10 preguntas en una entrevista de trabajo que debes preparar

Dinero y Carrera  / 

En todas las entrevistas de trabajo es necesario responder a varias preguntas. Hasta aquí todos llegamos. ¿Pero sabías que muchas de esas cuestiones se repiten en la mayoría de los procesos de selección? Para que los nervios no te jueguen una mala pasada, es recomendable que las ensayes.

¿No sabes por dónde empezar? En este artículo encontrarás las respuestas que puedes dar a las preguntas en una entrevista de trabajo. Ten mucho cuidado, porque muchas tienen doble intención. No caigas en la trampa.

Las principales preguntas en una entrevista de trabajo

1. Hábleme sobre usted

Si el entrevistador tiene delante el curriculum y se supone que lo ha leído, ¿por qué te hace esa pregunta? Porque quiere que seas tú quien le explique tu experiencia laboral y ver cómo te expresas. En esta primera toma de contacto debes ser muy concisa. Vete del trabajo más antiguo al más reciente, describiendo brevemente las tareas desempeñadas.

Si al repasar la experiencia laboral el entrevistador se percata de que llevas mucho tiempo sin trabajar, querrá saber el motivo. Pues bien, mientras en tu cabeza resuena: “Porque he echado cientos de CVs y nunca me han llamado”, por tu boca tiene que salir algo así como: “Quiero conseguir mi plan de desarrollo profesional y llevo tiempo buscando el empleo que me permita conseguirlo”.

2. ¿Por qué quiere cambiar de trabajo?

Muchas personas buscan un empleo nuevo aunque estén trabajando. ¿Es tu caso? Debes ser sincera, pero no te confieses. Afronta la respuesta con frases positivas. Puedes responder con un: “Necesito nuevos retos y en esta empresa sé que va a ser así”. “Quiero aprender cosas nuevas”, “quiero crecer como profesional”, “necesito asumir nuevas responsabilidades” o “siempre he querido trabajar en esta empresa” son otras posibles respuestas.

Lo que en realidad está evaluando el entrevistador es lo que busca el candidato en una empresa y su grado de compromiso para con ella. Bajo ninguna circunstancia debes hablar mal de tu empresa o jefe actual (aunque el motivo principal de que quieras cambiarte de trabajo sea que no lo soportas), porque creerán que harás lo mismo cuando te vayas de este trabajo. Tampoco digas que quieres ganar más dinero (por mucho que sea cierto).

Puede que la conversación derive hacia los motivos que te llevan a dejar tu puesto actual o, si no estás trabajando, tu puesto anterior. Probablemente, el entrevistador quiera saber si te despidieron y los motivos. Escoge una respuesta que no te haga quedar mal.

3. ¿Por qué quiere trabajar para nosotros?

Este es el momento clave para hacerle saber al entrevistador que te has documentado sobre la empresa. Dile algo así como “su compañía ofrece muchas posibilidades”, “este trabajo cumple todas mis expectativas” o “el puesto encaja perfectamente con mi experiencia”. El caso es hacerle ver que es ahí donde quieres crecer como profesional.

Lee también: Consejos para preparar una entrevista de trabajo y tener éxito

4. ¿Por qué deberíamos contratarle?

Ha llegado el momento de venderte, de demostrar al entrevistador que eres la persona adecuada para el puesto. Aprovecha para exponer casos de éxito que complementen a una respuesta del tipo: “Este puesto se adapta perfectamente a mis habilidades, lo que me convierte en un empleado muy valioso para esta empresa”. Si consigues darle la vuelta a la tortilla y hacer ver al entrevistador que su empresa te necesita más a ti que tú a ella, tendrás mucho terreno ganado.

5. ¿Cuáles son sus fortalezas?

Como sabes el perfil que están buscando, solo tienes que destacar las aptitudes que mejor encajen con sus expectativas. ¿Has ganado algún reconocimiento o premio por tu trabajo? No dejes pasar la oportunidad de decirlo.

6. ¿Cuáles son sus debilidades?

No eches tierra sobre tu tejado. Todos tenemos debilidades, pero el truco está en escoger la menos mala y tratar de darle la vuelta, de forma que no parezca una debilidad como tal. Di alguna debilidad que también pueda ser una fortaleza, como ser una perfeccionista. Así, si tardas más de la cuenta en entregar un informe, intuirán que es porque quieres que esté perfecto.

7. ¿Está dispuesto a hacer horas extra o a viajar?

Déjalo claro desde el principio. Si no hay nada que te lo impida, debes decir que sí. Pero si no puedes cumplir esas exigencias, tienes que argumentarlo muy bien. Implícitamente, el entrevistador quiere saber si tienes cargas familiares sin preguntarlo directamente.

8. ¿Dónde se ve dentro de 10 años?

En “esta empresa”, por supuesto. Pero apuntilla que en un puesto de mayor responsabilidad.

9. ¿Cuáles son sus pretensiones salariales?

Como hablar de ello en la primera entrevista de trabajo no es aconsejable, puedes esquivarla con un “antes de responder me gustaría conocer un poco mejor cuál sería mi responsabilidad”. ¿Muy típico? No tanto como la pregunta. Si te arrinconan para que des una cifra, no des una cantidad exacta, sino una horquilla.

10. ¿Tiene alguna pregunta?

Las preguntas en una entrevista de trabajo suelen acabar con un: “¿Tiene alguna pregunta?” Tendrás muchas, pero no las hagas todas. Es mejor que te centres en algún punto que haya salido durante la conversación que no te haya quedado claro o en alguna que demuestre tu interés por el puesto de trabajo.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Las estadísticas indican que siete de cada diez personas que buscan empleo lo hacen utilizando...

¿No consigues que te contraten por más que eches curriculums y acudas a entrevistas de trabajo? La...

La igualdad de género es un término que en los últimos años se escucha mucho en los medios de...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.