Semillas de sésamo: origen y propiedades

Alimentación, Salud  / 

Las semillas de sésamo se han infiltrado en nuestra alimentación casi sin que nos hayamos enterado. En los panes de hamburguesa, bagels, sushi, comida china o recetas que nos llegan del Medio Oriente, estas discretas semillas están presentes para aportar su parte en el juego de sabores.

Sin embargo, ¿qué conoces de estas semillas? ¿Sabes su origen y propiedades? Aunque estemos acostumbradas a hablar y ver las semillas de sésamo, la verdad es que muy poca gente las conoce verdaderamente. Descubre ahora más sobre estas semillas y las ventajas de incluirlas en tu alimentación.

Qué son

Las semillas de sésamo no nos llegan desde un barrio especial, sino de una planta, el sésamo. Esta planta es cultivada para la remoción de sus semillas, siendo que sus hojas y frutos no son utilizados en la alimentación.

Estas semillas suelen aparecer en dos colores: negras y blancas. Ambas tienen origen en el mismo fruto pero las primeras mantienen su cáscara, lo que les aporta su color. En lo referente al sabor, son las dos muy similares, aunque las semillas negras suelan tener un sabor un poco más activo.

Beneficios y propiedades de las semillas de sésamo

Beneficios y propiedades de las semillas de sésamo

Son utilizadas en la gastronomía mayoritariamente por el sabor que aportan, pero las propiedades de las semillas de sésamo no dejan de tener sus ventajas también.

Son particularmente ricas en grasas buenas, como los ácidos linoleicos y oleicos. Los primeros pertenecen al grupo de grasas omega-6, esenciales a la salud y funcionamiento regular de las células. Promueven aún la reducción de los niveles de colesterol, actuando así en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Por su turno, los ácidos oleicos pertenecen al grupo de grasas omega-9. Igual que los primeros, promueven la reducción de los niveles de colesterol pero tienen un papel esencial también en el aumento de los niveles de colesterol bueno. La principal diferencia entre los dos tipos de ácidos es que el organismo no consigue generar grasas omega-6 sin necesitar una fuente externa.

Una cucharada de semillas de sésamo puede llegar a contener 2 g de proteína, esencial para la regeneración muscular, entre varias otras vitaminas y minerales como el hierro, calcio, magnesio, manganeso, fósforo y zinc.

Contraindicaciones

Al consumirlas en pequeñas porciones como las que encontramos en la comida, las semillas de sésamo parecen no presentar contraindicaciones. Sin embargo, un excesivo consumo de estas puede conllevar algunos problemas principalmente a nivel de sus efectos en la sangre.

Estas semillas pueden resultar en una reducción de la presión arterial. Si sufres de tensión baja debes tener en atención este pormenor para que esta no baje demasiado.

Asimismo, las semillas de sésamo pueden también afectar los niveles de azúcar en la sangre, lo que convierte el control de las diabetes en algo más complicado.

Además, algunas personas pueden desarrollar alergia a estas semillas resultando en síntomas como diarrea y erupciones cutáneas.

semillas de sésamo contraindicaciones

¿Las semillas de sésamo engordan?

Una porción (aproximadamente una cucharada) puede llegar a contener hasta 52 calorías. Sin embargo, si consumes estas semillas de una forma controlada y sin excesos, estas no engordarán y, por lo contrario, te podrán ayudar en la pérdida de peso.

La proteína en su composición promueve una sensación de saciedad prolongada, ayudando a controlar las ganas de comer. Ya sus lignanos (metabolitos presentes en algunas plantas como el sésamo) promueven la liberación por el hígado de más enzimas cuya función es la quema de grasa.

Aunque las semillas de sésamo contengan nutrientes que pueden ayudar en el proceso de adelgazamiento, este solo será efectivo si logras un déficit calórico en tu dieta. Debes por eso tener en atención las calorías que aportan estas semillas en tu cálculo diario.

Dónde comprar

Las semillas de sésamo están disponibles para compra en cualquier supermercado, usualmente en la sección de las especias. Aparecen, a veces, con el nombre ajonjolí, un sinónimo de sésamo.

Puedes también encontrarlas en herbolarios y tiendas de comida asiática muy fácilmente.

 

Las semillas de sésamo son mayoritariamente utilizadas por el sabor que aportan a los platos pero hay más beneficios en su utilización además del paladar.

Agrega pequeñas cantidades de estas semillas a tus platos para obtener una comida más crujiente y rica en grasas buenas que te ayudará a mantener la salud de tu organismo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan