Cuáles son los tipos de depilación que existen

Belleza  / 

Los cánones de la moda actuales estipulan que las mujeres se rasuren los pelos de gran parte del cuerpo, algo que no suele ser del agrado de ninguna. La parte buena es que existen diferentes tipos de depilación que se adaptan a las preferencias y gustos de cada una.

8 diferentes tipos de depilación

Depilarse es, dentro de las rutinas de belleza, una de las más tediosas, pesadas y odiadas por las mujeres. Quizás por ese motivo empezaron a surgir diferentes alternativas para llevar a cabo esta tarea.

Existen una gran variedad de tipos de depilación. Hay que tener en cuenta que no todos son recomendables para todo tipo de piel. El color es otro factor que hay que contemplar a la hora de elegir un método de eliminación del vello.

Antes de decantarse por cualquier tipo de depilación, es importante primero hacer una pequeña prueba en un área del cuerpo que no esté muy a la vista y comprobar si el producto genera una reacción adversa. En caso negativo, una puede proseguir a emplearlo, si no es mejor consultar con un profesional médico. Si se opta por acudir a un centro de estética para realizarse cualquier tipo de tratamiento, hay que elegir uno con personal calificado.

Ellas Hablan te brinda una lista de cada uno de los tipos de depilación con sus pros y contras para que decidas cuál es el que mejor se adapta a ti.

Depilación con hilo

Este tipo de depilación se basa en emplear hilo para remover el vello. Es una técnica poco empleada en el mundo, pero tiene un origen milenario en el este de Asia. De ahí que también se la denomine depilación hindú.

Las ventajas de este tipo de depilación es que es económico, ecológico (dado que no se emplean materiales contaminantes), solo requiere de hilo (si es de algodón mejor), puede ser menos doloroso que otros métodos y al arrancar el pelo de la raíz es más duradero que otros sistemas. Como no se emplea ninguna sustancia fría o caliente, no genera tanta irritación de la piel.

No obstante, como todos los tipos de depilación, también tiene desventajas. Para empezar requiere de una técnica porque si no se hace bien puede romperse el vello en lugar de arrancarse, lo que hace que el  pelo crezca más deprisa. También se puede dañar la piel si no se hace bien. Así que lo más aconsejable si se elige este método es que lo lleve a cabo alguien especializado. Además, si no se toman los recaudos adecuados, puede infectarse porque el pelo se extrae desde el folículo.

Esta técnica es eficaz en zonas del cuerpo planas, de ahí que más habitualmente se use para la depilación facial. En las zonas más curvas no es efectiva.

Depilación con cuchillas

Este tipo de depilación consiste en remover el vello al rasurarlo con una cuchilla diseñada para ese objetivo. Se puede hacer solo usando agua o con alguna crema depilatoria.

Se trata de una de las formas más rápidas y prácticas de depilar cualquier tipo de vello corporal. Es además económico porque la cuchilla se suele reutilizar un tiempo prolongado.

La principal contra de esta técnica es que el vello vuelve a crecer muy rápidamente, pues no se elimina desde la raíz. De hecho, se suele afirmar que este sistema lo fortalece porque la raíz no se extrae. Por otro lado, puede generar irritación en la piel unas horas después de la rasuración.

Depilación con cremas depilatorias

La crema depilatoria es otra opción para depilarse que consiste en aplicar el producto en la zona del vello y luego removerlo con algún utensilio. No gozan de demasiado popularidad por su poca eficacia.

Los principales pros de este método son que no generan ningún tipo de dolor, ni tampoco irritación. Asimismo, se usar en casa por lo que es una técnica económica y rápida.

Sus contras son parecidos a los de la depilación con cuchillas, como no se elimina el vello desde la raíz este crece de forma más rápida e incluso más fuerte. A veces no remueve todo el pelo del cuerpo, por lo que hay que aplicarlo más de una vez o terminar de extraerlo con pinzas.

Depilación con cera

La depilación con cera es uno de los tipos de depilación más usados en la actualidad y desde hace décadas. Existen de tres modalidades: caliente, tibia o fría.

Una de las principales ventajas de este sistema es que se lo puede hacer en casa una misma sin necesidad de una profesional, aunque ir a un salón suele garantizar un resultado más perfecto. También es económico y rápido de utilizar. Además, como la cera arranca por completo el vello corporal es uno de los tipos de depilación más duraderos.

Como contrapartida, es un método bastante doloroso porque se arranca todo el pelo del cuerpo. Por otro lado, puede dañar un poco la piel debido al tirón que hay que dar a la cera para removerla. Si no se aplica de forma adecuada, la cera puede causar que los pelos se encarnen. Del mismo modo, si el producto está muy caliente (por encima de los 42 ºC) puede provocar quemaduras dérmicas.

No está recomendada para las personas con problemas serios en la piel, como psoriasis o eccemas.

Lee también: Cómo hacer una depilación brasileña

Depilación con máquina eléctrica

La depilación con máquina eléctrica consiste en remover el vello corporal a través de una máquina eléctrica diseñada para esa función. Es uno de los tipos de depilación que fue ganando popularidad sobre todo por su practicidad.

La ventaja más clara de este sistema es que es muy económico, puesto que la máquina se compra una vez y puede llegar a durar años. Además, es muy práctica y lo puede hacer cualquiera en su casa en el momento que le sea más cómodo. Muchos de estos aparatos disponen de una luz que permite tener una buena visibilidad de la zona para que no se escape ningún pelo. Por otro lado, arranca el vello de raíz por lo que es un sistema duradero.

Pero no todo es maravilloso en esta técnica. Al principio puede resultar dolorosa hasta que una se acostumbra a la forma de depilación. Además, para que remueva bien del todo el vello se debe pasar por la misma zona más de una vez, lo que puede alargar el proceso y convertirlo en demasiado tedioso.

Depilación con electrólisis

Este es uno de los tipos de depilación permanentes disponibles en el mercado. Se basa en el uso de unos electrodos que emiten calor y destruyen la raíz del vello para que no vuelva a crecer.

Se trata de una técnica segura de aplicación si lo realiza un profesional formado y cuyos efectos permanentes hacen que el vello nunca más sea una preocupación para la persona. Es más económica que la depilación láser y se necesitan de media alrededor de ocho sesiones para remover todo el pelo.

Se puede elegir independientemente de la tonalidad de la piel dado que los electrodos no se dirigen al pigmento del cabello sino al folículo sin importar su color. Asimismo, no importa el grosor del vello.

No obstante, de los métodos de depilación definitiva este sería el menos elegido porque es el más doloroso. Los electrodos finos que se emplean generan la sensación de un pinchazo de aguja que puede ser muy desagradable y molesto. Por eso, en muchos casos antes de realizar el tratamiento se aplica una anestesia local en la zona.

Además, si no se lleva a cabo el tratamiento de forma adecuada la piel puede decolorarse,  y va a ser muy difícil que vuelva a su tono original.

Depilación láser

Este tipo de depilación es uno de los más populares de la actualidad y consiste en destruir el folículo piloso al atacar con calor el pigmento que contiene el tallo del vello mediante una descarga de láser. Hay de varios tipos: diodo, alejandrita, soprano y soprano ice.

La principal ventaja es que es uno de los métodos más efectivos para eliminar entre el 80 y el 90 por ciento del vello del cuerpo. No es demasiado doloroso y en apenas seis sesiones se puede dar por finalizado el tratamiento. En personas con más pelo quizás se requieren algunas más.

Uno de los principales contras es que es uno de los tipos de depilación más caros del mercado. Es bastante permanente si bien no definitivo puesto que el crecimiento del pelo depende de factores hormonales, por lo que puede volver a surgir. No es recomendable para las mujeres embarazadas y su eficacia depende del tipo de piel de la persona y de la calidad del vello.

En el caso de tener una piel más oscura primero es importante que se haga una decoloración del vello, sino puede ser que aparezcan manchas después del tratamiento puesto que la luz del láser impacta al pigmento del pelo. Además, es necesario una vez se haya realizado el tratamiento proteger la piel de los rayos solares, por eso se suele llevar a cabo más en invierno.

Depilación luz pulsada

Esta depilación llamada también IPL funciona aplicando impulsos de energía de luz en el folículo piloso del vello para detener su crecimiento.

Una de las ventajas de esta técnica es que sirve para todo tipo de pieles, especialmente las más sensibles, porque no causa daños ni tampoco quemaduras. Además, garantiza que la depilación deje de ser una preocupación permanente.

De todos los tipos de depilación definitivos, es el más caro.Si bien es apto para cualquier tipo de piel, no lo es para todas las tonalidades. Cuanto más oscura es más difícil será eliminar los folículos capilares. Del mismo modo, su eficacia es limitada en pelos claros (rubios y grises) y pelirrojos.

Además, requiere un cierto tiempo de reposo entre una sesión y la otra para garantizar la eficacia por lo que los efectos del tratamiento se ven recién pasados algunos meses de haber empezado.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Un labial oscuro es una apuesta arriesgada para un make up. No todas las personas se atreven a...

Las mechas son una forma sencilla de dar un giro completo al look o cambiar el tono de tu melena...

Muchos años atrás, los pendientes estaban reservados exclusivamente para las mujeres. Es más, solo...

Sobre el autor