Los mejores snacks saludables para niños

Mamá  / 

Lo ideal sería que los niños comiesen de forma sana y equilibrada, pero a veces es difícil mantenerlos alejados de los dulces y las chucherías. El truco para preparar snacks saludables para niños es hacerlos visualmente atractivos y fáciles de comer. ¿Se te han acabado las ideas? Te proponemos algunas elaboraciones alternativas a las patatas fritas y la bollería.

8 ideas de snacks saludables para niños

1. Chips de vegetales caseros

Las patatas fritas son unos de los snacks preferidos por los más pequeños, pero no son los más sanos que digamos. Una alternativa más saludable son los chips de vegetales caseros. La textura es muy similar a la de las patatas, así que con un poco de suerte puede que los niños ni se enteren de que lo que están comiendo son vegetales.

chips de vegetales

Prepararlos es tan fácil como poner a calentar el horno a 200 °C. Mientras tanto, puedes ir pelando y cortando en rebanadas muy finas los vegetales. Salpimienta al gusto, añade un poco de aceite de oliva y deshidrátalos en el horno a una temperatura de 100 °C. Puedes hacer lo mismo con frutas como el plátano, la pera o la manzana.

También puedes probar a hacer boniato frito. El proceso es el mismo que con las patatas. Pela, lava, corta en gajos, echa sal y fríe con aceite de oliva.

2. Palitos de queso

Los niños adoran todo lo que puedan comer con la mano. Y si está tierno, mejor. Para preparar los palitos de queso solo necesitarás una masa de hojaldre. Córtala en tiras y rellena con queso parmesano rallado. Enrolla, pinta con huevo batido y hornea durante 20 minutos.

3. Batido de fresa y plátano

Batido de fresa y plátano

¿La fruta no es para tus hijos? A lo mejor solo tienes que cambiar el formato. Mete en el vaso de la batidora 2 plátanos en rodajas, media naranja, 250 gramos de fresas (previamente lavadas, troceadas y quitadas las hojas) y 200 ml de leche. Tritura y sirve en el momento.

Otros batidos que los niños también adorarán son las que llevan helado. Bate una cucharada de helado de fresa junto con un vaso pequeño de nata líquida y un vaso pequeño de leche. Ideal para los días más calurosos.

4. Rollitos de jamón y queso

Si no se te ocurren más snacks saludables para niños, también puedes preparar el típico sándwich de jamón y queso, pero darle una presentación diferente para que llame la atención de los niños.

Coge un par de rebanadas de pan de molde y quita la corteza. Aplasta el pan con un rodillo, úntalos con queso crema y pon un par de lonchas de jamón cocido. Enrolla bien el pan y corta en rodajas, como si fueran rollitos de sushi.

Lee también: Recetas de cenas saludables para niños

5. Sushi de tortilla

También con jamón y queso puedes hacer unos rollitos de tortilla francesa. Para 4 personas, necesitarás: 6 huevos, 10 lonchas de jamón cocido, 6 lonchas de queso tipo sándwich, sal y aceite de oliva.

La elaboración comienza con el cocinado de dos tortillas francesas redondas. Una vez extraídas del fuego, coloca las lonchas de jamón y sobre estas, las de queso. Enrolla la tortilla, de tal forma que el jamón y el queso queden en el interior. Corta en rodajas gruesas y sirve caliente.

6. Helado de fruta

Helado de fruta

¿Tus hijos no callan con que quieren un helado? Pues dáselo. Compra un molde para polos, echa un poco de yogur (lo justo para cubrir la punta), añade fruta troceada en rodajas (fresa y kiwi, por ejemplo) y rellena el resto del molde con más yogur. Introduce los palitos y congela durante toda la noche.

7. Galletas de avena

Las galletas tampoco entran dentro de lo que se consideran snacks saludables para niños. No obstante, si las haces caseras, por lo menos sabrás lo que llevan. Nosotros te proponemos que las hagas de avena y chocolate.

En un bol, echa 400 gramos de copos de avena, 100 gramos de pepitas de chocolate, 50 gramos de coco en polvo (opcional), 2 cucharaditas de canela y unas gotas de vainilla. Mezcla todo y divide la masa en bolitas. Da forma a las galletas y colócalas en una bandeja forrada con papel de horno. Hornea durante 15 minutos a 180 ºC.

8. Pizza de frutas

¿A qué niño no le gusta la pizza? Pon a hornear una base. Posteriormente, unta crema de cacao y decora con fruta cortada en rodajas. Espolvorea un poco de chocolate blanco rallado.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Y así, sin darte cuenta, ya has llegado a la semana 10 de embarazo. Uno de los grandes cambios es...

“Un niño que lee, será un adulto que piensa”. Esta frase de autor desconocido resume la importancia...

En todas las épocas y en todas las partes del mundo existen canciones de cuna. Las mamás (y los...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.