Té blanco: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Alimentación, Salud  / 

A pesar de no ser tan conocido y consumido como el té verde o el rojo, el té blanco es el antioxidante más eficaz de todos los que se pueden obtener de la naturaleza.

Se trata del tipo de té menos procesado, y para su recolección se escogen las hojas jóvenes del té, las cuales tienen un vello blanco que hacen que esta variedad de infusión tenga dicho color. Tras su recolecta, las hojas se secan al aire y no sufren ningún tipo de manipulación.

Propiedades y beneficios del té blanco

El té blanco tiene un sinfín de propiedades y beneficios para tu organismo entre los que destacan los siguientes:

1. Contiene polifenoles, un antioxidante muy eficaz que hace que este té sea un complemento ideal de tus productos de cuidado facial.

2. Neutraliza los radicales libres, que son los encargados de causar la oxidación de las células, llegando incluso a provocar cáncer. Gracias a los polifenoles, se neutraliza la actividad de los radicales libres.

3. Protege la producción de lípidos, siendo más eficaz en este aspecto que la vitamina E y C juntas.

4. Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

5. No contiene conservantes ni colorantes.

6. Ayuda a prevenir infecciones.

7. Protege nuestro corazón, ayudando a prevenir infartos y regulando la presión sanguínea.

8. Es un aliado para mantener la línea e incluso para adelgazar, pues acelera el metabolismo y favorece la reducción de masa corporal. Además, ayuda a depurar tu organismo y a realizar la digestión.

9. Ayuda a disminuir el colesterol.

10. Contiene una gran variedad de minerales. Concretamente, potasio, magnesio, calcio y sodio.

11. Aporta vitaminas a tu organismo. Las que contiene en mayor medida son la vitamina C y la E.

12. Posee cualidades antibacterianas que protegen los dientes de las caries.

13. Mejora el funcionamiento del cerebro, aumentando la concentración y la capacidad de memorización.

14. Ayuda mucho en caso de padecer fatiga.

Té blanco propiedades y contraindicaciones

Contraindicaciones

En cuanto a las contraindicaciones que presenta el té blanco, hay que decir que son prácticamente nulas. Su principal inconveniente es que contiene cafeína, aunque en una proporción menor a la del té rojo o verde, por lo cual solo deben tener cuidado las personas que sufren de nerviosismo o las mujeres embarazadas, que deberán consultar con su médico si pueden beberlo y en qué cantidades.

Otra contraindicación de este tipo de té es que si lo bebes en grandes cantidades, puede reducir los niveles de potasio del organismo.

Por último, en casos muy excepcionales puede provocar reacciones alérgicas. Por tanto, se trata de una bebida que no supone un riesgo importante para la salud.

Cómo tomar el té blanco

Para su consumo, se debe calentar agua a una temperatura aproximada de 80º y dejar reposar entre 5 y 7 minutos antes de beberlo, al igual que ocurre con el resto de bebidas calientes.

 

Tras conocer sus principales cualidades y beneficios y sus escasas contraindicaciones, podemos decir que se trata de un té muy completo. Consumiéndolo con moderación puede convertirse en un aliado tanto en temas de salud como de belleza.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Apasionada de la moda, la belleza y el deporte. Me gusta leer y viajar, pero sobretodo pasar el verano en la playa. Habla con nosotras en m.me/ellashablan