4 recetas paleo para un día sabroso y natural

Dietas, Salud  / 

La Dieta Paleo defiende un acercamiento a la alimentación de nuestros antepasados si queremos un organismo sano y sin enfermedades. No obstante, esto no significa el regreso a las carnes crudas y sin sabor. Las recetas paleo pueden ser exquisitas y una motivación más en tu reeducación alimenticia.

Eliminar los alimentos procesados hará  que tu organismo se sienta naturalmente limpio y mejore su bienestar. Los atletas y practicantes de fitness podrán también disfrutar de los beneficios de las recetas paleo, ya que son ricas en proteína y promueven el crecimiento muscular y su recuperación.

4 Recetas paleo fáciles

Crepes de harina de almendras

Crepes de harina de almendras

Ingredientes:

  • 1 taza de harina de almendras
  • 1/3 taza leche de coco
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de jarabe de arce
  • Sal de mar, al gusto
  • Aceite de coco, para cocinar

Preparación:

En un bol, mezcla todos los ingredientes (excepto el aceite de coco), revolviendo todo con una cuchara de madera hasta que se forme una pasta.

Calienta el aceite de coco a fuego medio en una sartén grande. Vierte ¼ del bol de la masa en la sartén y deja que se cocine aproximadamente 3 minutos, hasta que aparezcan burbujas en la superficie de la crepe. Gírala y espera 2 o 3 minutos.

Las recetas paleo para crepes pueden tener aún más sabor si les añades bayas frescas, nueces, crema de coco batida, canela, Stevia o miel cruda, por ejemplo.

Huevos revueltos con carne y vegetales

Huevos revueltos con carne y vegetales

Ingredientes

  • 230g de carne de cerdo/cordero molida
  • 1 taza de zanahorias ralladas
  • 2 tazas de vegetales verdes (lechuga, col rizada, acelgas)
  • 10 tomates cereza cortados a la mitad
  • 4 huevos, batidos
  • Sal marina y pimienta, al gusto

Preparación:

En una sartén antiadherente y a fuego medio, deja que la carne se cocine hasta que esté dorada y tostadita. Añade las zanahorias ralladas y los vegetales. Deja que se cocinen aproximadamente 3 minutos hasta que estén blandos. Añade los tomates cereza y revuelve todo, dejando que los tomates de calienten también, unos 30 segundos.

Baja el fuego a medio-bajo y añade los huevos. Revuelve suavemente la mezcla hasta que los huevos estén en el punto preferido. Añade sal y pimienta al gusto.

Las recetas paleo suelen ser muy ricas en proteína y esta receta no es excepción. Además de la carne, estarás también consumiendo huevos, uno de los alimentos más ricos en este macronutriente. Por eso, esta receta es perfecta para desayunos y almuerzos (ya que la proteína da energía y sacia) o para post-entrenamientos fitness.

Salmón con limón y tomillo

Salmón con limón y tomillo

Ingredientes

  • 1 posta de salmón grande
  • 1 limón, en rodajas finas
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 cucharada de tomillo fresco
  • Sal y pimienta recién molida

Preparación:

Reviste una bandeja para hornear con papel vegetal. Posiciona el salmón en el centro, con la piel hacia abajo. Sazona generosamente con sal y pimienta. Agrega las alcaparras alrededor del salmón, y termina cubriéndolo con rodajas de limón y tomillo.

Coloca la bandeja en el horno frío y sube la temperatura hasta los 200 grados. Déjalo cocinar durante 25 minutos. Sirve inmediatamente.

Este plato es indicado para la cena, una vez que es bastante leve y permitirá una digestión rápida. La proteína te mantendrá saciada durante la noche ayudándote a prevenir picoteos nocturnos.

Helado de fresa

Helado de fresa paleo

Ingredientes

  • 500g de fresas naturales congeladas
  • 400ml de leche de coco
  • ¼ cucharadita de extracto líquido de stevia, o al gusto
  • ½ cucharada de zumo de limón

Preparación:

En una batidora, tritura todos los ingredientes hasta que las fresas estén totalmente molidas. Vierte la pasta para un recipiente y guarda en la nevera.

Por no contener azúcar, la mezcla quedará bien congelada y en piedra. Saca el helado de la nevera por lo menos media horas antes de servirlo para que se ablande y quede con la textura usual de los helados.

 

Las recetas paleo privilegian los ingredientes naturales, que se pueden encontrar en la Naturaleza sin recurso a procesos mecánicos. Sin embargo, como ves, eso no es excusa para no tener una alimentación variada, equilibrada y además sabrosa.

Con tan solo un poco de imaginación, puedes crear platos diferentes para cada comida disfrutando del sabor y del bienestar que la Dieta Paleo te puede proveer.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El deporte o la actividad física te aportan muchos más beneficios de los que te puedes imaginar....

Para ser una mujer feliz tienes que poner de tu parte y luchar por ello. Las acciones que te tocará...

La cena es una de las comidas que más nos solemos saltar. También se puede dar el caso de que la...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan