Quitar manchas de vino es posible: los mejores trucos

Hogar  / 

¿A quién no se le ha caído alguna vez la copa de vino sobre el mantel, la alfombra o la ropa? Gracias a nuestra experiencia (o por culpa de ella), sabemos que quitar manchas de vino es bastante difícil. Pero todo en esta vida tiene solución, así que no des por perdida tu prenda favorita. Solo tienes que identificar el material del tejido manchado y aplicar el remedio específico. Verás cómo consigues eliminar la mancha de vino.

En este artículo te daré varios trucos, pero antes de empezar quiero recordarte que debes tratar de quitar la mancha en el momento. Cuanto más se seque el vino y más profundice en el tejido, más difícil será de limpiar.

Otro consejo: no frotes nunca las manchas de vino. Para tratar de absorber la mayor cantidad de líquido posible, lo primero que tienes que hacer es colocar servilletas de papel o rollo de cocina. Después, aplica alguno de los remedios que te propongo a continuación.

8 trucos para quitar manchas de vino

1. Leche caliente para manchas secas

Cuando la mancha de vino se ha secado, puedes probar a sumergir la prenda en leche caliente. Posteriormente, lava de la misma forma que lo harías habitualmente.

2. Sal para manchas húmedas

¿El vino todavía está húmedo? Echa un buen puñado de sal sobre la mancha. Deja secar varias horas, aspira y limpia con un trapo humedecido en agua con jabón o detergente. También hay quien utiliza soda para lavar la mancha, pero la verdad es que yo nunca me he atrevido a probar.

3. Amoniaco y agua oxigenada para el vino tinto

¿La mancha es de vino tinto? Que no cunda el pánico. Agrega unas gotas de amoniaco en agua y frota. Una alternativa es echar una pequeña cantidad de jabón en un poco de agua oxigenada y aplicar sobre la mancha.

4. Alcohol para quitar manchas de vino blanco

El vino blanco no nos da tanto miedo, pero también necesita una limpieza específica. Normalmente la mancha sale al frotarla con alcohol. ¿No te ha funcionado? Agrega un poco de sal y unas gotas de zumo de limón.

Relacionado: Trucos para quitar manchas de tinta de la ropa

5. Quitar manchas de vino de las alfombras

Las alfombras suelen ser las peores paradas cuando se cae una copa de vino. En este caso, los remedios más eficaces son estos dos:

  • Frotar con un cepillo empapado en agua caliente y detergente para la ropa. Después, limpiar con vinagre de limpieza diluido en agua. Deja secar.
  • Las alfombras de sisal se limpian como el resto. Lo único que tienes que hacer es disolver media parte de vinagre en una parte de agua y frotar la mancha.

6. Quitar manchas de vino de la encimera de la cocina

No es raro encontrarse con cercos de las copas de vino en las encimeras de la cocina. Normalmente salen con un poco de lejía.

Ahora bien, si el material es mármol, debes tener en cuenta el color. En las encimeras blancas fabricadas con esta piedra lo que mejor suele funcionar es disolver tres cucharadas de bórax en medio litro de agua y frotar.

Cuando el mármol es negro, se recomienda utilizar agua y detergente líquido para la primera pasada. Después, frota la superficie con un poco de gasolina (utiliza un trapo de algodón), aclara y pasa un paño seco.

7. Quitar manchas de vino de las paredes

¿La salpicadura ha saltado hasta la pared? Tanto si está pintada o empapelada, prueba a aplicar vino blanco sobre la mancha de vino tinto. Cuando lo hayas hecho, frota con una esponja humedecida en una mezcla de agua y agua oxigenada.

8. Oxígeno activo

Hace tiempo que venimos oyendo las cualidades del oxígeno activo para quitar las manchas. En el mercado se vende varios productos de limpieza que contienen esta sustancia. También es eficaz para eliminar los pigmentos del vino, ya sea blanco, rosado o tinto.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las Converse son las más populares, pero en realidad el calzado de lona siempre ha estado ahí....

Si ya sigues nuestro contenido sobre el cuidado de la ropa, es posible que ya hayas visto un...

La ropa de invierno está fabricada en tejidos que requieren cuidados especiales. Lana, cashmere,...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.