Queso proteico: qué es, propiedades y beneficios

Alimentación, Salud  / 

Si eres una aficionada del mundo fit es muy probable que ya te hayas topado con queso proteico. Es la nueva sensación alimenticia para todos los que buscan una dieta rica en proteína, pero también para todos a los que les encanta comer queso sin reproches de la báscula. Te contamos todo sobre esta nueva sensación del fitness.

¿Qué es el queso proteico?

Antes de nada: todos los quesos tienen proteína y algunos son incluso muy ricos en este macronutriente. Una de las grandes críticas al queso proteico y razón de muchos chistes y burlas es precisamente esta: que es una tontería solo para aprovecharse de la actual tendencia fit alimenticia.

¿Qué pasa entonces con el queso proteico? Quizá su nombre no sea el más adecuado.

El queso proteico no es más que queso cheddar, igual a la versión tradicional, incluso en su forma de preparación, pero con un sabor más suave y textura más consistente. La única diferencia es que las grasas son removidas de la leche mientras esta todavía está en estado líquido durante la preparación. Al no contener grasas o muy pocas, su proporción de macronutrientes cambia y una misma porción de queso tiene más proteína. Además, esta remoción también representa una reducción del valor calórico del queso.

En suma, el queso proteico es en realidad una variante del queso cheddar más rica en proteína, con un mínimo de grasas y muy baja en calorías.

Valor nutricional

Los valores nutricionales del queso proteico cambian dependiendo de la marca, principalmente porque algunas refuerzan sus quesos con más proteína o con otros ingredientes.

Sin embargo, si tomamos como ejemplo el queso proteico tradicional similar al cheddar, este suele contener en media 90% menos de grasas, 45% más de proteína y un 55% menos de calorías. Una porción de 50g tiene así, en media, 85 calorías, 18,5g de proteína, 1,5g de grasas, 0g de carbohidratos y azúcares y 1g de sal, es decir, su perfil de macronutrientes es de 85:0:15, lo que es altamente proteico.

Propiedades y beneficios

Propiedades y beneficios del queso proteico

El queso proteico tiene las mismas propiedades y beneficios del queso tradicional, con la ventaja de que es más bajo en calorías y grasas y más rico en proteína.

La proteína es esencial para el crecimiento y recuperación muscular, por lo que una alimentación rica en este macronutriente apoya la tonificación y la regeneración muscular para sacarle más provecho a los entrenamientos físicos.

Asimismo, la proteína provee una sensación de saciedad más rápida y prolongada, ayudando a contener las ganas de comer, algo ideal si estás a dieta. El hecho de que el queso proteico sea bajo en calorías y grasas tampoco interfiere en el régimen o en el mantenimiento del peso. Por su proporción de proteínas, una porción de este queso contiene la misma cantidad de este macronutriente que una barra proteica, por ejemplo, pero usualmente menos grasas, lo que lo convierte en una excelente opción como snack.

Lee también: ¿Cuáles son los quesos más saludables?

Dónde comprarlo

Los quesos proteicos están disponibles sobre todo en tiendas de suplementos alimenticios o deportivos.

La marca más conocida y popular de este tipo de queso es EatLean. Puedes encontrarla en tiendas online como MásMúsculo o Tu Despensa, por ejemplo, o puedes ir directamente a la página oficial de la marca donde se encuentra un listado de las tiendas físicas en España que la comercializan.

¿Vale la pena o es un timo?

El queso proteico vale la pena en determinadas situaciones. Si eres una aficionada del deporte y del gimnasio y tienes mucho cuidado con lo que comes, este queso puede ser una ventaja para variar la alimentación y sustituir las barritas proteicas, por ejemplo, sin estropear tus esfuerzos.

Por otro lado, si estás haciendo un régimen muy estricto en calorías y alimentos, el queso proteico te da la oportunidad de consumir este lácteo sin afectar tu dieta, con la ventaja de que es alto en proteína y promueve la sensación de saciedad prolongada.

Para los comunes mortales que no tienen objetivos estrictos en el gimnasio o no están a dieta, no vale la pena. Igual que cambiar el bocadillo por una barra de proteína no aporta beneficios tangibles en tonificación o pérdida de peso si esto no va acompañado de un cambio alimenticio más sano y bajo en calorías, tampoco este queso hace milagros.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Cada vez más intentamos cuidarnos y tener un cuerpo lo más sano y cuidado posible. Para ello, uno...

Empezar bien el día, con energía y cargadas de fuerza y vitalidad es una de las mejores maneras...

Energéticos, vitamínicos y purificantes son solo tres cualidades con las que podemos definir a los...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan