Cómo hacer que la ropa huela bien

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

Si todas las mañanas te pasas un buen rato aseándote y te echas perfume antes de salir de casa, no tiene mucho sentido que te pongas una prenda con mal olor. ¿Quieres que tu ropa huela bien siempre?

Empieza por revisar que tu lavadora está limpia, pues muchas veces el mal olor sale de este electrodoméstico. Asegúrate también de que no la dejas demasiado tiempo dentro del tambor y de que no la guardas sin que se haya secado completamente para que no coja olor a humedad.

Una vez tomadas estas precauciones iniciales, te daremos algunos consejos que te ayudarán a mantener tu ropa con un aroma fresco durante más tiempo.

7 trucos para que tu ropa huela siempre bien

1. Jabones y suavizantes perfumados

El primer paso para que tu ropa huela bien empieza por la lavadora. Hoy en día puedes encontrar detergentes y suavizantes perfumados que dejan un olor muy rico en las prendas. Solo tienes que encontrar la fragancia que más te guste.

2. Aceites esenciales durante el lavado

Si lo prefieres, puedes introducir aceites esenciales directamente en la lavadora. Pero no lo hagas al principio. Espera al último ciclo de lavado, antes del aclarado final o del centrifugado. Con 10 gotas debería ser suficiente, pero siempre puedes modificar las cantidades para adaptarlas a tus gustos.

3. Mete hojas perfumadas en la secadora

También durante el secado puedes aprovechar para mejorar el olor de tu ropa. En las droguería se venden hojas perfumadas que se meten en el tambor, pero puedes hacerlas tú misma. Solo necesitas un trozo de una tela de algodón empapado con aceite esencial. Cuando falten 10 minutos para que acabe la secadora introdúcela entre la ropa.

4. Perfuma el agua de la plancha

Cuando vayas a planchar la ropa, prueba a echar unas gotas de líquido perfumado especial para planchas. Al mismo tiempo que quitas las arrugas, tus prendas se irán impregnando de un rico olor.

5. Armario y cajones, siempre limpios

Después de preocuparte por un lavado y un planchado perfectos, no querrás arruinarlo todo por culpa del armario. Aunque no la veas, los cajones y el armario acumulan suciedad, polvo y malos olores. Así que, de vez en cuando, vacíalos y límpialos a conciencia.

También puedes introducir en su interior aromatizantes. Bolsitas de té, pastillas de jabón envueltas en una tela o saquitos de popurrí ayudarán a que tu ropa huela bien. Puedes hacer tu propio aromatizante casero para cajones introduciendo en un pequeño saco de tela flores secas, especias y hierbas.

Otra opción es colocar colgar en las barras ambientadores colgantes o pulverizar en la ropa perfumes especiales para textiles. ¿Te van más los productos naturales? Hazte con un botella con pulverizador y echa dentro medio litro de agua destilada, dos cucharadas de bicarbonato sódico y unas gotas de aceite esencial de lavanda (o el aroma que más te guste). Agita bien antes de cada uso.

6. Lava con frecuencia

Un jersey de lana o unos vaqueros no tienes que lavarlos cada vez que te los pones. Pero hay prendas que sí es necesario meter en el cubo de la ropa sucia después de cada uso. Hablamos de la ropa interior, los calcetines, las camisetas de algodón, las medias, la ropa deportiva o los leggins. Si no lo haces y vuelves a meterlos en el cajón, acabarán dando mal olor al resto de las prendas que estaban limpias.

Además, no esperes mucho tiempo para lavarlas, pues cuanto más pase, peor olerán y más difícil será quitarles esa peste.

7. Desinfecta con vinagre

En ocasiones, hay prendas que siguen sin oler bien. Puede ser que necesiten desinfectarse. Puedes hacerlo de tres formas:

  • Añadiendo 150 ml de vinagre blanco al cajetín del detergente de la lavadora.
  • Echando medio vaso de bicarbonato en el tambor, entre la ropa. Este producto es un desodorante natural que además sirve para eliminar varios tipos de manchas.
  • Diluyendo un tercio de una taza de bicarbonato en una taza de vinagre blanco. Mezcla y echa en el cajetín. Añade el detergente, el suavizante y lava la prenda. Una vez terminado el lavado, comprobarás que no queda ni rastro del mal olor. De no ser así, repite el proceso. Cuando la ropa ya no huela, tiéndela al sol y déjala secar al aireUna vez que esté completamente seca, puedes echarle un poco de perfume para ropa.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿Eres de las que se pone un pantalón un día y lo mete en la lavadora? Si haces lo mismo con tus...

Lo de mudarse, comprar los muebles básicos y tirarse meses y meses buscando el momento adecuado...

La calidad de los productos de marca blanca está mas que demostrada. Estos cuentan con el respaldo...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.