Cómo repartir las tareas del hogar entre toda la familia

Hogar  / 

Hacer la compra, preparar la comida, fregar los platos, lavar la ropa, plancharla, pasar la aspiradora, recoger los juguetes… Las tareas del hogar no se hacen solas. Muchas veces, tampoco se comparten.

El mayor peso (por no decir todo) de las tareas del hogar siempre suele recaer sobre la misma persona. Según datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), en España los hombres dedican 105 minutos menos al día que las mujeres a las tareas domésticas y los cuidados familiares. Eso se traduce en que nosotras pasamos cuatro horas y media al día realizando estas actividades. Los hombres, dos.

¿Te sientes identificada? Aprende a decir “hasta aquí” y empieza a aplicar medidas para repartir las tareas domésticas entre todos los miembros de la familia.

¿Cómo organizar y repartir las tareas del hogar?

¿Cómo organizar y repartir las tareas del hogar?

¿Por dónde puedes empezar? Marcando unas pautas a seguir. El recurso del calendario de actividades es básico, pero funciona. Si lo pones a la vista, nadie podrá escaquearse de hacer lo que le toca.

La idea es juntar a todos los miembros del hogar y elaborar una lista con todas las cosas que hay que hacer en casa. Después, se establece la periodicidad y cada uno va eligiendo la tarea con la que va a comprometerse.

Incluso los más pequeños pueden echar una manita. Si enseñas a tus hijos desde pequeños a recoger sus juguetes y a llevar su ropita al cesto de la ropa sucia, será más fácil que cojan la rutina. También hay que facilitarles la labor, con estanterías y armarios bajos o cajas para que guarden los juguetes. Ayudar a poner y quitar la mesa es otra tarea sencilla que pueden hacer desde pequeños.

Con los adolescentes la cosa puede complicarse. Por eso lo más inteligente no es obligarles a hacer algo de ya para ya, sino pactar con ellos que tienen que hacer la cama y limpiar la habitación una vez por semana, por ejemplo. Si lo incumplen, en vez de castigarlos es más efectivo dejar de hacer algo que a él le perjudique directamente. No lavarle ese pantalón que quiere ponerse para salir con sus amigos, por ejemplo.

Aplicaciones para organizar las tareas del hogar

Otra opción para repartir las tareas del hogar es ayudarse de las nuevas tecnologías. Actualmente hay un montón de aplicaciones que os ayudarán a organizaros. Te proponemos 3, pero hay muchas más.

1. Merge- Couple Organizer. Disponible para iOS, con esta aplicación puedes hacer tres listados diferentes: para él, para ella y para ambos. Según se vayan cumpliendo, se van marcando como realizadas.

2. OurHome. Sirve tanto para personas que viven solas como para familias. Disponible en iOS, Android y web, puedes crear listas de tareas por hacer, seleccionar la periodicidad con la que debes realizarlas y marcarlas cuando estén completadas. Si alguien no hace lo que debe, la app le enviará recordatorios. Cuando un miembro cumple una tarea, gana puntos.

3. Habitica. Es un juego de rol en el que cada personaje mejora su equipamiento y se hace más fuerte conforme va cumpliendo misiones, es decir, según va completando las tareas asignadas. Del mismo modo, si alguien no hace lo que debe, va perdiendo vidas. Disponible para iOS y Android.

Lee también: Trucos para limpiar la casa que te facilitarán la vida

Consejos para evitar discusiones por tareas domésticas

Probablemente por mucho que organices el reparto de tareas, la nueva norma solo funcione durante los primeros días. Después todo volverá a ser como antes. Para evitar discusiones por este motivo, los expertos recomiendan tomar una serie de medidas que listaremos a continuación.

1. Pon las cosas claras desde el principio de la convivencia

Si desde el minuto uno tú te encargas de todo, luego es más difícil dar marcha atrás. Seguro que te suena esta situación. En un momento determinado tú eres la única que está haciendo cosas mientras tu pareja descansa tranquilamente. Entonces explotas y él te dice: “no sé por qué te enfadas, haberme pedido que te ayudara”. ¿Que te ayudara? Como si la casa no fuese de los dos.

2. Deja tareas sin hacer

Para este consejo debes mentalizarte primero. Respira hondo, cierra los ojos y sal por la puerta de casa sin haber hecho alguna tarea pendiente. Puede ser dejar la comida sin hacer, la ropa tirada en el baño o el montón de ropa para planchar encima de la mesa de la cocina. Tú decides, pero que se note que hay una tarea que falta por hacer y de la que tú no te vas a encargar. A ver si así alguien se da por aludido.

3. Haz un reparto equitativo

Para que nadie se quede sin tiempo de ocio hay que tratar de buscar un equilibrio entre el tiempo que se trabaja fuera de casa y el que le corresponde para las tareas del hogar. Al final, la suma de horas empleadas en trabajar (dentro y fuera de casa) debe ser lo más equitativa posible.

4. Elige el momento adecuado

También es importante el cómo y el cuándo. Para minimizar el riesgo de conflictos hay que escoger un momento en el que todo el mundo esté relajado para hacer el reparto de tareas. Una vez que han quedado claras todas las responsabilidades a cubrir, cada uno puede ir eligiendo lo que quiere hacer y dejar claro qué es lo que menos le gusta.

Si solo hay una persona que quiere hacer algo, la adjudicación está clara. Las que hayan quedado sin asignar, vuelven a entrar en otra lista. Y así sucesivamente. Si llega un momento en que queda alguna tarea sin asignar porque nadie quiere hacerla, cada semana le tocará a uno.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿Tu casa está hecha un desastre y no sabes cómo puedes organizarla? El método Marie Kondo puede...

Preparar una tarta tres chocolates en Thermomix puede tardar más o menos tiempo según la receta,...

Contar con un espacio exterior en una vivienda es todo un lujo. Ya sean grandes o pequeñas, estos...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.