Tipos de meditación: cuáles son y sus beneficios

Bienestar, Salud  / 

Si buscas despejar tu mente y llenar de serenidad tu espíritu, puedes encontrar algunos tipos de meditación que pueden ser funcionales para ello. Tal vez nunca hayas oído hablar de algunos de estos métodos, pero la verdad es que pueden separar la mente de tu cuerpo y te permiten ver todo desde una perspectiva diferente. Comienza por practicar la meditación y obtén los muchos beneficios de esta técnica ancestral, cada vez mas popular.

8 tipos de meditación que debes conocer

¿Pensabas que solo había una forma de meditar? Pues la verdad existen diversos tipos de meditación que pueden adecuarse a las necesidades y características de cada persona. Todos ellos comparten el objetivo en común de ayudarnos a adquirir una nueva perspectiva y a manejar de mejor manera nuestros pensamientos y sentimientos. Conoce algunos de los tipos de meditación más populares en la actualidad y elige el que consideres que es mejor para ti.

Meditación Vipassana

Meditación Vipassana

Lo que se conoce como meditación Vipassana es una técnica budista ancestral que se caracteriza por profundizar en un análisis interno del yo. Es más como una introspección, pero de una manera mucho más concentrada. A través de ella, se pueden identificar pensamientos o sentimientos específicos que pueden estar afectando nuestra vida, ya que nos deja ver todo de una manera extra corpórea, que facilita la identificación de todo lo que nos hace daño.

Aparece entre los tipos de meditación como una alternativa eficaz para quienes no tienen tranquilidad espiritual y su práctica es muy simple. Basta enfocarse en un ejercicio de respiración donde la concentración en la inhalación y exhalación son importantes pues será la manera de despejar nuestra mente. Una vez que adquiramos un nuevo estado de consciencia, se pueden identificar emociones de todo que deben dejarse pasar.

Beneficios:

  • Se identifican emociones y pensamientos perjudiciales para nuestra mente y espíritu.
  • Ayuda a no juzgar lo sentimos, sino que permite superar lo negativo de un mundo consciente.

Meditación Trascendental

La meditación trascendental es una forma de meditar bastante diferente a lo que comúnmente puede conocerse en Occidente. Esta tiene su origen en la India ancestral y consiste básicamente en la relajación mental por medio de un mantra. Si no lo sabías, un mantra es una frase con la que se puede condicionar nuestros pensamientos, después de una serie de repeticiones.

Con la meditación trascendental y la ayuda de un gurú o guía espiritual  se define un mantra propio o personal para despejar nuestro estado mental. Es una técnica bastante personalizada en la que se toman en cuenta los rasgos de cada persona y el propósito fundamental de su meditación. Quienes practican el método trascendental pueden generar un cambio significativo en lo que creen sobre ellos mismos y su visión del mundo.

Beneficios:

  • Se pueden generar cambios sobre la percepción interna como individuo y del entorno de la persona.
  • Facilita el logro o creencia de objetivos concretos, a través del mantra personal.

Lee también: ¿Cuáles son los beneficios de la meditación?

Meditación Kundalini

Otro de los tipos de meditación más populares en la actualidad es la meditación Kundalini. Esta se basa en alcanzar un estado de consciencia plena a través de la repetición de mantras, cánticos y diferentes técnicas de respiración con el fin de liberar la energía, que se cree que está almacenada en la columna vertebral y puede conducirnos a la iluminación interna. Esto recibe el nombre de energía Kindalini.

Dicha energía puede programarse por todo el cuerpo, mente y espíritu para revitalizar las energías de nuestro ser. Es una forma más bien dinámica y no tan pasiva de lograr la relajación mental, si se le compara con otras técnicas de meditación. Lo cierto es que la energía Kundalini puede brindarnos la fuerza y energía suficiente para producir cambios internos en diferentes aspectos.

Beneficios:

  • Puede energizar el estado mental de una forma dinámica y diferente.
  • Resulta ideal para sacar provecho de la mente inconsciente respecto a nosotros mismos.

Meditación en Movimiento

Si eres una persona inquieta y buscas tipos de medicación para relajar tus pensamientos, esta técnica puede venirte bien. Consiste en alcanzar un estado de consciencia plena a través de distintas técnicas de respiración. Basta con solo poner especial atención a como entra y sale el aire de nuestro organismo, para lograr esa concentración necesaria y saber que estamos meditando.

Una vez podamos identificar y analizar nuestros pensamientos y emociones, debemos hacer una serie de repeticiones físicas para calmar la ansiedad e intranquilidad. Se pueden relajar los brazos, subir y bajarlos constantemente al ritmo de nuestra respiración; o se puede tomar una postura al sentarse que permita la movilidad de las piernas de modo pausado. Lo importante es mantenerse en movimiento dentro de la meditación, para satisfacer las necesidades del cuerpo y la mente a la vez.

Beneficios:

  • Es la técnica perfecta para las personas mas inquietas y ansiosas.
  • Se logra un estado de consciencia plena que facilita la tranquilidad mental.

Meditación de Sonido Primordial

Hoy día es muy popular este método en países occidentales, aunque su origen se remonta a la antigua India. Guías espirituales de gran reconocimiento como Deepak Chopra han puesto en boga esta vía de meditación. Es quizás uno de los tipos de meditación más conocidos, ya que se basa en la repetición de un mantra para generar las vibraciones suficientes para apartar la intranquilidad mental y alcanzar un nuevo estado consciente.

El principio fundamental de este método parte del hecho de que los mantras son considerados frases sagradas en la India, que de verdad funcionan para adquirir nuevos condicionamientos en nuestro pensamiento y fomentan la meditación.

Se pueden encontrar programas diseñados de acuerdo a la meditación de sonido primordial, con instrucciones y mantras específicos para trabajar. Quienes desean meditar de una forma organizada recurren a este método y se enfocan en la repetición de mantras para despejar sus pensamientos y conseguir la tranquilidad que buscan.

Beneficios:

  • Es una forma estructurada de meditar, basada en la repetición de diferentes mantras.
  • Puede ser la forma mas idónea para producir cambios significativos en la psique.

Meditación Chakra

Meditación Chakra

No puede faltar entre los tipos de meditación lo que se llama meditación chakra. Si tampoco lo sabes, los chakras son puntos energéticos específicos repartidos en nuestro cuerpo y tenemos 7 de ellos. Pues esta meditación trata de revitalizar y activar estos puntos para trabajar energías específicas en nuestro cuerpo y mente.

Cada uno de esos puntos de energía está asociado a diferentes colores y sonidos, que pueden activar su correcto funcionamiento. Cuando se hace de la manera correcta, puede ser realmente increíble la transformación que se produce en la mente y el cuerpo, de ahí que sea empleada por algunos como un método curativo más que una técnica de relajación. Se puede realizar por medio de la escucha de ciertos sonidos, de la adecuada postura de las manos y de la visualización interna que permita la conexión directa con los chakras.

Beneficios:

  • Se pueden curar ciertas condiciones físicas a través de este método.
  • Genera cambios importantes en ciertos puntos de energía, que reacomodan nuestra sensación de bienestar.

Meditación Zen

Otro de los tipos de meditación conocidos es la meditación Zen. Esta es una palabra del japonés que hace referencia a una postura sentada, que es básicamente como debe practicarse este método. Sin embargo, se diferencia de otras técnicas ya que suele ser más estricta en su forma de proceder.

Para practicar la meditación Zen hay que prestar atención a la respiración, pero esta vez no por la nariz sino por medio del vientre. Es ahí donde debe concentrarse nuestra atención pero, además de ello, debe mantenerse una postura rígida de la columna vertebral alineada y recta por completo.

Nuestra cabeza debe estar inclinada hacia abajo, con la barbilla pegada al pecho, y las manos deberán colocarse sobre el vientre para sentir la respiración. Lo especial de este método es que los ojos deben estar abiertos en todo momento y, sin importar lo que se vea, podemos lograr la consciencia plena y un estado mental de tranquilidad completa. Por lo general, la meditación Zen solo está señalada para los mas expertos.

Beneficios:

  • Se puede lograr un nivel de relajación física y mental, sin sufrir perturbaciones externas.
  • Se puede disfrutar de la contemplación mientras se analizan las emociones y pensamientos.

Meditación Tonglen

La meditación tonglen sirve para hacer frente al sufrimiento y superarlo de manera directa, a diferencia de lo que solemos hacer cuando sentimos dolor y lo guardamos intentando no pensar en ello. Por ello, el método Tonglen es uno de los mejores tipos de meditación, pues sirve para promover el perdón y la compasión propia.

En principio, lo que se busca con esta meditación es enfrentar las situaciones difíciles para superarlas rápidamente, dejando de lado los pensamientos negativos y alcanzando el perdón y la tranquilidad interna. Para practicarla, es suficiente adquirir la postura más cómoda, bien sea sentado o acostado, cerrar los ojos y visualizar lo que queremos superar, al aceptar y permitir que surja una versión calmada y positiva.

Beneficios:

  • Se pueden superar pensamientos y situaciones difíciles, que impiden el progreso personal.
  • Fomenta la compasión y empatía con aquellos que nos han hecho daño.

¿Qué tipo de meditación elegir?

¿Qué tipo de meditación elegir?

Son muchos los tipos de meditación existentes y los que ya mencionamos son apenas un esbozo de los muchos métodos antiguos vigentes. Pero si te preguntas ¿cuál debo elegir? Solo debes tener en cuenta tus necesidades y el por qué de la meditación. De este modo tendrás más claro qué técnica puede ser más útil para ti. 

Ten en cuenta tu nivel de concentración y de impaciencia, pues si eres una persona bastante intranquila, lo mejor es que recurras a tipos de meditación como la Vipassana o la de meditación en movimiento. Sus métodos son bastante relajados, y son recomendados para quienes se inician en esta forma de relajación. Podrás moverte, observar tu entorno y enfocarte en tu respiración de manera simple.

Si ya tienes experiencia en esto de lograr una perspectiva diferente por medio de un nuevo estado mental, lo tuyo ha de ser la meditación Zen o Kundalini. Así puedes experimentar nuevas sensaciones y formas de análisis introspectivo para tu propio bienestar. Vas a necesitar de una mayor rigidez en cada paso y movimiento, pero puede valer la pena.

Ahora, si lo que buscas son tipos de meditación que produzcan también cambios físicos, puedes practicar la meditación chakra o Tonglen. Con ellas se pueden curar enfermedades o condiciones como resultado de la reprogramación de los pensamientos y de los cambios energéticos. Están señaladas para tratar aspectos específicos en cada persona.

La verdad es que puedes elegir la meditación que desees. Lo importante es sentirte cómoda en todo momento con sus técnicas, para de verdad lograr la calma en nuestra mente y que esta se refleje en nuestro cuerpo. ¡Omm!

Lee también: Técnicas de meditación para dormir

Técnicas de meditación para principiantes

Si apenas te inicias en la meditación, puedes seguir una serie de técnicas para lograr el objetivo deseado. En primer lugar, debes escoger entre los tipos de meditación más flexibles en sus procedimientos. Sigue los pasos que se presentan a continuación:

  1. Aléjate de las distracciones y busca un área tranquila. Puedes visitar un parque, algún paisaje natural o el salón de tu casa en calma. De este modo evitas cualquier tipo de distracción y permites concentrarte fácilmente. Esto es importante para quienes tienen déficit de atención.
  2. Utiliza un espacio cómodo. Puede ser un amplio sillón, una alfombra o un simple cojín. Lo ideal es que sea lo suficientemente cómodo para apoyarte en la postura que elijas. Bien sea recostada o sentada.
  3. Concéntrate en el motivo de tu meditación. La única forma de lograr la tranquilidad mental, es que visualices el motivo por el cual meditas. Bien sea para relajarte o identificar ciertos pensamientos o emociones, debes fijar tu atención en ello.
  4. Una vestimenta cómoda. De nada sirve que medites en traje o vestido incómodo. Lo mejor es que puedas usar ropa holgada que no te haga sentir incómoda ni interrumpa tu sesión meditativa.

Todos estos tipos de meditación son perfectos para un solo objetivo: paz mental y física. Además, conllevan una serie de beneficios que pueden reflejarse en otros aspectos de la vida. Practica, piensa y libera tu cuerpo, mente y espíritu.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.