Propiedades del aguacate: el fruto del corazón

Alimentación, Salud  / 

Aunque sea cada vez más utilizado en nuestra alimentación, las propiedades del aguacate permanecen desconocidas para la mayoría.

Este fruto con su sabor blando pero presente aporta un toque especial y fresco a nuestras ensaladas y platos. Sin embargo, el área en la que se destaca es en el campo de los beneficios para el organismo.

Propiedades del aguacate

El aguacate es un fruto del árbol Persea americana que, al igual que el plátano, madura después de cogido. Existe más de un tipo de este fruto, aunque sea fácilmente reconocido por su cáscara que recuerda un caimán y su forma de pera.

Independientemente del tipo del fruto, las propiedades del aguacate siguen siendo muy ricas nutricionalmente y pueden ser una ventaja en nuestra alimentación.

Aunque una porción 100g de este fruto contenga 160 calorías, estas son eclipsadas por su riqueza en grasas sanas, fibra, vitaminas y minerales que promueven un organismo más eficaz y sano. De hecho, una porción puede llegar a contener casi 20 tipos de vitaminas y minerales, entre ellos las vitaminas del complejo B, importantes para el sistema inmunitario, vitaminas C y E, y potasio.

Los aguacates son además ricos en grasas sanas, que promueven la reducción del colesterol malo, no contienen sodio y son bajos en grasas saturadas.

beneficios del aguacate

6 beneficios

Mejoran la salud cardiovascular

Los aguacates son ricos en potasio, y pueden llegar a contener más por porción que un plátano. El poder del potasio se encuentra en la reducción de la tensión arterial, ayudando a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Reducen el colesterol y el nivel de triglicéridos

Una de las propiedades del aguacate más importantes es su riqueza en grasas sanas, principalmente ácido oleico y linoleico. Aunque se hable de grasa en su nombre, estas actúan en beneficio del organismo, principalmente a nivel de la salud cardíaca, reduciendo el colesterol malo y ayudando a reducir también la tensión arterial.

Mejoran la salud de la piel

Las grasas sanas del aguacate actúan más allá de la salud cardiovascular, mejorando también la salud de la piel. Estas grasas, como el omega-9, apoyan el organismo en la reparación de células dañadas de la piel, reducen irritaciones y rojez, y ayudan a controlar la segregación de sebo, reduciendo el acné, espinillas y exceso de aceite. Promueven así una piel más suave, limpia y luminosa.

Los antioxidantes y vitaminas E y C que se encuentran entre las propiedades del aguacate ayudan a reducir las señales de la edad y arrugas, a proteger la piel contra los rayos dañinos del sol y a promover la producción de colágeno para una dermis más firme.

Mejoran la digestión

El aguacate contiene fibra soluble en su composición, un nutriente esencial para el buen funcionamiento digestivo e intestinal, ya que ablanda las heces, permitiendo su excreción más fácilmente y sin crear la sensación de hinchazón.

Asimismo, la combinación entre la fibra soluble y las vitaminas y minerales del aguacate promueven la secreción de fluidos gástricos y digestivos que mejoran la disolución de la comida y aumentan la eficacia de la absorción de nutrientes por el organismo.

Lee también: Alimentos ricos en fibra para un reloj intestinal preciso

Protegen los ojos

Además de antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que dañan las células de los ojos y cuerpo en general, el aguacate contiene también luteína y zeaxantin. Estudios científicos han comprobado la importancia de estos dos nutrientes para la salud ocular ya que a largo plazo reducen el riesgo de cataratas y degeneración macular, dos enfermedades que típicamente aparecen con la edad.

Ayudan a adelgazar

A pesar de su valor calórico, los aguacates pueden apoyar un adelgazamiento progresivo y sano. Aunque no contenga nutrientes adelgazantes, las propiedades del aguacate incluyen micronutrientes que apoyan una pérdida de peso progresiva al mismo tiempo que refuerzan la salud del organismo.

Casi 77% de sus calorías es el resultado de su riqueza en grasas sanas que, al contrario de las grasas saturadas, son utilizadas por el cuerpo para una liberación progresiva de energía en vez de acumularlas en reservas, cuando se consumen moderadamente. Además, su efecto benéfico sobre el sistema cardiovascular y de control del colesterol promueve el bienestar del organismo, alejando enfermedades cuyos síntomas incluyen muchas veces el aumento de peso.

El aguacate contiene además fibra soluble que tiene una doble actuación que potencia a la pérdida de peso. Por un lado, aumenta la sensación de saciedad, ayudando a controlar las ganas de comer y el número de calorías ingeridas. Por otro, el hecho de que promueva el buen funcionamiento del sistema intestinal ayuda a reducir la sensación de hinchazón y a lograr un vientre más plano.

 

Como puedes ver, las propiedades del aguacate van más allá de su sabor en el guacamole o ensaladas. Este fruto rico en grasas buenas aporta beneficios internos y externos para el cuerpo, ayudando a que te sientas y te veas bien mientras disfrutas de su sabor.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan