Qué no hacer en una entrevista de trabajo: 9 consejos

Dinero y Carrera  / 

Tu curriculum ha conseguido pasar el primer filtro de la empresa y te han llamado para entrevistarte. ¡Enhorabuena! Ahora toca prepararse para no cometer errores. La ropa, el aspecto, la actitud, la postura… Todo cuenta, pero eso seguro que ya lo sabes. Por eso, en lugar de aconsejarte sobre lo que tienes que hacer, en este artículo vamos a centrarnos en qué no hacer en una entrevista de trabajo.

Qué no hacer en una entrevista de trabajo para tener una oportunidad

1. No preparar la entrevista

La entrevista de trabajo comienza en el mismo momento en que te llaman para citarte. Desde ahora y hasta el día señalado debes empezar a preparar la entrevista. Repasa las preguntas más frecuentes y ensaya las respuestas:

  • Hábleme sobre usted.
  • ¿Por qué quiere cambiar de trabajo?
  • Dígame por qué quiere trabajar para nosotros
  • ¿Por qué deberíamos contratarle?
  • ¿Cuáles son sus fortalezas?
  • ¿Cuáles son sus debilidades?
  • ¿Está dispuesta a hacer horas extra o a viajar?
  • ¿Dónde se ve dentro de 10 años? 
  • ¿Cuáles son sus pretensiones salariales?
  • Tiene alguna pregunta? 

Además, debes informarte todo lo que puedas sobre la empresa.

2. Dar una primera mala impresión

¿Más consejos sobre qué no hacer en una entrevista de trabajo? En este caso, la primera impresión cuenta. Por eso es muy importante ir vestida de la forma correcta, adaptando tu vestuario a la cultura de la empresa. Evita, además, las expresiones vulgares y los malos modales. Hasta la postura que adoptes al sentarte (debes hacerlo con la espalda recta) o no mirar a los ojos es tenido en cuenta por el entrevistador. Y, por supuesto, apaga el móvil antes de entrar a la entrevista.

3. Ser impuntual

Llegar tarde es un error que puede costarte el puesto de trabajo. Si sucede un imprevisto que va a hacer que te retrases, llama a la empresa y avisa de lo que ocurre. De lo contrario, tu entrevistador puede pensar que eres una persona poco seria. Así que entérate bien de dónde está el lugar de la entrevista y sal con suficiente antelación para localizar el edificio antes de la hora.

4. Interrumpir al entrevistador

Los nervios provocan que muchas personas hablen más de lo normal. ¿Es tu caso? Empieza a mentalizarte de que el entrevistador es quien hace las preguntas, quien lleva la voz cantante. Así que no acapares la conversación. Responde a las preguntas de forma correcta, sin monosílabos, pero sin excederte demasiado.

Eso no quiere decir que no puedas hacer ninguna pregunta sobre algún tema que no te haya quedado claro. Recuerda que una entrevista es una conversación entre dos personas, no un interrogatorio.

5. No repasar el curriculum

A veces adornamos el curriculum. No pasa nada, todo el mundo lo ha hecho. Pero adornar no es lo mismo que mentir. Si has puesto algo que no es del todo cierto, acuérdate de preparar una respuesta que tenga sentido. Y hablado de curriculum, asegúrate de llevar siempre un par de copias.

6. Hablar mal de tu anterior empresa

En algún momento tendrás que hablar sobre tu puesto actual (o tu último puesto en caso de estar desempleada). Pues bien, llegado el momento debes tratar el asunto con mano izquierda. A ningún entrevistador le gusta oír a sus candidatos echar pestes sobre sus empresas y compañeros de trabajo.

7. Mencionar temas tabú

Hay ciertos temas que no se deben tratar en una primera entrevista de trabajo, como el salario, las vacaciones, la política de promoción, la flexibilidad horaria o si es posible trabajar desde casa. Si el entrevistador no saca el tema, ni los menciones.

Tampoco preguntes a qué se dedica la compañía, porque demostrará una tremenda falta de desinterés por el puesto. Y al finalizar la entrevista, no preguntes qué tal ha ido. Es poco profesional y pondrás al entrevistador en una posición incómoda.

8. No dar las gracias

Antes de despedirte debes dar las gracias al entrevistador por su tiempo y por haberte tenido en cuenta para el puesto. Es más, no estaría de más que enviases un correo electrónico de agradecimiento.

9. Mostrarse impaciente

Para acabar con esta lista de qué no hacer en una entrevista de trabajo, otro de los errores muy comunes es llamar al entrevistador al día siguiente para ver si has sido elegido. Puedes interesarte varios días después, pero si no obtienes una respuesta clara, no insistas.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Las estadísticas indican que siete de cada diez personas que buscan empleo lo hacen utilizando...

¿No consigues que te contraten por más que eches curriculums y acudas a entrevistas de trabajo? La...

La igualdad de género es un término que en los últimos años se escucha mucho en los medios de...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.