¿Qué es la serotonina y para qué sirve?

Bienestar, Salud  / 

Nuestro estado de ánimo es maleable y suele depender de nuestras emociones. Aunque muchas personas suelen creer que los pensamientos positivos, una actitud optimista y una rutina saludable es la clave para estar completamente bien, muchas veces nuestro estado de ánimo depende de variables más complejas. En este caso, las hormonas o los neurotransmisores, como la serotonina.

Constantemente estamos segregando hormonas que intervienen en muchos procesos de nuestro organismo, incluso en la conformación de nuestro estado de ánimo. Una de ellas y quizás la más importante es la serotonina, una sustancia química producida por el cuerpo encargada de transmitir señales al sistema nervioso al igual que un neurotransmisor. Estudios demuestran que un déficit de esta hormona puede ocasionar desequilibrios importantes en el cuerpo, que conlleven a padecimientos complejos como la depresión.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es una molécula con la capacidad de transmitir información desde el cerebro a todo el sistema nervioso, y es por ello que es considerada como un neurotransmisor. Existe además cierto debate entre los expertos donde aseguran que se trata de una hormona, también conocida como 5-HT o 5-Hidroxiptritamina.

Sin embargo, más allá de su clasificación destaca su importancia: esta molécula es la encargada de regular nuestras emociones y sensaciones que a su vez son fundamentales en la conformación de nuestra perspectiva de vida frente al mundo.

Su importancia es tremenda debido a que esta sustancia es una de las responsables de transmitir señales químicas desde una neurona a otra, información que es procesada por el cerebro y la cual mantiene una relación directa con nuestro bienestar integral.

¿Cuál es la función de la serotonina?

¿Cuál es la función de la serotonina?

Aunque la serotonina sea reconocida por su importancia en el estado anímico de las personas, esta molécula se encuentra involucrada en otros procesos complejos del cuerpo humano, tales como:

Regula nuestro estado de ánimo

La serotonina se encuentra en diversas partes de nuestro cuerpo por lo que un desequilibrio puede traernos muchas consecuencias, entre ellas cambios en nuestro estado emocional. Así pues, un déficit de serotonina puede causar depresión, angustia, ansiedad, problemas con el manejo de la ira, terrores nocturnos y ataques de pánico.

Interviene en el proceso digestivo

Su capacidad de transmitir información de una neurona a otra se mantiene también en el tracto intestinal, en donde está comprobado que se encuentra la mayor cantidad de serotonina del cuerpo. Así pues, en los intestinos, la serotonina tiene la importantísima función de regular la digestión. Niveles muy altos de esta sustancia pueden causar diarrea, mientras que los niveles bajos suelen causar estreñimiento y puede afectar incluso la sensación de saciedad o el apetito.

Marca nuestro ritmo de sueño

Durante todo el día, los niveles de serotonina suelen variar definiendo nuestro ritmo circandiano. Así pues, estos niveles pueden subir o bajar indicando cuándo es tiempo para dormir y cuál es el periodo de vigilia.

Lee también: Cómo dormir bien y profundo

Mantiene nuestra temperatura corporal

Gracias a la serotonina es posible mantener estable nuestra función térmica. Este aspecto tiene una gran importancia puesto que un descontrol en nuestra temperatura puede ocasionar la muerte de miles de tejidos celulares.

¿Cómo aumentar la serotonina?

Aunque pueda parecer una tarea un poco difícil, es posible con un mejor estilo de vida evitar los niveles bajos de serotonina en nuestro cuerpo, siempre de forma natural. A continuación, algunas recomendaciones:

Realiza algunos cambios en tu dieta

Aunque la serotonina no se encuentra en ningún alimento, es posible aumentar sus niveles si consumimos alimentos ricos en triptófano, un aminoácido a partir del cual se produce.

En este sentido, la soja, la carne de pollo y pavo, el salmón, la piña, la alcachofa, el plátano, el huevo y el chocolate son los alimentos recomendados.

Practica deportes, inscríbete en el gym o medita

Está comprobado por varios estudios de la Universidad de Texas que la actividad física y la meditación constante juegan un papel fundamental en la producción de serotonina en el organismo, de hecho, su influjo es tan importante que se ha descubierto que para algunas personas la actividad física tiene el mismo efecto que los antidepresivos y ansiolíticos.

Relacionado: 9 beneficios de correr

Ríete más

Cuando reímos, liberamos una cantidad considerable de serotonina, por tanto, involúcrate en actividades divertidas o pasa tu tiempo con personas con las que puedas reír y relajarte.

¿Cuál es la diferencia entre la serotonina y la dopamina?

Aunque ambas sustancias, serotonina y dopamina, se producen en el cuerpo y funcionan como neurotransmisores, las diferencias entre ellas tienen que ver con las funciones que cumplen en nuestro organismo.

Mientras que la serotonina regula el estado de ánimo, el sueño, el apetito, el sentido de la saciedad, la libido, entre otras cuestiones de suma importancia para nuestra vida, la dopamina se encarga de controlar otro espectro de funciones muy importantes para el ser humano.

Entre estas se encuentran la capacidad motora, la motivación, la cognición, el comportamiento del individuo, el sentido de placer, la conformación del humor y el ritmo cardíaco. Estudios demuestran que niveles bajos de dopamina en el cuerpo pueden generar la enfermedad de Parkinson y niveles altos puede ocasionar esquizofrenia.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El trabajo, la familia y demás preocupaciones pueden hacer que entres en un círculo vicioso de...

La gimnasia hipopresiva es una alternativa a los ejercicios tradicionales para tonificar el área...

La copa menstrual, copa vaginal o copa para la regla, es un dispositivo de higiene femenina...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.