Cómo hacer para que la ropa dure más

Cuidado de la ropa, Hogar  / 

Aparte de ahorrar dinero en vestuario, también puedes conseguir que la ropa dure más. Solo tienes que mimarla como se merece. En este artículo te daremos algunos consejos para alargar su vida útil y que luzca impecable durante más tiempo.

6 consejos para que la ropa dure más tiempo

1. Mira la etiqueta

A la hora de separar la ropa para meterla en la lavadora no debes tener en cuenta solamente si la prenda es blanca o de color. Es imprescindible leer los consejos de lavado de la etiqueta para ver la temperatura máxima que aguanta, si se puede añadir lejía o si debes lavarla a mano.

Ajusta también el programa para cada tipo de colada. A veces tendrás que eliminar el cetrifugado y otras, basta con poner un programa corto a baja temperatura. Las toallas y sábanas siempre deben ir por separado.

2. Lava solo si está sucia

Algunas personas echan a lavar la ropa que se han puesto en el día. Pero si no está sucia y no huele mal, puede aguantar otra puesta tranquilamente. El mejor ejemplo lo tienes en los vaqueros. Como te comentábamos en este artículo, esta prenda es mejor lavarla lo menos posible. Y cuando lo hagas, hazlo por separado, con un detergente para ropa oscura. Ponlos del revés, cierra las cremalleras y los botones y sécalos a la sombra para que no pierdan el color.

3. Protege las prendas delicadas

Otra cosa a la que deberías acostumbrarte para que la ropa dure más es a meter la ropa delicada en bolsas para la lavadora. Así no se estropeará con elementos como las cremalleras o los botones.

Si no estás segura de cómo lavarla, lo mejor es que lo hagas a mano, con agua fría y un detergente específico para prendas delicadas. Después, quita la humedad con una toalla y tiende de forma que no se deforme. Las camisas puedes colgarlas, pero los jerseys, mejor colocarlos en un lugar donde queden planos.

Relacionado: Consejos para cuidar tu ropa

4. Guarda con cuidado

Lo que sí debes hacer es guardar la ropa correctamente en cuanto te la quites. No la tires sobre la cama o sobre una silla. Si es un vestido, una camisa o cualquier otra prenda que vaya colgada, colócala en la percha.

Del mismo modo, dobla con cuidado el resto y colócalo en su sitio, ya sea en una balda o en el cajón de la cómoda.

Es importante recordar que las prendas de punto nunca deben colgarse de una percha. Con ello solo conseguirás darlas de sí. ¿Tienes un jersey de punto delicado que siempre acaba perdiéndose por el cajón? Puedes envolverlo en una tela (si no tienes, vale un folio).

La elección de las perchas también es importante. Reserva las más resistentes para los abrigos, las que llevan pinzas para los pantalones y las que estén forradas para los vestidos.

5. Para secar, mejor al aire

La secadora es otro enemigo de la ropa. Por eso, si quieres que la ropa dure más, lo mejor es que la cuelgues en el tendedero. Pero no lo hagas de cualquier manera, en cada prenda debes poner las pinzas donde corresponde. Por ejemplo, en las camisetas, busca los pliegues de las axilas. Aquí tienes más consejos para tender ropa de forma correcta.

Un apunte: cuando decimos tender la ropa no significa hacerlo al sol. De hecho, debes evitar que este pegue directamente sobre las prendas para que no pierdan el color. Ten esto en cuenta sobre todo con la ropa oscura.

6. Plancha al vapor

Siempre que sea posible, trata de utilizar el vapor para eliminar las arrugas. Es menos agresivo que la plancha. Cuelga la prenda en una percha y aplícale vapor, con movimientos de arriba abajo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La usamos todos los días, pero no la cuidamos como deberíamos. ¿Te extraña que tu vitrocerámica...

Seguro que tienes en tu armario alguna prenda que antes era negra y que ahora parece más bien...

Las Islas Canarias son unas de las comunidades autónomas más visitadas de España gracias al clima y...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.