Las mejores plantas aromáticas para tener en casa

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

Adornan, aportan un olor agradable a tu casa y además, muchas sirven como condimento para rematar tus platos. Un pequeño rincón es suficiente para crear tu propio huerto de hierbas y plantas aromáticas. ¿No tienes mano con las plantas? Las que te proponemos en este artículo son muy fáciles de cuidar. Solo tienes que asegurarte de que reciben suficiente sol y de que las riegas en función de sus necesidades. Ni de menos, ni de más.

¿Qué plantas aromáticas son más adecuadas para mi casa?

Albahaca

Albahaca

Siempre que la temperatura interior de tu casa esté entre los 20 y los 25 grados y que la riegues con moderación, todo irá bien. Puedes usarla como condimento alimentario, pero también como repelente de insectos, como desodorante o como antiinflamatorio natural.

Para que sobreviva en invierno, necesitará al menos 6 horas de sol y estar alejada del radiador. ¿Ninguna de tus ventanas da al sur? En ese caso, puede que lo mejor sea que te decantes por otras variedades, como la púrpura o la cannelle.

Cebollino

Cebollino

Es de las pocas plantas aromáticas que no necesitan mucha luz para crecer. Se adapta al interior rápidamente. Cuando vayas a trasplantarla, debes cortar la parte superior.

Cilantro

Cilantro

¿Te va más la comida mexicana? Añade una maceta con cilantro porque te hará falta a menudo. Tienes que plantar las semillas durante la primavera o el verano. Asegúrate de que le da el sol y de que está siempre limpia. En cuanto una hoja se marchite, quítala. Además, si lo vas a plantar en una maceta, necesitará un fertilizante rico en nitrógeno.

Eucalipto

Eucalipto

Los árboles de esta especie no están exentos de polémica, pero no se puede negar que huele bien. Si lo plantas en una maceta, tu casa no volverá a oler a cerrado. Debes ponerlo en un lugar soleado, regarlo lo justo y podarlo una vez al año para que no crezca más de la cuenta.

Lee también: Plantas de interior resistentes y duraderas

Hierbabuena

Hierbabuena

Es una de las más conocidas y reconocidas por su olor y sabor. ¿Quién no se ha comido un chicle de hierbabuena o se ha tomado un rico mojito? Al igual que la anterior, puedes asfixiar a las plantas contiguas, así que nunca la plantes en la misma maceta que otras plantas aromáticas. Necesita mucho sol y riego abundante.

Lavanda

Lavanda

Gracias a sus bonitas flores lilas, esta planta es muy utilizada en paisajismo. Y su olor la convierten en un habitual para elaborar perfumes, aceites esenciales, ambientadores y productos de limpieza. Apta para interiores, es muy resistente. Solo requiere sol y que la riegues con moderación.

Menta chocolate

Menta chocolate

Recibe ese nombre porque sus características hojas marrones huelen y saben como el cacao. Necesita mucho sol y mucha agua. Debes asegurarte de que no la plantas cerca de otras, porque es muy invasiva. Lo mismo se puede decir de la menta.

Romero

Romero

Hablamos en este caso de una hierba aromática muy utilizada en la cocina. Una de las ventajas que tiene es que puedes plantarla durante todo el año. ¿Necesitas una infusión que te alivie el dolor de ovarios? Solo tienes que cortar una ramita. Como la mayoría de plantas aromáticas, requiere sol. En cambio, no necesita mucha agua.

Salvia

Salvia

Los pocos cuidados que requiere pasan por regarla a menudo en verano y protegerla de la humedad en invierno. Para que crezca fuerte, necesita ser podada a finales de la primavera. Si te gusta la comida francesa, esta hierba no puede faltar en tu cocina.

Tomillo

Tomillo

Lo ideal es que la plantes en el jardín, pero puedes tenerla dentro si colocas la maceta en un lugar donde le dé el sol varias horas al día. Es resistente a la sequía, pero si va a estar expuesta a heladas, evita los abonos con fertilizantes ricos en minerales. Úsalo para salsas, sopas y todo tipo de carnes.

Otras hierbas aromáticas que puedes tener en casa sin grandes complicaciones son el perejil, el laurel, el orégano, el estragón o el perifollo.

Consejos para tener plantas aromáticas en casa

Resumiendo. A la hora de tener plantas aromáticas en casa es necesario tomar una serie de precauciones:

1. Garantizarles un mínimo de 6 horas de sol al día.

2. Escoger macetas con agujeros en la base para drenar el exceso de humedad.

3. Adaptar el recipiente al tamaño de las plantas. Calcula entre 1 y 2 litros de sustrato por planta, como mínimo.

4. Separar las plantas perennes (como el romero, la lavanda o el tomillo) de las anuales (el cebollino, la albahaca o el eneldo) y bianuales (el perejil).

5. Es mejor poner varias plantas en una maceta grande que cada una de forma individual en recipientes pequeños.
Agrupa las plantas aromáticas en función de las necesidades de riego. Por un lado están las que exigen mucha agua (albahaca, perejil, cilantro o menta) y, por otro, las que no necesitan regarse tan frecuentemente (es el caso del romero, el tomillo, la lavanda o la salvia).

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

El menaje de cocina tiene que estar hecho para durar. Por eso, no puedes tirarte siempre a por los...

Hoy en día es imprescindible en nuestras casas, hasta el punto de que cuando se estropea no vemos...

¿Tus suelos de madera están apagados o tienen alguna marca que los afea? No te preocupes, porque...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.