Cómo saber cuál es tu talla de sujetador

Moda  / 

Además del modelo, una de las cosas que más influye en la forma como se ve el pecho es la talla del sujetador y son muchas las mujeres que no saben cuál es la suya. Solemos fijarnos en las copas, probar si nos quedan sueltas o con rollitos intentando escaparse y luego si no nos aprieta demasiado en el tórax, ya está listo. Pero hasta la forma como asienta en el tórax tiene influencia en la forma como el pecho es sujetado. Por eso, te enseñamos cómo descubrir tu talla de sujetador.

Cómo interpretar la talla de sujetador

Qué significan los números y las letras

La talla de sujetador contiene dos informaciones en simultaneo: la talla de la banda que envuelve el tórax y la talla de las copas.

La última aparece siempre simbolizada por letras (copa A, B, C…) mientras que la banda es indicada en número. Este número puede variar dependiendo de la marca. Algunas siguen el sistema métrico y el rango de tallas varía entre el 60 y el 140 o más, pero la mayoría sigue el sistema de pulgadas, que va desde la talla 28 (de 28 pulgadas) a la 60 normalmente.

Para saber cuál es tu talla de sujetador tienes que medir estas dos partes del cuerpo y luego combinar los resultados para así saber cuál es la relación entre la circunferencia de tu tórax y las copas.

Tabla de comparación de las tallas según el contorno del tórax

En esta tabla puedes ver cuáles son las tallas correspondientes entre el sistema métrico y el de pulgadas. Esta información es importante para que puedas aplicar los resultados de la medición de tu cuerpo a la realidad de las etiquetas de estas prendas.

Talla americana e inglesa Talla europea En pulgadas En centímetros
28 60 28 58 – 62
30 65 30 63 – 67
32 70 32 68 – 72
34 75 34 73 – 77
36 80 36 78 – 82
38 85 38 83 – 87
40 90 40 88 – 92
42 95 42 93 – 97
44 100 44 98 – 102
46 105 46 103 – 107
48 110 48 108 – 112
50 115 50 113 – 117
52 120 52 118 – 122
54 125 54 123 – 127
56 130 56 128 – 132
58 135 58 133 – 142
60 140 60 143+

Tabla de comparación de las tallas de las copas

El sistema de talla de copas es universal y utiliza una letra para simbolizar su tamaño. Sin embargo, dependiendo del país de origen de las marcas, algunas prefieren utilizar una combinación de letras en vez de una sola para referirse a las tallas mayores.

En este caso, los centímetros y las pulgadas no representan cuánto mide tu pecho, sino la diferencia entre su medición y la del tórax porque, por ejemplo, una talla 38A tiene la copa mayor que una talla 32A.

Talla europea y de EE.UU. Talla inglesa e italiana En pulgadas En centímetros
AA AA <1 10 – 11
A A 1 12 – 13
B B 2 14 – 15
C C 3 16 – 17
D D 4 18 – 19
DD o E DD 5 20 – 21
DDD o F E 6 22 – 23
DDDD o G F 7 24 – 25
H FF 8 26 – 27
I G 9 28 – 29
J GG 10 30 – 31
K H 11 32 – 33

Cómo saber tu talla de sujetador

Mide el contorno de tu tórax

Sin sujetador, ponte de pie, recta y mide el contorno de tu tórax con una cinta métrica. Debes medir la zona justo por debajo de los pechos, donde la banda del sujetador estará posicionada. La cinta no debe hundirse en la piel cuando la aprietes. Recuerda respirar normalmente.

Para que sea más fácil puedes también ponerte un sujetador sin aros y sin relleno y usarlo como guía para saber cuál es la zona que tienes que medir.

Luego solo tienes que mirar la tabla arriba para descubrir tu talla en el sistema métrico o de pulgadas.

Mide los senos y calcula las copas

Después de medir tu contorno, usa la cinta métrica para medir la talla de tus senos. Coloca la cinta alrededor tu pecho, un poco suelta para no apretarlo. Intenta que esta pase sobre la zona más voluminosa de los senos, que suele ser más o menos en medio. También puedes usar los pezones como guía.

Para saber cuál es tu copa solo tienes que restar la medida de tus senos a la medida de tu tórax.

Por ejemplo, si tu contorno mide 80 cm y tus senos 65 cm, en principio tu talla de sujetador es la 36/80 B, porque la diferencia entre los dos valores es de 15 cm.

Lee también: Las mejoras marcas de sujetadores

Trucos para ajustar la talla

Con medir el busto y el contorno logras encontrar la talla de sujetador que con más probabilidad se ajusta a ti. Sin embargo, factores como la forma del pecho o el modelo del sujetador pueden hacer que esta talla cambie un poco. La diferencia nunca es significativa, pero estos detalles pueden influir en la forma final como se ve el pecho.

Senos elevados y centrados

Cuando te pones el sujetador, tu busto debe estar centrado y en línea con la caja torácica. Idealmente, tus senos deben estar elevados en una posición entre los codos y los hombros.

Posición de los aros

Para las que prefieren los modelos con aros, estos deben quedar justo por debajo de los senos y totalmente ajustados a la caja torácica para proveer apoyo.

Si los aros están salientes en los laterales o entre los pechos, debes probarte una talla más pequeña.

Ajuste del contorno

La cinta del sujetador en la espalda nunca debe estar paralela o superior a la parte frontal.

Levanta los brazos bien alto cuando te pruebes el sujetador para ver cómo reacciona. Si el sujetador se eleva y hasta se escapa de los pechos, debes probarte una talla de contorno mayor.

Coloca un dedo en la zona donde el sujetador aprieta y tira de la cinta en dirección contraria a la piel. Si no logras poner el dedo es porque la talla del contorno es pequeña, pero si logras estirarlo más de 2 cm es porque es demasiado grande.

Por cierto, haz siempre la prueba en la posición mediana para apretar el sujetador. Así tienes más margen de maniobra si subes o bajas un poco de peso.

Los tirantes

La función de los tirantes de los sujetadores es solamente de apoyo extra. No son ellos que sujetan y levantan el pecho.

Cuando los tirantes se entierran en los hombros es una señal de que el pecho no está recibiendo el apoyo necesario de la base del sujetador. En estos casos, la culpa puede ser del modelo que no tiene firmeza suficiente para sostenerlo y la solución pasa por buscar otro modelo, probablemente con aros y con tirantes más anchos.

Sin embargo, la causa más común de los tirantes enterrados es llevar la talla equivocada. Cuando el sujetador no ofrece el apoyo necesario, tenemos tendencia a apretar demasiado los tirantes para compensar y así usarlos para elevar lo que ya debería estar elevado.

 

Saber cuál es nuestra talla de sujetador puede parecer complicado con tantos números y mediciones, pero en la práctica es muy sencillo y rápido de descubrir. Y aunque los números no sean lo único a lo que debes prestar atención, una vez que los conoces, ajustarlos se convierte en algo de sentido común con tan solo algunas pruebas. Incluso porque ya lo hacemos inconscientemente con los tirantes de los sujetadores, por ejemplo.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

¿Qué mujer no ha soñado alguna vez con tener un vestidor gigantesco? Si hay una cosa que nos vuelve...

Llevar zapatos masculinos no es solo una opción cómoda y que aumenta nuestro abanico de opciones....

Una de las primeras cosas en las que nos fijamos cuando nos probamos una ropa es si nos hace...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan