Portugal en verano: qué ver en familia y con niños

Ocio  / 

Portugal en verano tiene mucho calor, mucho sol y muchas actividades y cosas que ver y hacer al aire libre en familia. Lo difícil es saber qué elegir. Por eso, si estás planeando un viaje a tierras lusas con tus peques, te dejamos algunas sugerencias de actividades que le encantarán a niños y adultos igualmente, para que todos puedan disfrutar de las vacaciones en familia.

Qué hacer en Portugal en verano: descubre el Atlántico

Portugal en verano es sinónimo de playas preciosas, pero estas no son las únicas opciones que tienes para disfrutar del agua con tu familia.

Piscina das Marés, Leça da Palmeira

Piscina das Marés, Leça da Palmeira, Portugal

Diseñada por Siza Vieira, uno de los arquitectos portugueses más famosos mundialmente y nativo de esta zona, no puedes dejar de visitar esta piscina cerca de Oporto, incluso si no quieres bañarte.

Es una piscina de agua salada separada del mar por formaciones rocosas naturales, en una mezcla arquitectónica entre lo natural y lo artificial.

Fue inaugurada en 1966 con el objetivo de destacar la importancia de la relación entre disfrutar y preservar la zona de costa en esta zona, muy marcada por el contacto con el océano, tanto en su cultura como en su arquitectura.

Toda el área de la piscina es muy bonita pero la vista que tienes desde su interior hacia el mar es preciosa.

Oceánario, Lisboa

Oceanário de Lisboa para niños

Más a sur, en la capital, tienes uno de los edificios más emblemáticos de Portugal en su celebración a los mares, el Oceanario. Inaugurado en 1998, es todavía considerado como uno de los mejores y mayores acuarios en Europa.

Está pensado para educar adultos y niños sobre la vida marítima y apelar a la protección de los mares, con información y juegos interactivos sobre todas las especies ahí presentes que estimulan el aprendizaje y nos enseña la historia de cada una.

Está dividido en cuatro tanques que representan los cuatro mares principales, con un tanque central visible desde todas las salas del edificio en una celebración de la vida marítima global. Puedes además conocer estos tanques en diferentes extractos, para conocer y aprender cómo la vida marítima cambia dependiendo de la profundidad de las aguas.

Qué hacer en Portugal en verano: descubre la naturaleza

Llueve muy poco en Portugal en verano por lo que puedes aprovechar para conocer su naturaleza. Con bosques y sierras preciosas que ocultan lagunas desiertas, vestigios romanos o aldeas abandonadas a cada rincón, es una experiencia única para toda la familia y una actividad didáctica y divertida para los niños.

Serra do Gerês

Serra do Gerês, Portugal

La Serra do Gerês es la segunda mayor elevación de Portugal continental, pero no te preocupes. Solo alcanza los 1430m de altitud y la mayoría de las rutas que la cruzan son muy accesibles en elevación y en terreno.

Es un destino popular en Portugal entre los amantes de la naturaleza por sus florestas frondosas que ocultan cascadas y lagunas perfectas para enfrentar el calor. La vida animal en esta montaña es también muy activa, aunque no sea peligrosa, y podrás descubrir nuevos pájaros, pequeños animales corriendo por entre los árboles o sorprenderte con una manada de bueyes tranquilamente en la sombra en medio de la nada.

Tienes además la opción de hacer camping en diferentes puntos de la montaña y pasar una noche tranquila con los tuyos escuchando los pájaros nocturnos o las cigarras y grillos, lejos de toda la confusión de las ciudades.

Mata Nacional do Buçaco/Bussaco

Cerca de Coimbra, en el centro, podrás encontrar una de las florestas más bonitas Portugal, que combina naturaleza e historia de una forma única.

En este parque nacional podrás descubrir rutas preciosas por entre los árboles frondosos o dejarte encantar por la floresta reliquia, una pequeña parte del parque reconocida entre los científicos como uno de los pocos lugares en la Península que conserva su vegetación primitiva sin nunca haber sido afectada por humanos.

En el parque encontrarás también varios miradores con vistas preciosas o explorar el Sacromonte, una ruta del siglo XV que reproduce la Ciudad Santa de Jerusalén cuando esta estaba bajo el control otomano en este siglo. Las capillas que encuentras durante la ruta simbolizan los Pasos y la Pasión de Cristo. También en este parque está ubicado un convento del siglo XVI, pero su visita tendrá que ser pospuesta hasta marzo de 2019 ya que está siendo recuperado.

De cualquier forma, tendrás mucho que ver en este parque y los niños se sentirán como en una aventura.

Lee también: Lugares que ver en Portugal imprescindibles

Qué hacer en Portugal en verano: descubre la cultura

Museos y niños no siempre van lado a lado, pero tienes otras opciones culturales para descubrir Portugal en verano que encantarán a los más pequeños. El truco está en hacerlos sentir como en un cuento infantil, un mundo imaginario que se vuelve real y hace que toda la familia disfrute como en un sueño.

Quinta da Regaleira, Sintra

Quinta da Regaleira, Sintra, Portugal

Sintra es una ciudad preciosa con palacios encantadores a cada paso, pero si la visitas con niños, Quinta da Regaleira es un punto obligatorio.

El palacio es muy bonito e interesante del punto de vista arquitectónico e histórico, pero son los jardines los que dejan a cualquiera sin palabras. Es un lugar mágico, donde cada rincón, cada estatua, cada construcción y cada planta oculta un significado mítico. Inspirado en el mundo de lo oculto y en los templarios, descubre las cuevas y los lagos ocultos por entre el jardín y sorpréndete bajando por el pozo de 27m de la iniciación de los templarios que termina en una cueva oscura con un lago donde es bendecida por las gotas de agua que caen del techo celebrando tu renacimiento.

Livraria Lello & Irmão, Oporto

Si a tu familia le encanta los libros o simplemente si sois aficionados del mundo de Harry Potter, no puedes dejar de visitar esta librería.

Está considerada como una de las más bellas de todo el mundo, aunque si le preguntas a los nativos de la ciudad te dirán que es la número uno, porque de los tops de librerías más bellas es la única que ha sido construida de raíz con este objetivo.

El reconocimiento internacional ha convertido esta librería en un punto turístico y ahora es necesario pagar entrada para verla, pero el valor es deducido en la compra de un libro. La excusa perfecta para regalarle un recuerdo diferente a tus niños.

Por cierto, sugerimos esta visita en verano para que puedas disfrutar por completo de la belleza de esta librería y del juego de luces que se crea en su interior cuando el sol se adentra por sus vitrales.

 

Si ninguna de estas opciones merece la aceptación unánime de tu familia cuando visites Portugal en verano, prueba echarle un vistazo a nuestro artículo “Portugal con niños: mejores destinos y actividades” para conocer otras ideas y lugares a visitar.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Verdad o reto es un juego muy divertido y que nunca pasa de moda. En cualquier reunión que se...

Con la Navidad a la vuelta de la esquina toca ir pensando cuáles son esos detalles con los que...

Si hay algo que hace que las Navidades sean consideradas como la época de la ilusión y de pasar...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan