Semillas de amapola: propiedades y contraindicaciones

Alimentación, Salud  / 

Estamos acostumbradas a ver las semillas de amapola solo como decoración en las rosquillas o en el pan de hamburguesa, pero estas ocultan también secretos de bienestar. Estas pequeñas semillas negras o blancas son ricas en varios nutrientes esenciales para la salud del organismo y pueden ayudar a promover el funcionamiento adecuado del cuerpo.

Estas semillas son extraídas de la planta adormidera, más conocida por ser usada como base en la producción de opio y de morfina, entre otros narcóticos. Sin embargo, sus semillas son desde hace mucho utilizadas en la gastronomía y solo te engancharán a sus beneficios y propiedades.

Descubre por qué debes aumentar el consumo de estas semillas y cómo puedes hacerlo.

Propiedades de las semillas de amapola

Propiedades de las semillas de amapola

Aunque sean muy pequeñas, las semillas de amapola son una importante fuente de nutrientes para el cuerpo. Entre sus muchas vitaminas, minerales y macronutrientes hay tres que se destacan.

Fibra dietética

Las semillas de amapola son ricas en fibra dietética, un tipo especial de fibra solo presente en las plantas. Esta promueve la expansión de los alimentos en el estómago, ayudando a que te sientas satisfecha más rápidamente. Asimismo, absorbe el agua en su trayecto en el estómago e intestinos, facilitando el funcionamiento intestinal y evitando el estreñimiento. Esta combinación de funciones es muy importante principalmente si estás intentando adelgazar.

Minerales

Estas pequeñas semillas son también una importante fuente de minerales, entre ellos el cobre, manganeso, fosforo, zinc y calcio.

La importancia del calcio para la salud ósea es ya ampliamente reconocida, pero tiene también un papel en la salud cardiovascular y nerviosa. Por su turno, el cobre es una parte integrante de la producción de células rojas, mientras que el potasio ayuda a controlar la presión arterial y los latidos cardíacos.

El zinc y el manganeso tienen efectos más amplios en el organismo. El primero es importante en la regulación del crecimiento y desarrollo corporal, y el segundo apoya la actuación de enzimas antioxidantes contra los radicales libres que pueden dañar las células.

Ácidos grasos

Los ácidos grasos, también conocidos como grasas buenas, son esenciales para el bienestar del organismo. Las semillas de amapola, igual que las semillas de sésamo, son particularmente ricas en ácidos linoleicos y oleicos. Los primeros tienen un papel fundamental en la reducción de los niveles de colesterol y en el aumento del bienestar general de las células. Son una importante ayuda contra las enfermedades cardiovasculares.

Los ácidos oleicos actúan también en la reducción del colesterol pero su principal función es el aumento de los niveles de colesterol bueno.

Lee también: Beneficios y propiedades de las semillas de chia

Contraindicaciones de su consumo

En general, no existen contraindicaciones del consumo de semillas de amapola. Sin embargo, hay ciertas situaciones que debes tener en cuenta si las consumes regularmente.

Como son originarias de la planta adormidera, estas semillas pueden contener pequeños vestigios de narcóticos como el opio. Su cantidad es suficientemente insignificante para que no produzca efecto en el organismo. Sin embargo, es posible que un análisis a la orina pueda detectar pequeños trazos. Esto es importante principalmente en los casos de los atletas profesionales sometidos a pruebas anti-doping.

Asimismo, mientras que las cantidades consumidas usualmente en la comida no producen efectos, una ingesta grande y exagerada de esta semilla puede tener efectos nocivos para la salud.

Cómo consumirlas

La dimensión de las semillas de amapola es tan pequeña y su sabor tan blando que es difícil comerlas solas como snack. La forma más fácil de consumirlas es añadir una pequeña cucharada a tus cereales o yogur, por ejemplo, o mezclarlas con la salsa de una ensalada. Como alternativa, puedes también batirlas juntamente con la frutas y verduras cuando preparas tus batidos y así beberlas sin más.

Es posible encontrar también semillas de amapola como especia que puedes usar para condimentar tu comida o para engrosar algunos postres y pasteles.

semillas de amapola comprar

Dónde comprarlas

Las semillas de amapola están disponibles para venta en cualquier herbolario y en algunas tiendas de dietética y bienestar. Es también cada vez más usual encontrarlas en los grandes supermercados en la sección de dietética o junto a las demás especias.

 

Aunque exista algún prejuicio y miedo (justificado) alrededor de las amapolas, sus semillas son la prueba de que incluso algo malo puede tener algo de bueno dentro de sí. Añade estas semillas a tus ensaladas y batidos para disfrutar de su poder de decoración y sobretodo de sus propiedades y beneficios.

A Juan Luis Guerra una amapola le dijo que te iba a ver y seguramente lo hará… más sana que nunca.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan