Mitos y verdades de la sexualidad masculina

Pareja  / 

Llámalo prejuicios, mitos, fábulas o leyendas. Lo denomines como más te guste, existen unas ideas preconcebidas sobre la sexualidad masculina que no siempre son verdad. Quizás por tabú o desconocimiento, estos pensamientos se van extendiendo entre la sociedad hasta el punto en que las personas piensan que son reales. Para que te quites la venda y sepas qué hay de verdad en las habladurías, a continuación te explicamos qué rumores son falsos y cuáles no.

Mitos de la sexualidad masculina

Cuando escuches una creencia, párate a pensar un momento si eso tiene alguna base científica. En caso de duda, busca información sobre ello y/o pregunta a un doctor. Así, podrás discernir si es cierta o no. Para ayudarte en eso, te comentamos algunos mitos sobre la sexualidad masculina.

1. Los hombres solo tienen un orgasmo cuando eyaculan

Se tiene la idea de que cuando un varón eyacula es porque ha llegado al orgasmo. Esto no siempre es así. Algunos pueden alcanzar el clímax sin tener expulsar el semen, necesariamente. Un ejemplo son aquellos que practican el sexo tántrico.

2. El tamaño importa

Otro de los mitos de la sexualidad masculina es que el tamaño del miembro es importante para que la pareja sienta placer. Lo que es fundamental para tener un buen sexo es que lo sepa utilizar en condiciones. 

Es más, a algunas mujeres no les gustan los falos gigantes porque les producen dolor más que diversión.

3. El onanismo es malo

La creencia de que la masturbación afecta la calidad del semen del hombre también está muy extendida. No obstante, no es más que una leyenda. De hecho, varios sexólogos afirman que es una práctica saludable para el hombre.

Por lo tanto, cuando escuches a alguien decir que el onanismo provoca acné, disfunción eréctil o problemas de infertilidad, no le hagas caso.

4. Los chicos siempre tienen ganas de sexo

Que los hombres siempre están con voluntad de tener relaciones íntimas sin importarles con quién y el lugar también es falso. Ellos también tienen sentimientos como nosotras y la parte emocional, igualmente, es transcendente para estos.

Lee también: La importancia de la sexualidad en pareja y cómo mejorarla

De entre los mitos de la sexualidad masculina se destaca el que dice que no tienen punto G. Esto es totalmente falso. Las zonas más erógenas de los hombres se encuentran por el escroto, y la piel entre el ano y el falo.

6. Con el uso del preservativo el pene deja de tener tanta sensibilidad

Esta leyenda urbana puede llegar a ser muy peligrosa dado que puede aumentar las enfermedades de transmisión sexual. Son muchos los tipos de preservativos que existen con texturas diferentes, los cuales hacen que disfrutes del sexo como si no lo llevaras ya que no recuden la sensibilidad del miembro.

Por lo tanto, bajo ningún concepto prestes atención a esta habladuría y usa siempre protección en tus encuentros sexuales.

7. La altura y el tamaño de los pies y manos describen el tamaño del miembro

Cuando alguien quiere ridiculizar a un hombre, suele hace el chiste fácil de que debe tener un pene pequeño al comparar el tamaño de sus pies y manos, así como su altura. No obstante, es no es nada más que un chisme sin fundamento.

Hasta día de hoy no existe una investigación científica que avale que hay una relación entre la dimensión del falo con otras partes del cuerpo. Por eso, puede darse el caso de que un hombre bajo tenga un gran miembro o que uno alto no llegue a la medida estándar.

8. Ellos siempre tienen que iniciar el contacto físico

A los hombres también les gusta que tomemos la iniciativa y que los sorprendamos. Eso no los hace menos machos. Cuando en una pareja los dos son libres para desplegar su sensualidad, la relación es incluso más placentera.

Son muchas personas las que dicen que el semen es muy calórico. Sin embargo, esto no es cierto. En cada eyaculación, la secreción que se libera contiene de 5  a 7 calorías. Cabe destacar que dicho fluido tiene calcio, magnesio, vitamina C y agua.

10. A los hombres no le agradan los juguetes sexuales

Otra de las inexactitudes que se comentan sobre la sexualidad masculina es que a ellos no les gusta usar juguetes sexuales. Incluir estos aparatitos en los encuentros íntimos ayuda a poner más emoción a la relación.

Relacionado: Cosas que nosotras las mujeres debemos saber sobre los hombres y que te sorprenderán

Verdades sobre la sexualidad masculina

En el lado opuesto de las calumnias sobre la sexualidad de los hombres están las verdades. Descúbrelas, a continuación. Así podrás hablar con propiedad cuando salga este tema.

1. La disfunción eréctil no siempre es por problemas psicológicos

Así es. Este problema de la sexualidad masculina, en la mayoría de los casos, es por culpa de una mala circulación. Asimismo, se dan situaciones en las que el estrés y los problemas psicológicos influyen.

2. La falta de erección no es sinónimo de carecer de deseo por la pareja

Cuando un hombre no consigue tener una erección no significa que ya no sienta un deseo sexual por su pareja ya que la circunstancia se puede dar por diversos problemas.

3. El alcohol y las drogas afectan a la performance

El consumo de este tipo de sustancias empeora el rendimiento en el  acto sexual. 

4. Los hombres se masturban aunque tengan pareja

Esta práctica se produce tanto en los hombres como en las mujeres. Sin embargo, en cuanto a la sexualidad masculina está “socialmente más aceptado” que en la mujer.

5. El desgaste sexual no empeora al tener sexo

Tanto es así que mientras más encuentros se tienen, el desempeño mejora. Por lo tanto, la frecuencia del acto sexual no influye en el desgaste.

6. Los hombres sienten más miedo a fallar que las mujeres

El temor de los chicos a no estar a la altura es mayor que el que puede sentir una mujer. El pavor a sufrir una eyaculación precoz, a no tener una erección, a no hacer disfrutar a su pareja o a que el tamaño no sea el esperado son algunos de los miedos.

Tras conocer las verdades y leyendas urbanas sobre la sexualidad masculina, la recomendación es que no escuches lo que la gente dice. Dedícate a disfrutar de tu sexualidad con tu pareja sin tapujos. Esto ayudará a fortalecer vuestro amor y a aumentar la confianza.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Festejar el amor es siempre un motivo de alegría. Es por eso que, cuando las parejas se sienten...

La poesía puede parecer un arte anticuado, pero te puedo asegurar que no es así. El arte de saber...

Sorprender a tu pareja con una noche romántica es una genial idea para que tengáis un momento de...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.