Semana 9 de embarazo

Mamá  / 

¡Ya estás en la semana 9 de embarazo! Felicidades, ya has entrado en el tercer mes. Tu bebé ya mide unos 3 centímetros y pesa alrededor de 40 gramos.

Desarrollo del bebe en la semana 9 de embarazo

¿Quieres saber cómo se está desarrollando tu bebé? Esto es lo que ocurre:

  • Ya se pueden apreciar los codos, las manos con los dedos y las muñecas. Están situados a la altura del corazón.
  • Las piernas se alargan y aparecen los pies con sus deditos. Las rodillas también se distinguen claramente.
  • La cabeza sigue siendo la parte más grande en proporción con el resto del cuerpo. Pero ahora está más erecta y empieza a adquirir una forma redondeada.
  • Los ojos, que hasta ahora estaban en los lados de la cabeza, van desplazándose hacia la parte frontal. Además, los párpados cubren parcialmente los ojos. No se abrirán hasta la semana 26 de gestación.
  • Los pabellones auriculares están bien formados.
  • La boca también se aprecia, pues los labios ya están formados. El bebé comenzará a abrirla de un momento a otro.
  • Se desarrollan los órganos genitales, aunque es pronto para distinguir el sexo. Específicamente, lo que se ve es el tubérculo genital, una protuberancia común que será la que más adelante dará lugar a los genitales femeninos o masculinos.
  • El bebé se mueve, aunque todavía no lo puedas apreciar.
  • Los huesos siguen creciendo, mientras que las costillas y las vértebras ya están en su sitio. Por su parte, el esqueleto irá calcificándose y endureciéndose de forma gradual.
  • El saco gestacional se va haciendo cada vez más y más pequeño.
  • Los órganos que conforman el sistema digestivo continúan desarrollándose.
  • A lo largo de esta semana, los riñones de tu bebé comenzarán a producir orina. La eliminará a través del líquido amniótico.
  • El hígado segrega bilis y el páncreas produce insulina.
  • El latido de su corazón es de unas 160 o 170 pulsaciones por minuto.

Síntomas y cambios en la madre

Todos estos cambios que se están produciendo en tu interior se reflejan en el exterior. Ahora sí, ahora ya se te empieza a notar la tripita porque tu útero es más grande que un pomelo. Además, seguirás experimentando los síntomas típicos del primer trimestre de embarazo: náuseas, mareos, ganas de orinar frecuentes, cansancio, un sentido del olfato más desarrollado, cambios de humor, etc.

Los pechos estarán incluso más hinchados y sensibles al tacto que antes, así que si no puedes ponerte boca abajo para dormir, acuéstate sobre el lado izquierdo. También es recomendable que comiences a utilizar sujetadores de premamá.

Todavía es pronto para que comiencen los dolores de espalda, pero podría ser que sientas alguna molestia en la zona lumbar. Los gases, el ardor de estómago y/o el estreñimiento también podrían hacer acto de presencia. Al igual que los antojos.

Cuidados de la embarazada y del feto

Seguro que a estas alturas ya has ido al médico y tienes cita con la matrona y demás profesionales que se encargarán de velar porque tu bebé y tú estéis bien. Si no lo has hecho, ya vas tarde, porque los chequeos deberían empezar antes de la semana 9 de embarazo. Hasta la semana 12 no te harán la primera ecografía en la Seguridad Social, pero puedes acudir a tu ginecólogo a que te practique una por vía vaginal.

También es fundamental que empieces a cuidarte más si cabe, porque todo lo que hagas puede beneficiar o perjudicar a tu bebé. Así que, a partir de ahora, nada de tabaco, alcohol o prácticas que puedan poner en peligro al feto. En cuanto a la cafeína, es mejor limitar su consumo para que no te altere el sueño ni el ritmo cardíaco. Lo recomendable es un máximo de 300 miligramos al día.

Alimentación en la semana 9 de embarazo

Muy importante también es que te mantengas hidratada, que reduzcas el consumo de sal y que comas de forma saludable. Prioriza las frutas, verduras, frutos secos, carnes, pescados, lácteos, legumbres, cereales y pastas integrales.

Introduce también la vitamina C, pues ayuda al desarrollo de los huesos, los dientes y la piel del bebé. Al mismo tiempo, es buena para prevenir la anemia.

Evita ciertos alimentos, como los lácteos no pasteurizados, pescados con altas concentraciones de mercurio, las carnes crudas o poco hechas y los embutidos, si la prueba de toxoplasmosis ha salido negativa.

Además de cuidar tu alimentación, tendrás que tomar suplementos:

  • El ácido fólico es fundamental para reducir los defectos en el tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal (la espina bífida, por ejemplo).
  • La vitamina B es buena para reducir el riesgo de aborto espontáneo.
  • El yodo ayuda al desarrollo cerebral del bebé.
  • La vitamina B12 ayuda a la formación de los glóbulos rojos.
  • El hierro reduce las posibilidades de padecer anemia y favorece el aporte de oxígeno para el bebé.
  • La vitamina D se toma para el correcto desarrollo óseo del bebé.

Aparte de todo lo dicho sobre la semana 9 de embarazo, intenta caminar al menos durante media todos los días.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Los niños tienen que jugar, eso está claro. Si hace buen día, en la calle para que les dé el aire....

El jengibre tiene un montón de propiedades para la salud. Cuando una persona está sana, sus...

¿Sales de cuentas dentro de poco? Puede que a estas alturas no hayas podido resistirte a consultar...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.