¿Cómo preparar una entrevista de trabajo para salir airosa?

Dinero y Carrera  / 

Por fin. Ha llegado el día que llevabas tiempo esperando. Tras enviar tu curriculum a un montón de sitios ha pasado el filtro y te han llamado para una entrevista. Lo más difícil está hecho. Piensa que si has llegado hasta aquí es porque tu perfil encaja con lo que la empresa está buscando. Así que respira hondo, piensa que tú puedes y descubre cómo preparar una entrevista de trabajo.

Antes de empezar, debes concienciarte de que no te vas a enfrentar a un interrogatorio, sino que asistirás a una reunión de trabajo entre profesionales que se necesitan el uno al otro. Porque sí, tú necesitas el trabajo. Pero es que tu entrevistador necesita encontrar a alguien para ese puesto lo antes posible.

10 consejos para preparar una entrevista de trabajo y tener éxito

Dicho esto, te daremos algunos consejos que te ayudarán a preparar una entrevista de trabajo.

1. Infórmate sobre la empresa

Así podrás contestar a las preguntas que te harán durante la entrevista.

2. Escoge la ropa con cuidado

Si la empresa tiene un código de vestimenta, adóptalo para ese día. De todas formas, seguro que sabes cómo no hay que ir vestida a una entrevista de trabajo.

3. Ensaya las preguntas típicas

Fíjate que estamos diciendo ensayar, que es diferente a memorizar. Si quieres preparar una entrevista de trabajo, empieza por practicar estas preguntas frecuentes:

Hábleme sobre usted. Sí, el entrevistador tiene delante el curriculum, pero quiere que seas tú quien le expliques tu experiencia laboral. En esta primera toma de contacto debes ser muy concisa. Vete del trabajo más antiguo al más reciente, describiendo brevemente las tareas desempeñadas.

• (En caso de estar trabajando) ¿Por qué quiere cambiar de trabajo? Sé sincera, pero no te confieses. Puedes responder con un: “Necesito nuevos retos y en esta empresa sé que va a ser así”. “Quiero aprender cosas nuevas”, “quiero crecer como profesional”, “necesito asumir nuevas responsabilidades” o “siempre he querido trabajar en esta empresa” son otras posibles respuestas.

¿Por qué quiere trabajar para nosotros? Este es el momento clave para hacerle saber al entrevistador que te has documentado sobre la empresa. Dile algo así como “su compañía ofrece muchas posibilidades”, “este trabajo cumple todas mis expectativas” o “el puesto encaja perfectamente con mi experiencia”.

¿Por qué deberíamos contratarle? Aprovecha para exponer casos de éxito que complementen a una respuesta del tipo: “Este puesto se adapta perfectamente a mis habilidades”.

¿Cuáles son sus fortalezas? Como sabes el perfil que buscan, solo tienes que destacar las aptitudes que mejor encajen.

¿Cuáles son sus debilidades? No eches tierra sobre tu tejado. Di alguna debilidad que también pueda ser una fortaleza, como ser una perfeccionista.

¿Está dispuesto a hacer horas extra o a viajar? Déjalo claro desde el principio, pero si no puedes, tienes que argumentarlo muy bien.

¿Dónde se ve dentro de 10 años? En “esta empresa”, por supuesto. Pero apuntilla que en un puesto de mayor responsabilidad.

¿Cuáles son sus pretensiones salariales? Como hablar de ello en la primera entrevista de trabajo no es aconsejable, puedes esquivarla con un “antes de responder me gustaría conocer un poco mejor cuál sería mi responsabilidad”.

¿Tiene alguna pregunta? Tendrás muchas, pero no las hagas todas. Es mejor que te centres en algún punto que haya salido durante la conversación.

4. Sé puntual

Es más, si puedes llegar unos minutos antes, mejor. Lo normal es que te hagan esperar en una sala aparte, pero tu entrevistador sabrá si has llegado puntual a la cita. Si llegas tarde a una entrevista de trabajo, ¿cómo vas a ser capaz de cumplir los horarios?

5. Cuida el lenguaje corporal

Siéntate con la espalda recta y mira a los ojos al entrevistador cuando hables con él. Y sonríe… Pero no demasiado.

6. Muestra pasión

Es importante que el entrevistador perciba que estás deseando empezar y que ese es el trabajo de tu vida (aunque realmente no lo sea).

7. Sé tú misma

Puede parecer un cliché, pero es que está demostrado que los reclutadores miran con mejores ojos a quienes se muestran tal y como son.

8. Demuestra confianza en ti misma…

… Pero sin llegar a ser arrogante. Si vas de lista, el reclutador puede pensar que lo sabes todo y que vas a aburrirte en el puesto.

9. Muestra interés por la empresa

No te limites solo a contestar las preguntas que te hagan. Ya te has informado sobre la empresa y lo has dejado caer durante la entrevista. Aprovecha este encuentro para mostrar curiosidad por la empresa, preguntar acerca de su funcionamiento e incluso sobre los planes de futuro.

10. Envía una nota de agradecimiento

Esta formalidad se está perdiendo, pero los reclutadores le dan mucha importancia. Siempre se van a fijar en una persona que es capaz de tomarse unos minutos para agradecer que se le haya tenido en cuenta para el proceso. Es importante que cuides la expresión escrita, pues un texto con erratas, faltas de ortografía o mal expresado podría restarte puntos.

¿Qué es lo que no se debe hacer en una entrevista de trabajo?

Hasta aquí te hemos explicado cómo preparar una entrevista de trabajo, pero igual o más importante es que sepas lo que nunca debes hacer. Un breve resumen:

  • Llegar tarde.
  • Vestirte de forma inadecuada.
  • Preguntar por el salario, la política de vacaciones o pedir si se puede trabajar desde casa.
  • Preguntar si se pueden cambiar las funciones que se exigen para el cargo.
  • Preguntar a qué se dedica la empresa.
  • Nunca finalices la entrevista preguntando cómo has estado.
  • Interesarte sobre la política de promoción de la empresa.
  • Contestar con monosílabos o utilizar un vocabulario inadecuado.
  • Dejar que te suene el móvil.
  • Interrumpir al entrevistador.
  • Hablar mal de tu antiguo jefe o empresa.
  • Acudir a la entrevista acompañada.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Los seguros de coches para mujeres abrieron el camino. Ahora, las compañías aseguradoras han visto...

Cambiar de trabajo, incluso de profesión, puede parecer una locura tal y como están las cosas. Pero...

Hoy en día no es seguro llevar dinero en metálico, y menos aún cuando salimos de viaje. Está bien...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.