Semana 6 de embarazo

Mamá  / 

Así, sin darte apenas cuenta, has llegado a la semana 6 de embarazo. A partir de ahora todo sucederá muy rápido. Los cambios que experimentará tu cuerpo empezarán a ser perceptibles y el embrión cada vez se parece más a una personita diminuta.

¿Cómo es el embrión a las 6 semanas de embarazo?

En la semana 6 de embarazo seguimos en el período organogenético, es decir, que todavía continúan desarrollándose lo que serán los futuros órganos. Estos son los principales cambios que se producen en el embrión:

  • Plegamiento del disco embrionario en los extremos cefálico y caudal.
  • Se forman las cavidades y las membranas que albergarán órganos como los pulmones.
  • El cordón umbilical fija el embrión al saco vitelino. No obstante, el saco es quien sigue suministrando el alimento al bebé porque el cordón umbilical todavía no está preparado para ello.
  • Siguen en crecimiento lo que serán los órganos, sistemas y aparatos del bebé.
  • Ya se diferencian varios tejidos en las tres capas germinales o embrionales (hojas blastodérmicas). Recuerda cuáles son:
    1. El endodermo (la capa interna) se transformará en el sistema digestivo, el hígado, los pulmones, el páncreas, la vejiga y la uretra.
    2. El mesodermo (la capa intermedia) se transformará en el corazón, órganos sexuales, huesos, riñones y músculos. Durante esta semana, algunas células mesodérmicas darán origen a vasos sanguíneos en el interior de las vellosidades (vellosidades coriónicas terciarias). Muy pronto, esto vasos sanguíneos se conectarán con la circulación del embrión por medio de los vasos umbilicales.
    3. El ectodermo (la capa externa) formará el sistema nervioso, el pelo, la piel y los ojos.
  • El tubo neural, que más adelante se transformará en el cerebro y la médula espinal, comienza a cerrarse.
  • Aparecen las raíces de los miembros inferiores. Es una especia de cola que más adelante se convertirá en las piernas. Al mismo tiempo, en el tren superior aparecerá la primera fase de lo que serán los brazos.
  • Ya empieza a perfilarse el rostro, con la aparición de pliegues en las zonas que después ocuparán la mandíbula, las mejillas y la barbilla. También empiezan a sobresalir las partes en las que estarán la nariz y los ojos. De hecho, se pueden apreciar ya dos pequeños hoyos a ambos lados de la cabeza donde después estarán los ojos. Y la cabeza se empezará a doblar hacia el cuerpo, esbozando lo que serán la mandíbula inferior y la laringe.
  • La estructura del oído interno empieza a crecer hacia adentro.
  • El corazón ya cuenta con cuatro cavidades. Es tan fuerte, que es capaz de hacer circular la sangre alrededor del cuerpo del bebé.
  • Los riñones y el hígado comienzan a tomar forma, mientras que los tubos que se convertirán en pulmones desarrollan una estructura en forma de bolsas.

Durante este periodo, la longitud del embrión entre la cabeza y el final de la columna vertebral es de unos 6 mm. Es lo que se conoce como LCC (longitud cráneocaudal).

Cambios en la madre

Todos estos cambios en el embrión implican que se produzcan importantes transformaciones en el interior de la mamá. En la semana 6 de embarazo la estructura ósea y los órganos se modifican ligeramente, al igual que la circulación sanguínea, el ritmo de la respiración y el funcionamiento del hígado y los intestinos.

Algunas mujeres también notan que su piel se vuelve más tersa, que sus rasgos faciales se suavizan y que el cabello es más espeso.

En cuanto a los síntomas, estos seguirán siendo los mismos que tenías las semanas anteriores. A las náuseas y el cansancio podrían sumarse el estreñimiento (la hormona progesterona ralentiza el tránsito intestinal), el ardor de estómago, el exceso de salivación y/o la congestión nasal.

De momento no aumentarás de peso ni se te notará la barriguita, pero puede que te sientas más hinchada, sobre todo por la zona del abdomen, los muslos y el pecho.

Pruebas durante la semana 6 de embarazo

A partir de la semana 6 de embarazo comenzarán las pruebas y chequeos médicos. Hasta la semana 12 no te harán la primera ecografía en la Seguridad Social, pero puedes acudir a tu ginecólogo a que te practique una por vía vaginal.

Además, en algunos centros de salud ya derivan a las mujeres embarazadas a la matrona a partir de esta semana. La primera consulta será, sobre todo, para conocer tu historial médico, hábitos alimenticios, posibles alergias, saber si has tenido más hijos (y cómo han sido los partes), preguntar por tus antecedentes familiares y verificar el grupo sanguíneo. También te pesarán y tomarán la tensión para ir controlando la evolución a lo largo de todo el embarazo.

Cuida tu alimentación

Antes de terminar queremos incidir en lo importantísimo que es adquirir unos hábitos saludables. Nada de tabaco, alcohol o prácticas que puedan poner en peligro al futuro bebé. En cuanto a la cafeína, es mejor limitar su consumo para que no te altere el sueño ni el ritmo cardíaco.

Muy importante también es que te mantengas hidratada, que reduzcas el consumo de sal y que comas de forma saludable. Prioriza las frutas, verduras, frutos secos, carnes, pescados, lácteos, legumbres, cereales y pastas integrales.

Aparte de los controles rutinarios y de cuidar tu alimentación tendrás que tomar suplementos como el ácido fólico, fundamental para reducir los defectos en el tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal (la espina bífida, por ejemplo). El yodo (ayuda al desarrollo cerebral del bebé), la vitamina B (para reducir el riesgo de aborto espontáneo), la vitamina B12 (ayuda a la formación de los glóbulos rojos), la vitamina D (para el correcto desarrollo óseo del bebé) o el hierro (reduce las posibilidades de padecer anemia y favorece el aporte de oxígeno para el bebé) son otros suplementos que se recomiendan tomar desde el principio del embarazo.

Para más información sobre estos suplementos y vitaminas, no te pierdas los artículos de lo que ocurre en las primeras semanas de embarazo y, como siempre, consulta la opinión de tu médico.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Cuando llega un recién nacido a casa hay que tener preparadas un montón de cosas. Y uno de esos...

El olor de los bebés es siempre tan especial… Ellos de por sí ya huelen bien, pero las colonias...

Ya ha pasado el primer trimestre. Estás en la semana 13 de embarazo y tienes ganas de gritar en...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.