Qué tomar para la garganta inflamada

Salud  / 

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta. Caramelos, miel y limón, pastillas para chupar… Es hora de sacar el arsenal de remedios para aliviar el dolor y calmar la inflamación de la garganta. En este artículo te daremos algunos consejos sobre lo que puedes hacer en estos casos. También te diremos lo que tienes que evitar.

Causas más frecuentes de la inflamación de garganta en adultos

En primer lugar, vamos a repasar los motivos que provocan la inflamación de garganta. Son varios:

  • Faringitis: Las causas más frecuentes son las infecciones víricas y por regla general los síntomas desaparecen en pocos días. Menos frecuente es la faringitis estreptocócica, causada por bacterias. En este caso debes acudir al médico para que te recomiende el mejor tratamiento.
  • Otros virus que provocan dolor de garganta pueden ser la gripe, un resfriado, sarampión, varicela o mononucleosis.
  • Amigdalitis.
  • Cambios de temperatura.
  • Tabaco.
  • Forzar la voz, ya sea gritando o hablando en voz alta durante mucho rato.
  • Respirar por la boca, sobre todo si hace frío.
  • Alergias: al polvo, al polen, a los pelos de mascotas.
  • Un ambiente excesivamente seco también puede irritarte la garganta.
  • Comer alimentos picantes.

Qué tomar cuando tenemos la garganta inflamada

Como decíamos, una de las causas más frecuentes de la garganta inflamada suele estar relacionada con algún virus, en ese caso no debes tomar antibióticos. Primero, porque nunca debes tomar antibióticos sin la prescripción del médico. Segundo, porque la función de los antibióticos no es tratar virus, sino infecciones bacterianas.

La hidratación es fundamental

Lo que sí debes hacer es mantener la garganta hidratada. ¿Verdad que cuando se te reseca la garganta te molesta? Las infusiones templadas te vendrán muy bien. Un té con jengibre o con limón es perfecto para ayudarte a aumentar las defensas.

Del mismo modo, una ducha caliente puede ayudarte a abrir las vías respiratorias. Y ten a mano siempre una botella de agua para humedecer las mucosas cuando empieces a notar que se secan.

Prueba también a aplicar calor en la zona dolorida o a hacer gárgaras con agua tibia y sal.

Nada de irritantes

Por el contrario, no comas alimentos picantes que puedan irritarte la garganta aún más. Tampoco deberías fumar durante los días que te dure la inflamación.

Pastillas para chupar de miel y limón

¿Las molestias persisten? En la farmacia también pueden ayudarte y darte algún producto para bajar la inflamación de tu garganta. Tu farmacéutica podrá indicarte los distintos medicamentos que existen para reducir esta molestia. Uno de ellos es Strefen pastillas para chupar sabor miel y limón. Debido a su contenido de 8,75 mg de flurbiprofeno, un analgésico y antiinflamatorio de la misma familia que el ibuprofeno, alivia de forma localizada la inflamación y el dolor de garganta durante 4 horas, con un efecto calmante que actúa 2 minutos después de su ingesta, ofreciendo un alivio rápido a las molestias para adultos y niños mayores de 12 años.

Pastillas para chupar de miel y limón

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Strefen pastillas para chupar es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.

Visita a tu médico

Si la garganta te duele mucho y tienes síntomas como dificultad para respirar, fiebre o dolor de oídos debes acudir al médico para que evalúe el mejor tratamiento.

11 consejos para cuidar la garganta

Una vez que tienes la garganta inflamada ya solo te queda ponerle remedio. Pero siempre puedes tomar algunas precauciones para evitar que vuelva a sucederte, en la medida de los posible. ¿Qué tienes que hacer para cuidar la garganta?

  • Extremar la higiene, lavándote las manos a menudo, sobre todo antes de comer y después de toser, de estornudar o de ir al baño. Si es necesario, puedes utilizar un gel desinfectante.
  • Limpia bien todas las fuentes de gérmenes, incluido el mando de la tele, el móvil y el teclado del ordenador.
  • No fumar.
  • Evitar las bebidas muy frías y demasiado calientes.
  • Añadir a tu dieta diaria frutas y hortalizas que te proporcionen vitaminas A, C y E.
  • Beber mucha agua.
  • Si tomas café, bebe también agua.
  • Descansar. Aunque no lo parezca, la falta de sueño acaba reflejándose en la garganta.
  • Cuando comience a hacer frío, lleva siempre la garganta protegida con un pañuelo o una bufanda.
  • Intenta respirar por la nariz.
  • Si el ambiente de tu casa es muy seco, deberías comprar un humidificador.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que perjudican a ambos sexos. Estas...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.