Semana 1 de embarazo: esto es lo que ocurre en tu cuerpo

Mamá  / 

40 semanas. Eso es lo que dura un embarazo si se toma como referencia el momento de la última menstruación. Durante esos 280 días tu cuerpo sufre un montón de cambios y tu bebé pasa de tener el tamaño de una semilla a tener sus extremidades y órganos completamente formados. En este artículo descubrirás todo lo que ocurre dentro de ti durante la semana 1 de embarazo.

Síntomas en la semana 1 de embarazo

Durante esta primera semana puede que no notes ningún síntoma, pero ten por seguro que tu organismo ya se está preparando para la maternidad. Los folículos ováricos comienzan a desarrollarse mientras que el endometrio amplía su grosor.

Los niveles de estrógeno y progesterona todavía se mantienen bajos, pero son suficientes para favorecer que los músculos del cuello del útero se relajen. Como consecuencia, el canal uterino se abre y la mucosa se vuelve más fluida. Al mismo tiempo, comienzan los cambios físicos, metabólicos y fisiológicos necesarios para el correcto desarrollo del futuro bebé.

Probablemente todavía no notes los síntomas característicos de las primeras semanas de embarazo, como pueden ser el cansancio, la sensibilidad en los pechos (y el aumento de tamaño), un sentido del olfato más desarrollado, cambios de humor o las náuseas. Pero puede que sí empieces a notar presión en la pelvis y cadera, así como más ganas de orinar.

Lee también: Los síntomas del embarazo más recurrentes

Desarrollo del bebé en la semana 1 de embarazo

¿Pero qué ocurre con el bebé? Esto es lo que pasa en la primera semana de embarazo.

1. Un día después de ser fecundado por el espermatozoide, el óvulo se divide por primera vez.

2. El óvulo continúa dividiéndose hasta formar el blastocisto, una célula embrionaria que durante los primeros días puede tener más de 100 células.

3. Ya en el quinto día, las células empiezan a separarse en dos grupos.

  • El primer grupo conformará el aro exterior, que es donde se ubicará la placenta que protegerá al bebé.
  • El segundo grupo constituirá el aro interior. Estas son las células madre que se convertirán en embrión.
  • A los 7 días es cuando el óvulo fertilizado desciende por las trompas de Falopio hacia el útero para implantarse.

Semana 1 de embarazo: qué hacer y consejos

No es frecuente saber que estás embarazada en la semana 1 de embarazo. Pero si eso ocurriera, debes acudir al médico para que empiece el control prenatal. Será el profesional de atención primaria quien te dé los volantes que necesitarás para las primeras pruebas. Análisis, revisiones ginecológicas, ecografías…

También tendrás que empezar a tomar suplementos como el ácido fólico, fundamental para reducir los defectos en el tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal (la espina bífida, por ejemplo). El yodo (ayuda al desarrollo cerebral del bebé), la vitamina B (para reducir el riesgo de aborto espontáneo), la vitamina B12 (ayuda a la formación de los glóbulos rojos), la vitamina D (para el correcto desarrollo óseo del bebé) o el hierro (reduce las posibilidades de padecer anemia y favorece el aporte de oxígeno para el bebé) son otros suplementos que se recomiendan tomar desde la semana 1 de embarazo.

Otros consejos y cuidados que debes tener desde el minuto uno de embarazo:

1. Sigue una dieta saludable. Come de forma saludable, priorizando las frutas, verduras, frutos secos, carnes, pescados, lácteos, legumbres, cereales y pastas integrales.

2. No hagas dieta, pero tampoco comas el doble de lo que deberías. Lo ideal sería que no engordases más de 10 o 12 kilos en todo el embarazo.

3. Evita ciertos alimentos, como los lácteos no pasteurizados, pescados con altas concentraciones de mercurio, las carnes crudas o poco hechas y los embutidos, si la prueba de toxoplasmosis ha salido negativa.

4. Reduce el consumo de sal para no retener líquidos.

5. Evita el consumo de bebidas alcohólicas. Es muy importante que recuerdes que el alcohol es capaz de atravesar la placenta y el feto tiene mucha dificultad para procesarlo y eliminarlo, en mayor medida durante el primer trimestre. Estas semanas son, precisamente, cuando se está desarrollando el cerebro y el sistema nervioso central del bebé.

6. Mantente hidratada. Para ello, además de agua y leche, puedes tomar zumos naturales o caldos de verduras.

7. Continúa realizando ejercicio, pero adaptado a tu estado. Puedes caminar un buen rato todos los días, hacer los ejercicios de yoga permitidos para embarazadas o nadar.

8. Descansa todo lo que puedas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿Acabas de tener un bebé o estás a punto de ser mamá de tu primer hijo? Probablemente la felicidad...

Ni el invierno ni el exceso de calor son una excusa para quedarse en casa sin hacer nada. Además,...

La historia de la muñeca Nancy es inseparable de la historia de varias generaciones de niños y...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.