¿Es buena idea salir con un compañero de trabajo?

Dinero y Carrera  / 

¿Pensando en salir con un compañero de trabajo? Las relaciones no son fáciles, y menos aún cuando tu pareja trabaja en la misma oficina que tú. Hay empresas que no quieren que sus empleados mantengan relaciones amorosas. Otras, vetan directamente a las mujeres, novias, maridos o novios de sus trabajadores. ¿El motivo? La creencia de que una ruptura afectaría negativamente a su rendimiento laboral.

Así que, antes de salir con un compañero de trabajo, debes enterarte de la política de tu empresa a ese respecto. ¿Tienes vía libre? Trata de conocer a esa persona fuera de la oficina, en un ambiente más relajado. Así sabrás si tenéis algo en común fuera del ámbito estrictamente profesional.

Pros y contras de salir con un compañero de trabajo

Trabajar juntos puede tener sus cosas buenas. Para empezar, no tendrás que estar un montón de horas sin ver a tu nuevo amor. ¡Lo tendrás a unos metros de distancia durante todo el día! Más cosas positivas de salir con un compañero de trabajo:

  • Tendrás un motivo más para no faltar al trabajo.
  • Los expertos aseguran que quienes pasan por esta situación mejoran su rendimiento laboral y se vuelven más eficientes.
  • Seguro que llegas al trabajo todos los días con una sonrisa en la cara.
  • No hará falta explicarle por qué has llegado tarde del trabajo.
  • De vez en cuando, puedes pedirle o darle algún consejo.
  • Si compartís coche para ir y volver del trabajo, ahorraréis dinero en desplazamientos.
  • No tendrás que moverte a otra zona de la ciudad para quedar a comer.

Pero, ojo, que los líos entre compañeros también tienen sus cosas malas. Si uno se pone malo y el otro pide el día para cuidarlo, la empresa se ve de repente sin dos de sus empleados. Al final, tus compañeros tendrán que trabajar el doble y puede que no les haga mucha gracia.

Tampoco acabarás desconectando de todo del trabajo cuando la jornada laboral se acabe, porque siempre saldrá algún tema de la oficina durante las conversaciones. Además, es bueno salir de vez en cuando con otras personas. Pero si tu círculo de amigos es también de compañeros de trabajo, probablemente tu pareja forme parte de él.

Luego está el tema de la ruptura. Si se da el caso, superarla es más complicado cuando estás viendo a tu ex durante todo el día.

5 consejos para salir con un compañero de trabajo

Entonces, ¿es posible salir con un compañero de trabajo y no morir en el intento? Es complicado, pero quizás estos consejos puedan ayudarte.

1. Daros un tiempo antes de comunicarlo en la empresa

Aunque tu empresa no tenga ninguna política sobre relaciones entre colegas, probablemente a tus jefes no les haga ninguna gracia tener a una nueva parejita en la oficina. Si tu pareja es tu jefe/a, a quienes no les gustará la historia será a tus compañeros. Así que al principio, intenta quedar en sitios en los que sepas que no vas a encontrarte con ningún otro empleado de la empresa. Y, por supuesto, no publiques fotos de los dos juntos en las redes sociales.

Sopesa si esa relación merece la pena. Cuando os decidáis a dar el paso de hacer pública vuestra relación, que sea porque tenéis muy claro que lo vuestro va en serio.

2. Ante todo, sé profesional

Ya sabemos que al principio de las relaciones es fácil perder la cabeza, pero en el trabajo debes seguir siendo igual de profesional que siempre. ¿Habéis discutido? Que no se note. ¿Tienes que entrar en su despacho o él/ella en el tuyo? Deja la puerta abierta para que nadie piense mal. Del mismo modo, limitad vuestros encuentros profesionales dentro de la oficina. Y los personales, dejadlos para casa. No pongas en riesgo tu carrera.

3. Sigue con tu vida

En toda relación es bueno que cada uno salga con sus amigos. Aunque estos sean colegas del trabajo, cada uno debe ir con su propio grupo. Además, no dejes de hacer las cosas que te gustan.

4. No hables de tu vida personal en el trabajo

Las amigas están para contarse los problemas, pero si estas trabajan contigo, no es recomendable que se lo expliques todo con pelos y señales. Al fin y al cabo, estás hablando de una persona que conocen y que ven todos los días.

5. No hables del trabajo en tu vida personal

Lo que pasa en la oficina se queda en la oficina. Cuando salgas de la oficina, procura no hablar con tu pareja del trabajo si no es absolutamente necesario.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Se nos llena la boca hablando de lo necesario que es aportar por la conciliación de la vida laboral...

Metes tu dinero a ahorrar en un banco con la esperanza de reunir una cantidad mayor y, cuando te...

La educación financiera no es algo que pueda aprenderse en el colegio. Fomentar el ahorro en los...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.