40 síntomas del estrés que no debemos ignorar

Bienestar, Salud  / 
Seguir leyendo

El estrés es la forma que tiene el cuerpo de reaccionar al desafío, un sentimiento de tensión emocional o física. En los seres humanos es muy común notar los síntomas del estrés ante un evento que nos haga sentir frustrados, pensativos o nerviosos. Sin embargo, en episodios cortos el estrés puede ser positivo ya que puede ayudarnos a salvar nuestra vida en un momento de riesgo.

Cuando hay un elevado nivel de estrés, tu cuerpo se mantiene alerta incluso cuando no hay peligro y con el tiempo si no lo controlas puede traerte serios problemas a tu salud. El cuerpo reacciona ante el estrés para liberar hormonas que hacen que tu cerebro se encuentre alerta, lo cual puede hacer que tus músculos se tensionen y aumente tu pulso cardíaco.

Síntomas del estrés: identifícalos con facilidad

Síntomas emocionales:

  • Ansiedad, miedo, emociones negativas, irritabilidad o mal genio
  • Agitación e incapacidad para relajarse
  • Sentirse abrumado
  • Síntomas de depresión o incapacidad general
  • Sentimiento de soledad o aislamiento
  • Llantos inesperados

Síntomas cognitivos:

  • Incapacidad para concentrarse
  • Tener una percepción negativa
  • Preocupación constante
  • Pensamientos ansiosos o de prisa
  • Pérdida del juicio
  • Pensamientos repetidos
  • Excesiva autocritica
  • Preocupación por el futuro
  • Olvidos

Síntomas físicos:

  • Dolor de pecho
  • Palpitaciones cardiacas rápidas o muy lentas
  • Náuseas y mareos
  • Pérdida del deseo sexual
  • Resfriados frecuentes
  • Achaques
  • Diarrea y/o estreñimiento
  • Cambios físicos
  • Músculos contraídos
  • Dolor de cabeza
  • Problemas de espalda o cuello
  • Malestar estomacal
  • Fatiga, infecciones, respiración agitada, caída del cabello
  • Tensión alta o baja
  • Problemas cardíacos
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Problemas de piel como acné o eczemas
  • Problemas con la regulación menstrual

Síntomas conductuales:

  • Dormir demasiado o muy poco
  • Aislarse del resto de las personas
  • Cambio en la conducta alimenticia, es decir, comer menos o más
  • El uso de alcohol o drogas para relajarse
  • Descuidar las responsabilidades
  • Tics nerviosos, morderse las uñas

Es importante tener en cuenta que los signos o síntomas del estrés pueden también ser ocasionados por otro tipo de problema médico y psicológico. Los órganos como el páncreas, el hígado y los intestinos son los que tienen mayor responsabilidad en mantenernos con calma y serenidad, buscando que el corazón funcione a cabalidad y pueda cumplir su función principal de distribuir la sangre de forma correcta a todo nuestro organismo.

A través de los órganos podemos manifestar nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, de los cuales se generan: rabia, tristeza, obsesión, irresponsabilidad entre otras.

Si tienes cualquiera de estos síntomas de estrés es recomendable consultar un médico para una evaluación completa. Solo un profesional médico (terapeuta o psicólogo) puede determinar que estas señales son ocasionados por el estrés.

Lee también: Los 18 síntomas de la ansiedad más comunes

Los tipos de estrés que pueden afectar tu salud

Estrés agudo

Es excitante y estimulante pero muy agotador, no es de larga duración y los ejemplos pueden ser: una entrevista de trabajo, cuando debemos resolver una situación concreta que requiera de más esfuerzo que el habitual, pudiendo aparecer en cualquier momento en la vida de una persona.

Estrés agudo episódico

Es cuando el estrés es agudo con mucha frecuencia en tu organismo, las personas afectadas reaccionan de forma descontrolada, suelen manejar emociones irritantes y ser incapaces de organizar sus vidas, tomar decisiones o buscar solución a un problema.

Estrés crónico

Las personas están en constante señal de alarma, sintiéndose inseguras y muy presionadas por situaciones que no lo ameritan. Incluso si la persona padece de una enfermedad o condición de salud, el estrés crónico puede empeorar gravemente la situación.

Consejos para reducir los niveles de estrés

  • Aprende a respirar (inhalar y exhalar) y hazlo durante 5 minutos cuando te sientas estresado
  • Realiza algún deporte, camina, corre o practica alguna actividad de tu agrado
  • Comparte en familia realizando actividades entretenidas
  • Busca ayuda psicológica o terapéutica
  • Realiza ejercicios como: yoga, relax, Chinuk, bailes o danzas
  • Escucha música
  • Visita museos, cines, parques recreativos.
  • Realiza crucigramas, dameros, sudokus o cualquier actividad entretenida que pueda mantenerte ocupada
  • Visita ríos, playas o montañas
  • Duerme durante 8 horas diarias para obtener un buen descanso

Queda de tu parte controlar el estrés y aprender a respetar tu cuerpo y cuidar tu estado de salud, evitando preocuparte por asuntos sin sentido o situaciones que puedas solventar con facilidad.

Sin duda alguna, es una enfermedad que puede comprometer nuestra salud y por tanto es importante disminuir los síntomas del estrés con una buena terapia o aprendiendo a controlar nuestros impulsos. Si no te resulta sencillo encontrar la calma por ti sola, es recomendable buscar apoyo psicológico.

El entorno en el que vivimos tiene mucho que ver con el estrés, los cambios constantes nos obligan a vivir en diferentes niveles de agotamiento y ocasiona que el organismo responda inadecuadamente a los cambios de la vida cotidiana.

Debemos tener en cuenta que por más fuerte que sea el problema siempre existe una solución, por tanto es necesario aprender a vivir con tranquilidad y conseguir actividades que puedan ayudar a relajarnos.

Compartir
Sobre el autor

Artículos Relacionados

La dieta Perricone se empieza a destacar de las demás por su forma original de encarar la pérdida...

Podemos decir que la autoestima es una de las herramientas primordiales para mantener un estado de...

Las papillas de avena son desde hace mucho tiempo uno de los desayunos preferidos de los...