Tareas del hogar para niños: consejos y beneficios

Mamá  / 

Las tareas domésticas son responsabilidad de toda la familia. A estas alturas, este asunto ya debería estar superado. Incluso los más pequeños pueden tener pequeñas responsabilidades, siempre adaptadas a su edad. A los dos años, por ejemplo, ya pueden ordenar sus juguetes y meter la ropa sucia en el cesto para lavar. En este artículo explicaremos las ventajas de las tareas del hogar para niños y te daremos algunos consejos para conseguir que se involucren.

Tabla de tareas del hogar para niños según la edad

¿A qué edad pueden los niños empezar a ayudar con las tareas del hogar? Para que puedas orientarte, hemos tomado como referencia la tabla Montessori de tareas domésticas para niños. Cada una de las actividades van en consonancia con el grado de desarrollo de los pequeños. No obstante, siempre puedes adaptarla en función del ritmo de crecimiento de tus hijos.

Tareas del hogar para niños de 2 y 3 años: comer solos, organizar sus juguetes, regar las plantas, llevar la ropa sucia al cesto y recoger sus cubiertos.

Tareas domésticas para niños de 4 y 5 años: vestirse sin ayuda, doblar su ropa, asearse, ayudar a poner la mesa y dar de comer a las mascotas. A esto se podría añadir lavar los platos con supervisión.

Niños de 6 y 7 años: hacer la cama, organizar el escritorio, preparar la mochila del colegio, colocar su ropa en el armario y prepararse la merienda. Dos cosas más que no están en la tabla Montessori pero que también pueden hacer: pasar la aspiradora y limpiar el polvo.

Tareas domésticas para niños de 8 y 9 años: bañarse sin ayuda, ayudar en la cocina, quitar la mesa, preparar algún plato sencillo y fregar los platos solos. Yo sumaría: prepararse el desayuno y ocuparse de las mascotas.

Tareas del hogar para niños de 10 y 11 años: limpiar su habitación, ayudar a cuidar de los hermanos más pequeños, sacar a pasear al perro, fregar el suelo y limpiar el cuarto de baño. Más cosas que se me ocurren: tender la ropa (siempre y cuando el tendedero esté dentro de casa o en una terraza donde no haya peligro de que se caiga) y limpiar el jardín

A partir de los 12 años, ya pueden hacer casi todo, desde sacar la basura hasta limpiar los cristales, coser un botón, preparar algún plato elaborado o ir a la compra.

Beneficios de implicar a los niños en las tareas del hogar

En cuanto los niños cojan el ritmo y asuman sus responsabilidades, verás que tampoco va a suponerles ningún trauma el tener que ayudar con las tareas del hogar. Es más, los beneficios para ellos están demostrados. Esto es lo que las tareas domésticas hacen por tus hijos:

  • Estimulan el equilibrio y la coordinación motora.
  • Aprenden a colaborar, a trabajar en equipo y a seguir instrucciones.
  • Fomentan la seguridad en ellos mismos, pues se sentirán valorados y sabrán que confías en ellos.
  • Los niños que desde pequeños colaboran en casa, son más organizados.
  • Adquieren hábitos saludables, lo que se refleja incluso en un mejor rendimiento académico.
  • Los niños son más responsables y disciplinados.

Relacionado: ¿Cómo organizar y repartir las tareas del hogar?

Consejos para lograr que los niños ayuden en casa

¿Te parece imposible lograr que tus hijos se involucren en las tareas domésticas? Prueba a seguir la siguientes pautas.

  • Explícales cómo se hacen las cosas las veces que sea necesario.
  • Ten paciencia. Está claro que la primera, segunda y tercera vez que hagan la cama las sábanas no van a estar estiradas ni los cojines van a quedar tan bien colocados como cuando lo haces tú. Pero al final, acabarán cogiéndole el tranquillo. Mientras tanto, puedes felicitarles por el esfuerzo y decirles con tacto lo que pueden hacer para mejorar.
  • Adapta la tarea a su edad para que no se frustren si les das una tarea para la que no están preparados. En el apartado anterior te dábamos algunas claves.
  • No les obligues, sobre todo si son adolescentes. A ciertas edades, cualquier cosa que les digas puede hacerles estallar. Así que lo más inteligente que puedes hacer es no es obligarles a que realicen una tarea de ya para ya. Lo mejor es que pactes con ellos que tienen que hacer la cama y limpiar la habitación una vez por semana, por ejemplo. Si lo incumplen, en vez de castigarlos es más efectivo dejar de hacer algo que les perjudique directamente. No lavarles ese pantalón que quieren ponerse para salir con sus amigos, por ejemplo.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

El primer trimestre se acaba. Estás en la semana 12 de embarazo y ya puedes empezar a anunciar a...

Los niños necesitan comer algo a media mañana y a media tarde. Pero no cualquier cosa, sino...

Estás en la semana 11 de embarazo. Ya no queda nada para dejar atrás el primer trimestre de...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.