8 términos de peluquería que debes conocer

Belleza, Pelo  / 

¿También sientes que los términos de peluquería se te escapan? No te preocupes, desde luego no eres la única con este problema. Todo evoluciona y el mundo capilar no es la excepción. El aspecto de la melena ha tenido mucha importancia a lo largo de la historia. Pero ahora, gracias a la tecnología, se incorporaron un sinfín de nuevas técnicas y elementos para que el cuidado del pelo sea mayor y mejor.

Por eso es importante conocer los nuevos términos de peluquería, muchos de los cuales conservan su nombre en inglés. Otros son totalmente nuevos mientras que también están aquellos clásicos que se reinventaron.

Términos de peluquería que te van a ser útiles

Desde Ellas Hablan te acercamos un listado de los términos de peluquería que más se usan para que la próxima vez que vayas al salón de belleza no tengas que echar mano de un diccionario o pensar que caíste en otro planeta.

Brushing

Este es uno de los términos de peluquería que provienen del inglés pero que se generalizaron. El brushing es el método clásico para que el pelo adopte la forma deseada con ayuda del secador y con el cepillo como soporte. Normalmente se emplea para alisar la melena pero también se puede buscar el efecto contrario, ondularlo.

Realizar esta técnica no entraña demasiada dificultad. Se peina el cabello desde la raíz en dirección al suelo y el secador sigue al peine a lo largo de la melena hasta las puntas. El secreto para no quemarse es acercar lo máximo posible el aparato al cepillo, para que el aire caliente impacte allí y no en el pelo.

Para que quede perfecto es importante saber cuánto tiempo hay que usar el secador en cada pasada, qué tipo de cepillo emplear y además el ángulo. Esta es la razón de que en la peluquería aún quede mejor que si se hace en casa (como dice el refrán el diablo sabe más por viejo que por diablo). Lo único malo es que con el tiempo el pelo se desgasta, por lo que se recomienda no abusar del brushing.

Hair contouring

El hair contouring es otro término de peluquería que proviene del inglés pero además que se inspira en el mundo del maquillaje. Se trata de una técnica de contorneado de la cara que tiene como finalidad conseguir una coloración del pelo que sea la más favorecedora para cada tipo de rostro.

El color ideal para cada rostro se define dependiendo de la forma de la cara (redonda, cuadrada, alargada o en corazón) jugando con las luces y sombras del pelo y la coloración que más favorezca a los rasgos.

Para que esta técnica ya sea totalmente efectiva, los expertos recomiendan elegir un corte de pelo también adecuado en combinación con el juego de coloración que se haya seleccionado previamente.

Pompadour

Este término de peluquería le debe su nombre a la aristócrata Madame de Pompadour, conocida por ser la amante del rey Luis XV de Francia. Hace referencia a un tipo de peinado que solía llevar esta mujer.

El Pompadour consiste en llevar el pelo levantado en la parte delantera como si se tratara de un tupé. Es un modo de brindarla a un peinado más volumen y altura, por lo que se suele recomendar para las personas con el rostro redondo. Otro famoso que solía llevarlo era Elvis Presley.

Bob

El Bob es un término de peluquería que ya se volvió muy popular y hasta existen variaciones. Originalmente se denomina así a un corte de pelo hasta la nuca inspirado en el que se solía llevar en la década de los 20.

Como todo vuelve, ya hace un tiempo que el bob volvió pisando fuerte. Es así como las famosas de Hollywood empezaron a sumarse a la tendencia y a abandonar su melena larga por este tipo de peinado. Lo volvieron tan popular que hasta empezaron a surgir diferentes versiones: clásico, cuadrado, invertido, graduado y largo.

Lee también: Ideas de peinados fáciles de hacer

Botox capilar

El botox capilar es un término de peluquería que se hizo conocido en los últimos años. Es un tratamiento para el pelo que se aplica para conseguir hidratación y brillo de la melena. El resultado es un cabello con mejor aspecto, un poco más liso y menos encrespado.

Este término de peluquería recibe el nombre de la toxina botulínica por el resultado que deja en el pelo, aunque el producto no contiene esa sustancia. El tratamiento nutre el cabello con vitaminas y proteínas para lograr hidratarlo y darle fuerza para que sea menos quebradizo. Se suele recomendar para reparar la melena después del verano (cuando el sol, la playa y la pileta hacen estragos) o si se abusa seguido del secador o la plancha. Dura alrededor de dos meses el efecto y suele ser algo costoso.

Keratina

Este término de peluquería se suele confundir con el anterior porque muchas veces no se sabe bien las diferencias entre ambos tratamientos. El botox capilar busca hidratar y nutrir, mientras que la keratina tiene como objetivo eliminar el frizz y el encrespamiento y aumentar la resistencia del pelo al calor.

Por eso, es importante no lavar el cabello ni atarlo en las 48 horas posteriores a su aplicación. El efecto dura entre tres y seis meses, dependiendo del tipo de pelo de la persona. Al haber diferentes clases, los precios oscilan aunque suele ser más económico.

Bronde

Parece ser que este es uno de los términos de peluquería vino para quedarse. Es el nombre con el que se bautizó a una nueva tonalidad para el pelo que ya se incorporó en el listado de clásicos. Se trata de un intermedio entre el rubio y el castaño, que en inglés se llaman blonde y brunette. La palabra bronde es una combinación de ambos vocablos extranjeros.

Precisamente, al ser un híbrido entre castaño y rubio, el bronde incorpora múltiples tonalidades entre ambos colores. Esto hace que existan muchos tipos. La clave de su popularidad radica precisamente a que es una alternativa a los clásicos sin salirse de lo más tradicional.

Balayage

Las mechas supieron vivir su esplendor en la década de los noventa y en los últimos años regresaron pero más delicadas, tal y como te explicamos hace un tiempo en Ellas Hablan. Entre los diferentes estilos se destacan las denominadas Balayage, que serían un degradado de la raíz a las puntas de toda la melena de forma paulatina.

La razón de que sean tan populares es que es una forma de modificar el color de pelo menos radical. Sin que sea un cambio tan abrupto o marcado, la tonalidad de la melena varía con un resultado final delicado.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La cosmética suele ir asociada a la belleza, pero no siempre es ese el caso. Existen varios tipos...

Saber cómo hidratar el pelo de manera correcta es fundamental para que este luzca siempre sano. De...

El cabello fino es un tipo de pelo que requiere cuidado especial, ya que este tiende a romperse con...

Sobre el autor