Qué tipos de flequillos convienen según la forma de la cara

Belleza, Pelo  / 

Existen diversos tipos de flequillos, según el largo, la forma y la caída del pelo. Esta gran variedad da mucha versatilidad a la hora de buscar un cambio de look. No obstante, hay que tener en cuenta la fisionomía de la cara para elegir un estilo que quede de forma armónica con el rostro.

Tipos de flequillos según tu tipo de rostro

El flequillo es una parte de las partes de la melena que son más fáciles de modificar. Pero ese cambio puede suponer un antes y un después en el look de una persona. Por eso es tan importante elegirlo bien.

Algunas personas creen que el flequillo da una apariencia infantil al rostro y por eso se suele ver más en mujeres jóvenes. Pero, en realidad, esta parte del pelo está más condicionada por la forma de la cara y no la edad. Va a depender del tipo de corte y el largo, lo que va a determinar cómo queda.

Del mismo modo que la forma del cuerpo condiciona qué modelo de ropa nos queda mejor, la de la cara también marca qué tipos de flequillos son más favorecedores. Obviamente que no hay normas y cada una tiene la libertad de elegir lo que más le guste, pero está bien saber qué clase nos ayudará a vernos mejor.

Flequillo para caras alargadas

|
Las personas con la cara alargada, más si llevan el pelo largo, necesitan aquellos tipos de flequillos que les den una apariencia facial más redondeada. Es decir, que corten un poco el rostro.

Para que el flequillo no quede muy voluminoso, puede ser con un corte en escala y despuntado. Del mismo modo, es aconsejable dejar que se seque al natural en lugar de pasarse la plancha. Si quieres evitar el efecto frizz siempre se puede usar el secador sin cepillo.

Que el flequillo sea recto no implica que necesariamente sea tupido, se puede usar abierto o de lado para moverlo de un sitio a otro de la cara y dar versatilidad según la ocasión y el día.

Flequillo para caras redondas u ovaladas

|
Las personas con rostro redondo y ovalado necesitan justo lo contrario que en el caso anterior. El flequillo debería ayudar a que el rostro parezca más fino de lo que es en realidad.

La ventaja de esta forma de cara es que son muchos los tipos de flequillos que pueden sentar bien. Quizás lo único a destacar es que es recomendable que sean más tupidos y con cuerpo.

Se aconseja que para las personas con este rostro descarten los flequillos rectos porque les hará verse más hinchadas y con la carta más corta. Por eso la recomendación estrella es usar un flequillo de lado, en diagonal, que vaya de menor a mayor.

Flequillo para cara cuadrada

|
Las personas con cara cuadrada suelen tener una mandíbula, un mentón o unos pómulos prominentes por lo que no se recomienda que se usen flequillos rectos. Este corte geométrico lo que hace es que se acentúe la dureza de los rasgos y se asemeje al look de un robot.

Al igual que las personas con cara redonda u ovaladas, aquellas que tienen un rostro más cuadrado es preferible que se decanten por flequillos ladeados o más largos, que suavicen las facciones. Si se eligen las dos características se puede conseguir una apariencia más juvenil y femenina.

Lee también: Peinados con flequillo para inspirarte

Flequillo para cara triangular

|
Los rostros triangulares suelen estar formados por una frente más ancha en contraposición a unos pómulos pequeños y una estrechez facial. Para este tipo de personas lo mejor es elegir tipos de flequillos rectos y muy bien cortados para dar un efecto de mayor relleno en la cara y que esta se vea más equilibrada.

Además, para dar mayor volumen, lo mejor es que el flequillo disponga de varias capas y de una buena longitud. Para eso es bueno que los mechones más cortos sean los que se ubican por encima de la ceja y los más largos queden en los laterales, para que incluso se puedan poner detrás de la oreja.

Flequillo para cara de pera o trapezoidal

|
La cara de pera (o también denominada trapezoidal) es la que la longitud de la cara es superior al ancho de la misma, aunque tiene una tendencia a la forma cuadrada. Acostumbra a tener una barbilla grande y una frente estrecha y baja.

Por toda esa fisonomía tan particular, lo mejor para este caso es un flequillo abierto (para que le dé amplitud a la frente) y voluminoso (para disimular el ancho de la misma). Además, debería ser ligeramente curvado para suavizar las facciones. Se puede dejar más natural o usar una planchita para las ocasiones más formales.

Flequillos para cara de corazón

Este tipo de rostros se caracterizan por tener una frente y unos pómulos prominentes y una barbilla más pequeña, asemejando la forma de un corazón (de ahí su nombre). Las caras con esta fisonomía también le tienen que huir a los tipos de flequillos rectos y uniformes.

Para este rostro lo mejor es elegir tipos de flequillos desiguales, abiertos o ladeados. Así se logra mantener la armonía de la cara y potenciar las facciones. Por otro lado, lo mejor es que la caída de los mechones arranquen desde lo alto de la cabeza para ganar en naturalidad y lograr un look más relajado y descontracturado.

Un párrafo aparte merecen las personas que tienen el pelo rizado, puesto que si bien no están condicionadas por la forma de su cara, sí lo están con la de su cabello. Los rulos no impiden que se lleve flequillo pero limita los tipos que se pueden llevar y hay que tener bastante cuidado con los cortes.

Lo más importante es controlar bien el largo de los mechones, porque si se dejan demasiado cortos puede ocurrir que tengan más volumen y no parezca un flequillo o queden con una apariencia extraña. Lo mejor es elegir flequillos que sean largos, rozando las cejas, o poco densos.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El cabello fino es un tipo de pelo que requiere cuidado especial, ya que este tiende a romperse con...

Durante muchos años, este tratamiento estuvo limitado a apenas algunos salones de belleza, pero...

Para una mujer coqueta, llevar la manicura hecha es imprescindible. El hecho de tener las uñas...

Sobre el autor