Qué visitar en Portugal en otoño

Ocio  / 

Si tus fines de semana se vuelven más aburridos en cuanto los días se vuelven más cortos y fríos, es la hora de empezar a planear una escapada. ¿Y qué mejor destino que Portugal en otoño? Libre de las muchedumbres de turistas, con precios más bajos y sin las colas que destruyen la paciencia de cualquiera, hay regiones en Portugal que se vuelven aún más preciosas en esta estación y no vas a querer perdértelas.

4 destinos que deberías visitar en Portugal en otoño

Lisboa

Lisboa en Otoño

Sobran razones para visitar Lisboa. Las vistas preciosas desde las colinas, los monumentos impresionantes, las estrechas calles de los barrios más típicos donde suena el Fado a cada paso, las casas de Fado, por supuesto, o la historia que se respira son solamente algunos de los puntos atractivos de la capital portuguesa.

Es una ciudad que se puede y se debe visitar en cualquier momento del año, pero en otoño es cuando enseña todo su esplendor.

Lisboa es una ciudad luminosa, pero la luz más cálida de esta estación es la que más se ajusta a su personalidad. Entre el humo y el aroma de las castañas asadas por las calles, los rayos de sol brillan con una sensación más acogedora y despiertan el candor de esta ciudad, también ella en el entretiempo de la historia y del presente.

Además, podrás disfrutar de Lisboa más tranquilamente sin las enormes colas o grupos de turistas en tu camino.

Oporto

Oporto, Portugal

La segunda mayor ciudad de Portugal no para de encantar a sus visitantes y ya se ha convertido en uno de los destinos más buscados por turistas de toda Europa.

Curiosamente, es también muy distinta de la capital y, aunque ambas sean preciosas, es difícil compararlas por esta razón. Oporto tiene una personalidad muy marcada, su gente tiene orgullo en eso… y se nota.

Ciudad de río y mar, ofrece vistas y rutas maravillosas a cada paso, además de sus monumentos, gastronomía típica, museos de renombre y, claro, su famoso vino.

Aunque suele llover bastante en esta estación, es uno de los destinos a visitar en Portugal en otoño porque es cuando más se siente su alma. Cuando hace buen tiempo, la ciudad se despierta entre una niebla de saudade para luego dejar brillar el sol con su luz cálida que nos envuelve.

Es también el momento ideal para probar su vino, cuyos sabores y colores son la propia expresión de otoño.

Lee también: Lugares que ver en Portugal imprescindibles

Sintra

Sintra

Muy cerca de Lisboa, Sintra es un pueblo salido de un cuento de hadas. Su microclima y florestas hace que parezca que estamos en un mundo paralelo, donde los palacios toman formas preciosas y poco comunes y el misticismo se siente en cada rincón.

Incluso si ya has tenido la oportunidad de visitar Sintra, si vuelves a Portugal en otoño tienes que volver ahí también para redescubrirla bajo una nueva luz.

Los jardines de la Quinta da Regaleira, con sus historias de lo oculto y de los templarios a cada paso, y los jardines del Palacio de Montserrat son dos de los puntos de visita obligatoria. En esta estación, sus árboles y arbustos tan verdes normalmente cambian sus colores a los amarillos, rojos y naranjas que tanto asociamos a esta estación y difícilmente los reconocerás.

Si tienes la oportunidad, no dejes también de coger el tranvía ya que la ruta se vuelve preciosa en otoño.

Tranvia, Sintra, Portugal

Aldeas del Duero

Para empezar, toda esa zona es digna de visita en otoño, cuando las terrazas de los viñedos del vino de Oporto cambian sus colores a los fuertes naranjas y rojos de esta temporada. Un viaje en barco es obligatorio y, si tienes la oportunidad, no dejes de coger el tren histórico entre Régua y Tua.

Aldeas del Duero, Portugal

Las aldeas en la región del río Duero son preciosas en esta estación y es difícil elegir una. Son todas pequeñitas, tranquilas y parece que el tiempo se ha detenido en ellas. Lo ideal es hacer una ruta en coche para que puedas ver varias en un solo día.

En el lado norte del río, se destacan la zona de la sierra de Marão, con su famoso santuario de Nuestra Señora de Gracia, Favaios, donde puedes probar el vino típico que lleva este nombre, Provesende, cuya visita no estará completa hasta que te pases por Castro de S. Domingos y su capilla, y Mondim de Basto, donde están las cascadas de Figas de Ermelo, ubicadas en el Parque Natural de Alvão, unas de las mayores de Portugal.

En el lado sur del río, Ucanha, Barcos, Trevões y Salzedas son pueblos que se destacan particularmente por su belleza, dado que mantienen una arquitectura medieval y se encuentran vestigios romanos en todos los rincones.

Otras zonas a visitar

Si te gusta el senderismo o perderte por entre la naturaleza, hay muchos lugares por donde elegir si vas a Portugal en otoño.

Las sierras vuelven a ganar vida en esta estación después de los meses secos de verano, por eso son la opción ideal, sobre todo aquellas con parques naturales protegidos. En Serra da Estrela podrás disfrutar de los quesos típicos de la región después de pasarte unas horas caminando por sus encuestas.

El Parque nacional Peneda-Gerês es un destino muy buscado por los portugueses en otoño ya que las florestas cambian sus colores y, entre ellas, podrás descubrir cascadas y lagunas olvidadas entre la vegetación y las rocas.

Finalmente, en el centro del país, la floresta de la Serra do Bussaco y su palacio son también imperdibles.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las vacaciones de diciembre no solo sirven para pasar unos días en familia. También podemos...

Cuando el verano llega a su fin, llega el momento de elegir nuevos destinos y ciudades que visitar...

Si quieres pasar una noche de Halloween inolvidable con tus mejores amigas, ¿por qué no empiezas a...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan