Semana 12 de embarazo: se acaba el primer trimestre

Mamá  / 

El primer trimestre se acaba. Estás en la semana 12 de embarazo y ya puedes empezar a anunciar a tus seres queridos que estás embarazada (si has conseguido llegar hasta aquí guardando el secreto).

Desarrollo del bebé en la semana 12

Enseguida no podrás ocultar la tripita, pues a partir de ahora el crecimiento va a ser muy rápido. En este momento, el feto mide unos 5 o 6 centímetros desde la cabeza al coxis y pesa entre 8 y 14 gramos.

¿Qué más cambios están ocurriendo en tu bebé?

  • Los dedos de las manos y los pies ya están separados y puede moverlos.
  • Empieza a aparecer vello en su cuerpo.
  • Le están creciendo las uñas.
  • Ya se pueden diferenciar los genitales.
  • Se está desarrollando el sistema nervioso fetal.
  • La hipófisis ya segrega hormonas.
  • Los intestinos se desplazan a la cavidad abdominal.
  • El intestino delgado puede contraerse para transportar la comida.
  • El sistema digestivo ya no es un simple tubo. Ahora ha crecido y se ha curvado sobre sí mismo para conformar las diferentes partes: esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso.
  • Estira y encoge los brazos y las piernas.
  • Es capaz de abrir la boca, de bostezar, de hipar, de tragar y de estirar el cuello.
  • Los riñones ya comienzan a producir orina en pequeñas cantidades.
  • Las cuerdas vocales también se forman durante la semana 12 de embarazo.
  • El cerebro sigue desarrollándose.
  • Su corazón late muy fuerte (160 pulsaciones por minuto aproximadamente).

En resumen, durante la semana 12 de embarazo, la mayoría de las estructuras internas del bebé ya están formadas. Lo único que les queda es ir perfeccionándose y creciendo.

Síntomas y cambios en la madre

Ya ves que el bebé cambia rápidamente. ¿Ocurre lo mismo con la madre? Lo más destacado es que a partir de ahora, las náuseas tendrían que ir remitiendo. De hecho, las estadísticas muestran que en el 60% de las futuras mamás desaparecen durante esta semana.

Después, dependiendo de las mujeres, pueden darse una serie de síntomas externos, como la aparición de unas pequeñas manchas en el rostro (cloasma del embarazo) o de una línea oscura en el abdomen (la denominada como línea alba).

Además, debido al aumento del flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos y a que las hormonas producen más glándulas sebáceas, tu piel tendrá un aspecto más saludable y suave. También puede ocurrir que te salga algún grano, que tus pecas y lunares se vuelvan más oscuros o que te salgan unas líneas rojas en las piernas y el pecho (nevo aráneo).

Asimismo, es importante señalar que el útero ya se encuentra a la altura del borde superior del hueso del pubis, por lo que ya es posible palpar cómo empieza a sobresalir por encima de los huesos de la pelvis.

Cuidados de la embarazada y del feto

En cuanto a los cuidados que debes tener durante la semana 12 de embarazo, no difieren mucho de los que venías practicando. Evitar grandes esfuerzos, seguir una alimentación sana y continuar tomando los suplementos que te haya mandado el médico son las principales recomendaciones. Al margen, claro está, de respetar los controles médicos pertinentes.

De las tres ecografías principales que se realizan durante el embarazo, la primera suele hacerse en la semana 12. En ella podrás ver cómo se mueve tu bebé, escuchar el latido de su corazón y reconocer sus brazos y piernas. Probablemente ya te puedan indicar la fecha prevista para el parto, en función de las medidas de cabeza, abdomen y fémur.

Además, esta ecografía sirve para determinar ciertos aspectos del desarrollo del cerebro y el grosor del pliegue nucal. Con ello se calculan las probabilidades de que el bebé tenga alguna alteración genética, como el síndrome de Down, el de Patau o el de Edwards.

Si la translucencia nucal da una media superior a 3 milímetros, puede que el médico mande realizar una biopsia corial o esperar a la semana 15 para practicar una amniocentesis. Una alternativa si no quieres someterte a estas pruebas invasivas es realizarte un test de ADN fetal en sangre maternal. El problema está en que debes hacerlo en una clínica privada.

Otra precaución que deberías tomar cuando vayas en coche es poner un adaptador para el cinturón de seguridad que proteja al feto si sufres un golpe.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El trabajo, los niños, la casa… Durante todo el año nos pasamos los días corriendo de un sitio para...

Ha llegado el momento de volver a romperse la cabeza para escribir la carta a Papá Noel y a los...

Hace unos días recibía en el buzón de casa el primer catálogo de juguetes de este año, y mi hijo se...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.