Proteínas: qué son y cuáles son sus funciones

Alimentación, Salud  / 

Las proteínas son nutrientes que debemos consumir para mantener nuestro cuerpo sano. Estas son un componente importante de las células del mismo y son necesarias para la estructura, función y regulación de los tejidos y órganos. Debido a su importancia, hemos desarrollado este artículo para hablarte sobre las proteínas y cómo puedes conseguirlas en algunos alimentos.

Por si aún dudas de la importancia de este nutriente, te comentamos que según la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos, un adulto común debe consumir un mínimo de 0,83 gramos de proteína por cada kilogramo de peso corporal.

Sin embargo, el mínimo requerido puede variar en los niños dependiendo de su edad y en mujeres embarazadas, dependiendo de las semanas de gestación.

Por eso, conocer su funcionamiento y qué alimentos son más ricos en proteínas te permitirá elaborar una dieta rica en estos nutrientes de la manera correcta.

Funciones de las proteínas

Las proteínas pueden ser clasificadas de acuerdo a las funciones que cumplen en el cuerpo. Es importante que tengas en cuenta todas ellas para saber por qué las necesitas y cómo pueden ser incorporadas en una dieta balanceada.

Anticuerpos

anticuerpos

Este tipo de proteínas especializadas se encarga de la defensa del cuerpo y es utilizada por el sistema inmunológico para neutralizar patógenos como bacterias y virus.

Viajan a través del torrente sanguíneo y paralizan los antígenos para que puedan ser destruidos por los glóbulos blancos.

Enzimas

Las enzimas se encargan de llevar a cabo casi la totalidad de las reacciones químicas que ocurren en las células. Son consideradas catalizadoras ya que aceleran las reacciones químicas.

También ayudan en la formación de nuevas moléculas mediante la lectura del material genético almacenado en el ADN.

Un ejemplo es la lactasa, la cual es producida por el intestino delgado y se encarga de la conversión de la lactosa en glucosa y galactosa.

Mensajeras

Estas transmiten señales para coordinar procesos biológicos entre diferentes células, tejidos y órganos.

Como ejemplo tenemos la insulina, que permite regular la glucosa en el organismo al controlar la concentración de azúcar en la sangre.

Estructurales

Las proteínas estructurales proveen estructura y soporte para las células. En una escala más grande también permiten que el cuerpo se mueva.

La queratina es una proteína estructural que fortalece la piel y el cabello, mientras que la elastina y el colágeno brinda ayuda a fortalecer los tejidos conectores del cuerpo como los tendones y los ligamentos.

Transporte y Almacenaje

Pueden tomar y llevar átomos y pequeñas moléculas hacia el interior de las células y a través de todo el cuerpo.

Un ejemplo de proteínas de almacenaje es la ferritina que almacena hierro en la hemoglobina, y a su vez la hemoglobina transporta oxígeno a través de la sangre con ayuda de los glóbulos rojos.

Tipos de proteínas

Las proteínas están compuestas por aminoácidos, estos son la base de lo que está hecho nuestro cuerpo. Para la formación de las proteínas son utilizados un total de al menos 20 bloques de aminoácidos.

Las proteínas pueden ser categorizadas en completas e incompletas. Se dice que una proteína es completa cuando contiene los 20 aminoácidos, y estas a su vez contienen los 9 aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para la construcción de nuevas proteínas.

Se llama proteínas incompletas a aquellas que en su composición falta uno o más de los 20 aminoácidos.

Alimentos con proteínas

Crema de cacahuete

Crema de cacahuete

Es un alimento rico en proteína, el cual con sólo dos cucharadas puede aportar 8 gramos de proteínas.

Ya sea untándolo o usándolo como ingrediente para batidos, es perfecto para aumentar los niveles de proteínas y además reduce el riesgo de contraer diabetes tipo 2.

Carne roja

Carne roja

Especialmente rica en proteínas, también ayuda a prevenir varias enfermedades que atacan los músculos.

Una ración de carne de 85 gramos contiene 23 gramos de proteína, cantidad considerable que puede equivaler aproximadamente al 40% del valor diario.

Sardinas

Sardinas

Una lata de sardina de 149 gramos tiene un total de 37 gramos de proteínas. Este alimento es sencillo de agregar como plato principal o como complemente de una ensalada ya que solo debes abrir y servir.

Además, contiene Omega 3 lo que reduce el riesgo de inflamación y enfermedades cardiovasculares.

Pistachos

Pistachos

Una taza de 123 gramos aporta 25 gramos de proteínas a tu dieta. También es una fuente rica en fibra lo que aporta beneficios a la salud del intestino ya que ayuda a la buena digestión de los alimentos.

La fibra da la sensación de saciedad por lo que también contribuye a la pérdida de peso.

Avena

avena

Una ración de 156 gramos contiene unos 26 gramos de proteínas para el cuerpo. La avena es rica en fibra y ayuda a la correcta digestión así como a la prevención de cáncer de colon.

Brócoli

Brócoli

Es uno de los vegetales con más aporte proteínico, pero además tiene beneficios adicionales al ser rico en vitamina K que ayuda a los huesos.

Aporta fibra, en especial fibra soluble que ayuda a regular la glucosa de la sangre y el colesterol, además de prevenir la diabetes y los problemas cardíacos.

Claras de huevo

Claras de huevo

La cantidad de proteína presente en las claras de huevo puede llegar a ser más alta que la del pescado o la carne blanca. Al consumir 100g de clara de huevo le estarás aportando a tu cuerpo unos 11g de proteína, además de otros minerales y micronutrientes presentes en este alimento.

Lee también: Otros alimentos ricos en proteínas

 

La ventaja de conocer sobre las proteínas está en que será más fácil dejar de lado aquellos alimentos que no nos aportan nada y sustituirlos por los que sí brindan los nutrientes necesarios a nuestro organismo.

Si te ha gustado éste artículo, no olvides que puedes compartirlo en las redes sociales y comentarnos en la caja de abajo tus opiniones sobre las proteínas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.