Semana 2 de embarazo: descubre qué cambios experimenta tu cuerpo

Mamá  / 

El embarazo trae consigo un montón de dudas para las futuras mamás. Nosotros trataremos de despejar muchas de ellas. En este artículo descubrirás los cambios que experimentará tu cuerpo durante la semana 2 de embarazo y cómo se desarrolla el bebé. También listaremos una serie de consejos y pautas que debes seguir durante este período.

Síntomas en la semana 2 de embarazo

Lo más normal es que durante la semana 2 de embarazo las futuras mamás no noten ningún síntoma, pese a que su cuerpo ya ha empezado a cambiar y a prepararse para albergar y proteger al bebé.

En esta segunda semana de embarazo aumentan los estrógenos para favorecer que los músculos del cuello del útero se relajen. Esta alteración hormonal sí que pueden notarla algunas mujeres, aunque es difícil saber el motivo exacto.

Quienes sí han experimentado algún síntoma, dicen que notan dolor pélvico, presión en la pelvis y cadera y/o ganas de orinar con más frecuencia. También es frecuente que aumente el flujo vaginal y que este adquiera un color transparente y una textura más viscosa de lo normal. Del mismo modo, aumenta la temperatura corporal basal durante las primeras horas de la mañana.

Aunque tú no sientas nada, los cambios físicos, metabólicos y fisiológicos necesarios para el correcto desarrollo del futuro bebé ya han comenzado. Esto implica que enseguida empezarás a notar los síntomas característicos de las primeras semanas de embarazo, como pueden ser el cansancio, la sensibilidad en los pechos (y el aumento de tamaño), un sentido del olfato más desarrollado, hinchazón en la parte baja del abdomen, cambios de humor o las náuseas.

Desarrollo del bebé en la semana 2 de embarazo

Los cambios en el futuro bebé también son importantes. En un artículo anterior sobre la semana 1 de embarazo veíamos que a los 7 días el óvulo fertilizado desciende por las trompas de Falopio hacia el útero para implantarse. Este óvulo ha sido expulsado y traspasado la superficie del ovario. Junto a él, se han desprendido fluidos del folículo ovárico y hormonas como la progesterona, que estimularán el engrosamiento de la membrana del útero.

Durante esta semana 2 de embarazo empieza a formarse la placenta, el órgano que se encarga de transmitir los nutrientes al bebé y de actuar como filtro de los deshechos del bebé. Más cosas que ocurren a lo largo de estos 7 días:

  • Se crea el saco amniótico junto con el líquido amniótico. Este fluido servirá como amortiguador para el feto.
  • Se forma la cavidad coriónica y el pedículo de fijación (el futuro cordón umbilical).
  • Comienza la circulación lacunar. Eso quiere decir que la sangre comienza a circular por todo el espacio embrionario para que el embrión pueda alimentarse de los nutrientes que aporte su mamá.
  • Empiezan a aparecer las dos cavidades oculares y a desarrollarse el tubo neural (más adelante se convertirá en el cerebro, la médula espinal, el sistema nervioso y la columna vertebral).

Semana 2 de embarazo: qué hacer y consejos

Al igual que ocurre durante la primera semana, probablemente todavía no sepas que estás embarazada. Aún así, lo recomendable es seguir unos hábitos de vida saludables. Por eso, es importante que desde el momento que decidas que vas a intentar quedarte embarazada comiences a cuidarte como si lo estuvieras. Nada de tabaco, alcohol o prácticas que puedan poner en peligro al futuro bebé.

Es recomendable también tomar suplementos como el ácido fólico, fundamental para reducir los defectos en el tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal (la espina bífida, por ejemplo). El yodo (ayuda al desarrollo cerebral del bebé), la vitamina B (para reducir el riesgo de aborto espontáneo), la vitamina B12 (ayuda a la formación de los glóbulos rojos), la vitamina D (para el correcto desarrollo óseo del bebé) o el hierro (reduce las posibilidades de padecer anemia y favorece el aporte de oxígeno para el bebé) son otros suplementos que se recomiendan tomar desde el principio del embarazo.

Si ya sabes que estás embarazada, tendrás que empezar a pedir cita para las revisiones prenatales. Eso incluye desde ecografías hasta análisis de sangre, revisiones ginecológicas o visitas a la matrona.

Asimismo, es importante que te mantengas hidratada, que reduzcas el consumo de sal y que comas de forma saludable. Prioriza las frutas, verduras, frutos secos, carnes, pescados, lácteos, legumbres, cereales y pastas integrales.

Por lo demás, puedes llevar una vida normal. Eso sí, adaptada al embarazo. Sobre todo durante el primer trimestre, que es cuando hay un mayor riesgo de aborto espontáneo.

Semana pasada

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Hoy a inglés, mañana a fútbol, pasado a música. Las actividades extraescolares son una asignatura...

El verano va pasando y antes de que nos demos cuenta habrá que ir pensando en la vuelta a la...

Cada año lo mismo. Llegan los días previos al inicio del curso escolar y parece que nunca vamos a...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.