¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Bienestar, Salud  / 

Así como el placer y la alegría son sentimientos normales en la vida de una persona, lo son también la melancolía y tristeza. Estos dos últimos son pasajeros, y desaparecen por si solos con gran rapidez, sin embargo, cuando esto no sucede y se tienen episodios severos y prolongados, se está frente a los síntomas de la depresión.

La depresión es una enfermedad grave que sumerge a la persona en una profunda tristeza por largos periodos, así como también es la responsable de la pérdida de la autoestima, el apetito y del interés por las actividades cotidianas. La depresión afecta la forma de sentir y pensar, por lo que los pensamientos o acciones que se tengan durante su padecimiento estarán fuertemente influenciados por esta.

7 síntomas de la depresión

La depresión es de gran peligro si no se diagnostica a tiempo, ya que puede influir negativamente en los pensamientos cotidianos. Por ejemplo, se puede desear alejarse de la familia o amigos, aislarse del mundo o dar por sentado que nadie podrá ofrecer la ayuda adecuada para resolver esta situación.

Sin embargo, una parte importante del diagnóstico es reconocer cuáles son los síntomas de la depresión. Sin necesidad de ser un experto, existen ciertos indicadores que son capaces de sonar las alarmas e indicar que se necesita la ayuda de un profesional.

Los síntomas de la depresión pueden variar dependiendo de su frecuencia, duración y gravedad. Algunas veces, incluso, pueden pasar desapercibidos y ser confundidos con los síntomas de otros padecimientos, ya que usualmente no se relaciona a la persona para nada con “una persona depresiva”. Tales son los casos de síntomas como el cansancio y los dolores de cabeza.

También hay que destacar que no existe una norma acerca de los síntomas de la depresión que deben ser visibles para que alguien sea diagnosticado. Algunas veces se presentan tantos los signos físicos como mentales al mismo tiempo, así como algunas veces se presentan solo algunos de ellos.

Todo dependerá de la persona y de los factores que le han causado la depresión. Esta puede presentarse en momentos de pérdida de gran importancia, como la de un ser querido o un empleo; también puede originarse por el uso de ciertas medicinas o drogas y por la predisposición genética.

A continuación hablaremos más de algunos de los síntomas de la depresión más comunes:

Tener sentimientos de tristeza, pesimismo o ansiedad

sentimientos de tristeza o pesimismo

Uno de los síntomas de la depresión más evidentes resulta en experimentar tristeza o pesimismo con gran frecuencia, y en algunos casos con una intensidad bastante fuerte. Estos estados de ánimo son difíciles de superar y pueden llegar a durar semanas, o simplemente no salir de ellos hasta recibir el tratamiento adecuado.

Son también evidentes cuando los acontecimientos que causan decaimiento influyen en la manera de actuar de la persona y cuando, además, aquellos acontecimientos que causan felicidad (como ascensos, nacimientos, fiestas) no logran provocarla.

El pesimismo y la desesperanza son indicadores de la depresión por igual. El creer que “nada vale la pena” o “sentirse vacío” son pensamientos usuales de los depresivos. Otros sentimientos destacables son los de culpa o impotencia, incluso, se puede llegar a sentir “inútil” ante la vida.

Lee también: Los 18 síntomas de la ansiedad más comunes

Falta de energía y fatiga constante

Alguien que sufra de depresión estará con pocas ganas y energía de realizar las actividades cotidianas que anteriormente realizaba sin ningún tipo de problema. De esta forma, actividades tan comunes como ir al trabajo o realizar ejercicios causan más cansancio de lo normal en el individuo.

Acompañadas de la tristeza y el pesimismo, la falta de energía y fatiga constante están en la capacidad de detener el ritmo de vida de una persona e influirlo de manera negativa y muchas veces irremediable.

Estar irritable y demostrar poca paciencia ante hechos cotidianos

Estar irritable y demostrar poca paciencia

Otro síntoma de la depresión es estar la mayoría del día irritable. Con esto se quiere decir que cualquier palabra o gesto alteraran a la persona depresiva, sin importar los insignificante que pueda parecer para los demás a su alrededor.

Esto da a entender a muchos que se encuentra en contacto con alguien de mal carácter, y por igual, hace sentir mal a la persona depresiva, que no puede evitar actuar de esta forma. La poca paciencia es otra característica, que termina por dificultar las relaciones de la persona.

Dificultad para concentrarse

Una persona depresiva no tiene la capacidad de concentrarse en actividades sencillas por más que lo intente, puesto que es usual que sus pensamientos se desvíen a acontecimientos negativos o pesimistas.

Además, a esto se le suma que su memoria se ve perjudicada y tampoco es capaz de recordar ciertos detalles debido a la misma falta de concentración. Al final, esto influye en la toma de decisiones acertadas y correctas.

Pérdida de interés en pasatiempos y actividades que antes eran gratas

Uno de los más aspectos más dolorosos de la depresión, es que es capaz de arrebatar el placer o la alegría de aquellas actividades que antes de padecer la enfermedad la provocaban. Se llega hasta un punto donde incluso una actividad placentera por naturaleza como lo es el sexo, deja de serlo.

Otra de las grandes pérdidas se encuentra en el apetito, o por el contrario, en la necesidad de comer demasiado para llenar ese sentimiento de “vacío” que se genera en la depresión.

Experimentar dificultades para dormir

dificultades para dormir

Las personas depresivas tampoco pueden encontrar una escapatoria en el sueño, puesto que la depresión genera insomnio. Es entonces cuando se tienen problemas para conciliar el sueño, y por lo tanto para descansar como se es debido, lo que aumenta los niveles de irritabilidad durante el día.

Es común que alguien que sufra de depresión se despierte muchas veces en la noche, sin lograr poder descansar. O puede ocurrir lo contrario, que duerma demasiado en lugar de dormir poco. La depresión lleva al extremo las condiciones.

Dolores persistentes y pensamientos suicidas

Otro de los síntomas de la depresión corresponde a sufrir de dolores o malestares constantes que no se alivian con los tratamientos convencionales. Estos pueden ser retorcijones en el estómago o dolores de cabeza.

Y por último, los pensamientos suicidas son uno de los síntomas más graves, y a los cuales hay que prestar más atención puesto que no solo se quedan en pensamientos, y son muchas las personas que llegan a atentar contra su vida por no ser tratados a tiempo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El ginseng es una raíz que está cogiendo fama en los últimos años en algunos países de occidente....

Las aplicaciones para los smartphones nos han facilitado mucho la vida. Estas nos permiten llevar...

Las nuevas tecnologías y los smartphones han hecho que nuestra vida sea mucho más fácil. Por...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.