30 preguntas picantes para hacerle a tu pareja ;)

Pareja  / 

Las palabras pueden tener tanta o más fuerza que un gesto. Hacerle preguntas picantes a tu pareja puede ser lo suficiente para estimular la imaginación y el deseo y darle un nuevo aliento sensual a vuestra relación. A través de insinuaciones o cuestiones atrevidas directas, sube la temperatura con estas preguntas picantes para hacerle a tu media naranja.

PUBLICIDAD

Preguntas picantes y calientes para subir la temperatura

¿Qué parte de mi cuerpo te gusta más?

Las preguntas picantes solo funcionan si tienes confianza en ti misma. En este caso, ni pones la posibilidad de que tu cuerpo no le guste. Ya sabes que es así. Solo quieres saber exactamente cuál es su parte preferida.

Por supuesto, acompaña la pregunta con una mirada seductora, no vaya a ser que él crea que le estás haciendo trampa y que con tu cuestión busques algo más sentimental.

¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te gusta que toque?

La respuesta puede ser la obvia, pero no dejes de confirmar tocándole en esa zona en un tono juguetón. “Aaah, ¡esta es!”. *guiño*

Y la luz, ¿encendida o apagada?

Las preguntas picantes suben la temperatura de cualquier momento convencional, como el de acostaros para dormir. Esta es una cuestión sencilla y natural, pero cuando va acompañada de una sonrisa o mirada atrevida, no hacen falta explicaciones para que entienda a lo que vas.

preguntas

Si estuvieras conmigo ahora mismo, ¿qué me harías?

La pregunta perfecta para ligar por mensaje. La insinuación es tan clara de entender que cualquier hombre sabrá que no estás hablando de una makeover o de hacerte las uñas.

Relacionado: Preguntas para hacerle a un chico y saber si le gustas

¿Has soñado alguna vez conmigo?

En seguida, obviamente, va un pedido de descripción.

Por cierto, pon toda tu sensualidad en la pregunta para que entienda el sentido. Si no lo haces, puedes terminar escuchando una aburrida historia sobre como eras una zombie en su sueño al estilo Walking Dead. Ya sabes como son algunos hombres.

¿Hay alguna escena de una peli que te ponga?

Por un lado, esta pregunta te dará una idea de lo que excita tu pareja. Por otra, te podrá dar nuevas ideas para un juego de rol.

Por si acaso, será mejor que empieces a entrenar tu cruce de piernas sensual.

¿Tenías alguna fantasía conmigo antes que fuéramos pareja?

Si la respuesta es positiva, tienes la oportunidad de poner esa fantasía en práctica y probarle que la realidad puede superar los sueños.

fantasía pareja

¿Sabías que vendar los ojos aumenta los demás sentidos?

Lo que no necesita explicaciones, está ya explicado.

 ¿Cuál es tu canción perfecta para un striptease?

De las preguntas picantes a un baile sensual en nada. La cuestión ya insinúa tu objetivo, ahora solo necesitas ponerte tu mejor lencería y preparar el móvil, porque su batería va a darlo todo tocando la banda sonora de esa noche.

¿Te gusto?

Esta es probablemente la pregunta picante más sencilla y eficaz, desde que la hagas con una sonrisa atrevida en los labios y una mirada seductora y hambrienta.

No le estás preguntando si le gustas románticamente. Tampoco esperas una respuesta seria y perfectamente argumentada. No. Lo que quieres es que él olvide las palabras y te conteste usando comunicación no verbal.

¿Cuándo prefieres tener sexo? ¿Por la mañana? ¿Por la tarde? ¿Por la noche?… ¿Ahora?

Esta no es una pregunta picante. Son varias. Estarás haciendo una pregunta útil para tu vida sexual, pero lleva trampa. Sí, quieres saber cuándo le gusta hacerlo y de alguna forma ya le estás indicando que estás pensando en vuestra relación de una forma más caliente. Pero la sorpresa está en el final, cuando la pregunta cambia a propuesta indecente.

¿Cuál es la fantasía que siempre te pone cuando te masturbas?

También puedes hacer la pregunta más generalizada y solo preguntar cuál es la fantasía que le pone. Sin embargo, la masturbación implica tener que imaginar la situación y hacerla real en la mente por lo que tiene que ser una fantasía que le guste bastante. Luego puedes ponerla en práctica y probarle que la imaginación no alcanza la realidad.

¿Qué me harías ahora mismo si me desnudara?

Quizá esta cuestión no se aplique a todas las situaciones y lugares, pero puedes personalizarla según la ocasión y crear tus propias preguntas picantes también. Por ejemplo, ¿“Qué harías si me encontraras desnuda en tu cama?” El objetivo es el mismo en ambos casos: que te lo describa en detalle y que suba la temperatura entre los dos.

¿Sirope de chocolate o chantilly para endulzar el postre por la noche?

Si no entiende a qué te refieres, puedes echarle una mirada sensual, quizá seguida del clásico gesto de mano que indique la preciosidad de tu cuerpo. Y si no le gusta ninguna de las opciones que les has propuesto, deja que elija su preferida.

¿Consigues desnudarte en menos de 5 segundos? ¡Compruébalo!

Esta es otra de las preguntas picantes que puedes cambiar un poco sin perder el sentido. Puedes, por ejemplo, girar la pregunta hacia ti y preguntarle si consigue desnudarte en ese tiempo. El objetivo es claro: date prisa que ahora vamos.

¿Consigues desnudarte en menos de 5 segundos?

Si solo me pudieras tocar en un lugar, ¿cuál sería?

Esta es una de las preguntas picantes que necesitan contexto. Ya sabemos cómo son los hombres y si la haces de sopetón puede sospechar que es una trampa y contestar algo seguro. Y no es fácil hacer subir la temperatura si la respuesta es “tu mano”, o “tu rostro”, o “tu brazo”. ¡Vaya aburrimiento!

La media de duración del sexo para la mayoría de las parejas es de 10 minutos. ¿Te atreves a romper records?

No hace falta explicarlo. Es claro a lo que vas y cuál es tu intención: destruir esa media de 10 minutos y pasarlo muy bien.

He comprado lencería nueva, ¿la quieres ver?

No olvides hacer la pregunta en un tono juguetón o sensual o podrá pensar que te refieres a enseñarle la lencería salida de una bolsa de compras. Difícilmente la respuesta será una negativa, así que cuidado a lo que te propones.

Odio este pijama, ¿me lo quitas?

Qué más se puede añadir. Con la pregunta ya es bastante claro a lo que vas.

¿Cuánto tardas en llegar?

Esta es una pregunta de rutina que probablemente ya le has hecho un millón de veces. Pero prueba hacerla salida del nada, con una voz sensual. Puedes añadir que lo echas de menos siempre una voz sedosa.

Este cambio a una pregunta tan regular lo va a sorprender y a estimular su imaginación.

¿Alguna vez te has puesto cachondo mientras nos enviábamos mensajes?

¿Por qué? ¿De qué hablabais? ¿Qué has dicho o insinuado que ha estimulado su imaginación? Aprovecha la oportunidad para saber más sobre sus preferencias y gustos.

¿Cuál es la cosa más orgásmica que una mujer te puede hacer?

¡A ponerlo a prueba! Si no te lo sabe decir, puedes ir probando diferentes alternativas en un juego de sensualidad y de descubrimiento mutuo.

Si tuvieras gafas de rayos X, ¿qué parte de mi cuerpo mirarías primero?

Como si fueran necesarias las gafas. Todo lo que él necesita es pedírtelo, ¿no?

gafas de rayos X

¿Te ha gustado la peli [película erótica]?

Puedes sugerir las “50 sombras de Grey” u otra película erótica que él reconozca de inmediato como tal por el nombre. Si en esa peli hay escenas que te gustaría probar o imitar, mejor aún.

¿Crees que conoces todas mis fantasías?

Si la respuesta es negativa, tienes la oportunidad para enseñarle todas tus fantasías o explicarle que es lo que más te gusta y por qué. Si el cree que lo sabe todo sobre ti, aprovecha el momento para sorpréndelo con tu imaginación.

Veo como eres tan hábil con los botones del ordenador, ¿y si me lo enseñas en mi cuerpo?

Pon su rapidez y habilidad presionando los botones a prueba y enséñale las estrategias y trucos para alcanzar la victoria en tu cuerpo.

Si llego a casa estresada, ¿qué podrías hacer para relajarme?

Asegúrate de hacer esta pregunta con una mirada seductora para que sepa a lo que vas. Si no lo haces, puedes terminar con respuestas como una cena especial, un baño relajante, o un masaje en los pies, por ejemplo, lo que tampoco estaría mal, pero no es tu objetivo.

¿Qué cosa o situación te pone más rápidamente?

Así ya conocerás la vía rápida para alcanzar tu objetivo sin perder tiempo con juegos o insinuaciones. No solo tendrás en tu poder una información preciosa, como él lo sabrá y cuando te vea hacerlo no quedarán dudas de tu pretensión.

¿Puedes darme un ejemplo de tu mejor dirty talk?

¿Qué palabras sexuales usaría para ponerte? ¿Con qué voz te hablaría? ¿Es explícito o prefiere jugar con insinuaciones para hacer subir la temperatura?

¿Cuál es el lugar más raro donde te gustaría hacerlo?

¿En el coche? ¿En la playa? ¿En un baño público? ¿En un estadio de fútbol?

¿Ha subido la temperatura?

Actualizado el 20 de agosto de 2018.

PUBLICIDAD
Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La música acompaña diversos momentos de la vida y también sirve para que las personas tímidas...

Las calles de la ciudad y las tiendas poco a poco se van decorando con diferentes adornos de...

Todas sabemos que el éxito de una relación matrimonial depende del compromiso y de la confianza con...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan