para evitar que se repita.

4. Haz acopio de energía

Trabajar bajo presión desgasta mucho. Por eso es muy importante que hagas pequeñas pausas para recargar las pilas. Por la noche, duerme por lo menos 7 horas y no renuncies a tus vacaciones ni a los días libres que te corresponden. Si estás agotada, no rendirás como deberías.

5. Practica deporte y desconecta

Aunque estés muy cansada, no deberías renunciar a hacer algo de ejercicio de forma regular. Te ayudará a despejar la mente y a recuperar energía. La gimnasia aeróbica, las artes marciales y las actividades relajantes como el yoga o la meditación son muy efectivas para liberar el estrés acumulado durante el día.

También te vendrá muy bien desconectar de vez en cuando y practicar ejercicios de respiración. Estos te ayudarán a mantener el control gracias que estabilizan la frecuencia cardíaca y disminuyen la sensación de ansiedad provocada por el estrés.

Relacionado: Cuáles son los mejores deportes para relajarse

6. Organización y disciplina

Si quieres superar la sobrecarga de trabajo es fundamental que mantengas la calma. Respira hondo, organiza tu agenda, establece prioridades y concéntrate en las tareas de una en una. Según las vayas acabando, táchalas. Verás cómo, poco a poco, la lista se va reduciendo.

¿Necesitas ayuda para gestionar mejor el tiempo? Las aplicaciones son unas grandes aliadas. Tienes muchas para escoger, pero puedes empezar por echar un vistazo a las siguientes:

Wunderlist. Combina tradición y tecnología. Escribir una lista de tareas es muy útil, pero si pierdes el papel es tiempo perdido. Con esta aplicación eso no te volverá a pasar. Es gratuita, así que no pierdes nada por probarla.

Harvest. Una de las más populares. Cronometra el tiempo que dedicas a cada proyecto, incluso registra los gastos asociados a cada uno. Está disponible para dispositivos iOs y Android. También para ordenadores con sistema operativo Windows y Mac. Hay una versión gratuita de prueba.

Freckle. Es especialmente útil si trabajas en grupo, ya que permite saber quién ha hecho qué. Es muy visual, y con sólo echar un vistazo a un gráfico puedes conocer el tiempo dedicado a cada proyecto. Se puede acceder desde la mayoría de los dispositivos móviles.

RescueTime Lite. Si estás escribiendo en el ordenador y no puedes resistirte a controlar cada poco tus redes sociales, esta aplicación puede ayudarte. Ofrece la posibilidad de bloquear temporalmente páginas y aplicaciones. También sigue toda tu actividad y te dice en qué has invertido tu jornada laboral.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Hay que ahorrar, hay que ahorrar, hay que ahorrar… Ese mantra resuena en nuestras cabezas desde que...

¿Te estás planteando trabajar desde casa? Ya sea porque has decidido ponerte por tu cuenta o porque...

Estudiar ya es de por sí un trabajo a jornada completa. Entre las clases, los exámenes y las...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.