Skyr: propiedades del yogur proteico islandés

Alimentación, Salud  / 

La hegemonía de los yogures griegos en las dietas sanas y bajas en grasa parece tener los días contados. Un nuevo competidor ha venido de las tierras frías de Islandia a ocupar su plaza. El skyr se está convirtiendo en el yogur preferido de los amantes del bienestar, aunque no sea exactamente un yogur.

Fácilmente agregado a cualquier desayuno, su contenido en proteína lo pone en evidencia tanto entre aficionadas del gimnasio y de grandes músculos como de las que buscan adelgazar. Si todavía no sabes de qué estamos hablando, no te preocupes. Descubre ahora todo lo que necesitas saber sobre el skyr y qué beneficios puedes sacar de la nueva sensación nórdica.

Qué es skyr

Este producto es desde hace siglos un alimento básico de la gastronomía islandesa, pero solo ahora empieza su expansión por el mundo. Aunque sea promocionado como un yogur, el skyr es más bien un queso con una textura, consistencia y propiedades similares al primero.

Es preparado usando leche descremada calentada y cuajo que luego se cuela para remover el suero de leche y así crear un producto final más cremoso y con un ligero gusto más dulce que los yogures naturales tradicionales.

Propiedades nutricionales

skyr propiedades nutricionales

En su preparación, el skyr necesita tres veces más cantidad de leche que un yogur tradicional y una taza más que los yogures griegos. Por esta razón, es más rico en proteína y minerales como el calcio. De hecho, 170g de skyr pueden llegar a contener 19g de proteína, 7g de carbohidratos y minerales y vitaminas como fósforo, riboflavina, calcio, potasio y vitamina B12.

En su versión original y sin sabor, el skyr no contiene grasa. Sin embargo, algunas marcas podrán agregar crema a su composición o sabores que pueden cambiar su perfil nutricional.

Calorías

Una porción de 170g de skyr contiene en media 110 calorías. Si tenemos en cuenta que este yogur no contiene grasa y su valor proteico, este producto está considerado como bajo en calorías ya que estas resultan de sus nutrientes y son utilizadas en los procesos del organismo, difícilmente acumulándose como reservas de grasa.

Lee también: 6 súperalimentos para alimentación reforzada de nutrientes

Beneficios del skyr

Refuerza el sistema inmunitario

Igual que el yogur griego, el skyr es un probiótico. Esto significa que promueve la salud y bienestar de la flora bacteriana del organismo, aumentando así su capacidad de resistencia y de utilización de nutrientes, resultando en un refuerzo del sistema inmunitario.

Promueve el adelgazamiento y el tono muscular

La proteína es utilizada por el cuerpo en la reconstrucción y refuerzo musculares, lo que promueve el tono y la recuperación de estos en los que practican ejercicio físico.

Además, promueve el bienestar del sistema digestivo, facilitando el procesamiento de los alimentos y aportando una sensación de satisfacción y saciedad más rápida y duradera. Esto es una ayuda particularmente importante si estás intentando adelgazar ya que reduce la sensación de hambre y ayuda a controlar las ganas de comer.

Promueve la salud ósea

Por su contenido en calcio, el skyr refuerza la salud de los huesos, ayudando a prevenir enfermedades como la osteoporosis. El consumo de este mineral es particularmente importante con el aumento de la edad ya que el cuerpo humano tiende a perder densidad ósea con los años.

Ayuda a controlar los niveles de glicemia

El skyr tiene un bajo contenido en carbohidratos por lo que no promueve un aumento de los niveles de glicemia en la sangre. Además, la proteína reduce la absorción de estos por el cuerpo, lo que en combinación con su ya bajo contenido en carbohidratos significa que no solo ayuda a controlar los niveles de glicemia como puede incluso reducirlos.

Refuerza la salud cardiovascular

El skyr es rico en minerales como calcio, magnesio y potasio que en conjunto promueven la salud cardiovascular, ayudando a prevenir enfermedades de este foro. Además, según estudios recientes, el consumo de alimentos lácteos, entre los cuales este yogur islandés, ayuda a reducir la hipertensión, una de las principales causas de trombosis y ataques de corazón.

Ayuda a mantener la salud del sistema reproductivo

La toma de antibióticos o contraceptivos conlleva alteraciones en la flora intestinal, resultando en un aumento de la presencia de bacterias malas en esta que se pueden propagar hacia el sistema reproductivo aumentando la probabilidad de infecciones en el tracto urinario y en la vagina. Los probióticos contenidos en el skyr ayudan a regular la flora intestinal, anulando las bacterias malas con sus propias bacterias buenas, reduciendo así la frecuencia de infecciones en el sistema reproductivo.

Skyr vs Yogur griego

La diferencia más obvia entre estos dos lacticíneos es el hecho de que uno es un queso muy similar al yogur y el segundo es verdaderamente un yogur.

Sin embargo, lo que distingue a los dos en la hora de elegir cuál consumir es el contenido en proteína del skyr que puede llegar a ser dos o tres veces más alto que el del yogur griego. Asimismo, su sabor más endulzado y textura más cremosa lo convierten en una opción más atractiva para consumir en su estado natural y sin sabores agregados.

También te puede interesar: Diferencias entre skyr y kéfir

Cómo hacer skyr en casa

Ingredientes:

  • 1L de leche desnatada
  • 1 cucharada de skyr tradicional (preferiblemente orgánico)

Nota: aunque no sea un requisito para hacer esta receta de skyr en casa, el proceso de preparación se volverá más sencillo si utilizas un termómetro para cocina.

Preparación:

En un cazo, calienta la leche a 95◦C y mantén esta temperatura durante 10 minutos, revolviendo a menudo para evitar que la leche se pegue al fondo y se queme. Es muy importante que la temperatura no varíe mucho ya que esto puede condicionar la textura final del skyr. En seguida, remueve el cazo del fuego y deja que la leche se enfríe a la temperatura ambiente, hasta alcanzar los 39◦C. En media, puede tardar hasta 1 hora en calentar la leche hasta la temperatura ideal y 30 minutos más hasta que se enfríe.

Agrega la cucharada de skyr a la leche y bate un poco el preparado con un batidor manual para que se mezclen uniformemente. Cubre el preparado con una toalla y deja reposar a temperatura ambiente durante aproximadamente 15h hasta un máximo de 24h para que las culturas de bacterias contenidas en la cucharada de skyr puedan multiplicarse, el suero de leche se separe de la cuajada y la leche pueda adquirir una textura más cremosa como la del yogur griego.

Para un skyr con más valor proteico y una textura más líquida, puedes batir el preparado para mezclar de nuevo el suero de leche en la cuajada. Si, sin embargo, prefieres una consistencia más similar al yogur y típica del skyr, cuela el suero con la ayuda de una estopilla.

Este skyr estará bueno para consumo durante una semana, desde que esté bien guardado en un recipiente hermético en la nevera.

Cómo comer skyr

La forma más usual y fácil de comer skyr es consumirlo como si fuera un yogur tradicional. Puedes comerlo directamente o darle más sabor y nutrientes preparando una mezcla de skyr con frutas frescas, semillas y/o frutos secos. Agrega este yogur a tus smoothies para darles más consistencia o pruébalo como salsa para remojar tus snacks.

Aunque su sabor no sea similar, el skyr puede también ser usado en algunas recetas como sustituto de la crema de queso fresca, como en las sopas, postres o para preparar salsas para ensaladas.

Dónde comprarlo

milbona skyr lidl

Lamentablemente el skyr todavía no se ha popularizado en España por lo es que difícil encontrarlo en otro lugar que no sea en los supermercados de origen extranjero como Lidl.

Sin embargo, el aumento del interés por este yogur islandés seguramente hará con que no tarde en llegar a nuestras estanterías del súper y ya se habla de la posibilidad de que algunas marcas españolas de lácteos empiecen a producir sus propios skyr.

Si tienes la suerte de encontrarlo en otro lugar, no dejes de probarlo y, por supuesto, ¡compártelo con nosotras!

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Las aplicaciones para los smartphones nos han facilitado mucho la vida. Estas nos permiten llevar...

Las nuevas tecnologías y los smartphones han hecho que nuestra vida sea mucho más fácil. Por...

El trabajo, la familia y demás preocupaciones pueden hacer que entres en un círculo vicioso de...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan