Queso feta: propiedades y beneficios

Alimentación, Salud  / 

El alma de la ensalada griega, el queso feta es probablemente el queso helénico más conocido y consumido en el mundo.

Preparado con leche de cabra u oveja, tiene una textura desmenuzable y un sabor salado con un toque ácido. Normalmente se agregada a comidas, pero tiene también éxito en el mundo de las tapas con aceite de oliva y orégano.

Descubre ahora más sobre el queso feta y sorpréndete con las propiedades ocultas en su sabor.

¿Qué es el queso feta?

El queso feta es un queso griego preparado originalmente con leche de cabra u oveja, pero puedes encontrar en el súper versiones más baratas preparadas con leche de vaca.

Actualmente, es posible encontrar también queso feta hecho con leche pasteurizada ya que esta aporta una textura más sólida al queso y es más barata, pero además de alejarse de su original no contiene el mismo perfil nutricional.

Esto queso se destaca de los demás por no tener corteza, siendo curado en un suero de leche salado y salmuera.

queso feta

Propiedades: calorías y sodio

Las propiedades nutricionales de este queso varían dependiendo de la marca y de la leche con la que se prepara.

Sin embargo, independientemente de su composición este queso es considerado como bajo en calorías, ya que una porción de 28g contiene aproximadamente solo 74 calorías. Además, una porción puede llegar a contener 4g de proteína, 1,2g de carbohidratos y pequeñas cantidades de minerales como calcio, fósforo, selenio y zinc.

Contraindicaciones

La mayor contraindicación del queso feta es su contenido en sodio, aproximadamente 260mg por porción. La cantidad máxima recomendada de este mineral es de 2,300mg al día, siendo que para personas mayores o con problemas cardiovasculares y de riñones este valor es más bajo, cerca de 1200mg. Estos valores son fácilmente alcanzables si, además del feta, agregas a tu plan alimenticio pan, salsas y comidas pre-preparadas o congeladas.

El queso feta debe por eso ser consumido en moderación para no promover un exceso de este mineral y no olvides beber mucha agua durante el día tras comerlo.

Relacionado: Beneficios y propiedades del queso quark

¿El queso feta engorda?

En el caso de este queso, la intensidad de su sabor no es proporcional a su valor calórico.

Además de ser bajo en calorías comparado con otros quesos (cerca de 74 por una porción de 28g), su sabor intenso y salado no permite su consumo excesivo. De hecho, el queso feta está considerado como el mejor para quienes buscan adelgazar por estas dos razones.

¿Cómo comer?

¿Cómo comer queso feta?

Las ensaladas son el reino del queso feta. Por su intensidad, agrega sabor a las verduras dispensando así el uso de salsas calóricas o muy saladas. Con tan solo un hilo de aceite de oliva y orégano, por ejemplo, lograrás una ensalada rica en sabor y nutrientes y baja en calorías.

Este queso es también usualmente añadido a ensaladas de pasta y arroz frío o a kebabs y pan pita con ensalada, aportando el toque mediterráneo a estas comidas.

Puedes también usar este queso como tapas, cortándolo en cubitos con un poco de aceite de oliva, orégano y aceitunas.

Descubre aquí algunas recetas con queso feta.

Ejemplo de receta con queso feta

Salsa mediterránea con queso feta

Ingredientes:

  • 170g de queso feta, desmenuzado
  • 85g de queso crema, ablandado a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de miel
  • ¼ de pepino inglés, picado (aproximadamente ½ taza)
  • 1 jalapeño, picado
  • ¾ taza de trozos de tomate seco
  • 10 hojas frescas de albahaca, desgarradas
  • 1 ½ cucharadas de cebollino picado
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

En un bol, machaca con la ayuda de una cuchara los quesos, la miel y una cucharada de aceite de oliva hasta que los primeros queden blandos y bien mezclados.

Agrega el resto de los ingredientes al bol, revuelve todo muy bien ¡y listo! Ya habrás conseguido una salsa riquísima con queso feta que podrás servirle de entrada o de picoteo a tus amigos con pan pita u otro pan/tostadas de tu preferencia.

 

El queso feta es la opción ideal para agregarle sabor a cualquier plato, controlando las calorías. Este queso no engorda si se consume en cantidades razonables y además promueve una sensación de satisfacción más rápida por su sabor intenso. Solo debes recordar que necesitas beber mucha agua tras su consumo y estarás lista para disfrutar de los sabores del mediterráneo desde el confort de tu hogar.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Las aplicaciones para los smartphones nos han facilitado mucho la vida. Estas nos permiten llevar...

Las nuevas tecnologías y los smartphones han hecho que nuestra vida sea mucho más fácil. Por...

El trabajo, la familia y demás preocupaciones pueden hacer que entres en un círculo vicioso de...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan