Cómo planificar un viaje paso a paso

Ocio  / 

Viajar es una de las aficiones que más personas comparten. No es en sí el hecho de tener unos días de descanso en los que no tienes que trabajar. Es más el poder conocer otros lugares y todo lo que eso conlleva. Algunos ejemplos pueden ser la gastronomía típica del sitio, la posibilidad de que des con gente nueva y, en definitiva, sumar una experiencia y un aprendizaje más. Pero antes de coger las maletas rumbo al destino elegido, es fundamental saber cómo se debe planificar un viaje correctamente.

13 pasos para planificar un viaje perfecto

Seguro que no deseas que un imprevisto eche por tierra las vacaciones que llevas tanto tiempo deseando que lleguen. Entonces, sigue los pasos para planificar un viaje ideal, y verás que tus días de descanso serán inolvidables.

1. Decide a dónde quieres ir

Quizás pueda parecer muy obvio, pero es imprescindible sentarse y pensar con calma cuál será el destino elegido. No es necesario que te centres solo en una opción. Puedes hacer una lista con los sitios a los que te agradaría ir. Luego, dependiendo del presupuesto que tengas y los días libres que puedes estar fuera, ve descartando opciones, hasta quedarte con la que más te convenga. Si te manejas bien con internet, estate atenta a las diferentes páginas de compañías low cost de avión. También a las de las agencias de viajes, porque muchas veces lanzan ofertas. Lo único que son por un tiempo limitado. Pero puede que tengas suerte y alguna de estas se ajuste a lo que estás buscando.

2. Ten en cuenta si vas a viajar sola o acompañada

Este punto es clave a la hora de planificar un viaje, si quieres que sea una experiencia bonita, en el caso de que vayas con alguien. A todo el mundo no le gustan las mismas cosas. Por lo tanto, si vas acompañada, que sea una persona que conoces muy bien. Debes estar segura que no te va a amargar las vacaciones al tener objetivos distintos a los tuyos.

3. Hazte un presupuesto

En el punto número uno ya se habló del presupuesto, pero no en profundidad. Es esencial que tengas dinero suficiente para costearte todos los gastos que van a suponerte los días de descanso. Establece un máximo para llevar un control de lo que te puedes permitir, sin necesidad de despilfarrar. Cabe destacar que es bueno que tengas siempre unos ahorros extra por si surge alguna emergencia.

4. Busca alojamiento

Relacionado con el presupuesto, el lugar a donde vayas y, sobre todo, dependiendo del tipo de vacaciones que estés buscando, procura un alojamiento que se adecúe a tus gustos y necesidades. A la hora de reservar la estadía, debes tener en cuenta que sea un lugar seguro. Luego, el hecho de que te quedes en un hostal, un camping, un hotel o una vivienda, es cuestión de preferencias.

Por otro lado, antes de reservarlo, mira bien si está situado cerca de los puntos turísticos de la ciudad o no. De igual manera, si tiene buenas conexiones de transportes públicos con el aeropuerto, la estación de tren o de autobús. En el caso de que vayas con el coche, fíjate si cuenta con estacionamiento propio o si es fácil aparcar por la zona.

5. Piensa en cómo te vas a mover desde que empiezas el viaje

Sea cual sea el destino de tu viaje, este empieza desde que sales de casa. ¿Vas a viajar en avión? Cabe la posibilidad de vayas en coche al aeropuerto y optes por el servicio de parking barato TravelCar. Este es muy útil si decides dejar el automóvil en estacionamientos cercanos al aeropuerto mientras estás fuera. Este servicio te resultará muy cómodo, sobre todo cuando vuelvas de viaje y puedas irte directamente a casa en tu propio coche.

Es importante recalcar que este servicio de parking se encuentra en el aeropuerto de Madrid-Barajas, Sevilla, Valencia, Barcelona y otras ciudades de España. Por lo tanto, si aún no decidiste el lugar de vacaciones, quizás esta prestación tan maravillosa te haga quedarte dentro del territorio Español para experimentar lo bien que funciona.

En caso de que el trayecto no lo hagas por el aire, debes saber que este servicio de parking también está disponible en estaciones de tren y en puertos de cruceros. Además, TravelCar dispone del servicio de alquiler de coches en varias ciudades de España para que puedas moverte sin restricciones.

6. Asegúrate que tus documentos están vigentes

No te olvides de revisar tu DNI y/o pasaporte para asegurarte que no están caducados. Recuerda que si vas a viajar fuera de Europa, necesitarás el pasaporte. Es más, para reservar el billete de avión debe estar vigente, de lo contrario no podrás. Asimismo, infórmate si es necesario solicitar algún visado para poder entrar al país al que te vas de vacaciones. Por ejemplo, en el caso de que vayas a los Estados Unidos, tienes que pedir el ESTA (Electronic System for Travel Authorization), ya que sin este papel te denegará la entrada al territorio norteamericano.

Además de verificar que tienes los documentos en regla, también es una gran idea que hagas una copia de ellos. Y no solo de los de identificación. Los de la reserva del hotel, los de las excursiones, los billetes de avión, los del alquiler del coche o los del parking del aeropuerto o del tren, por ejemplo.

7. Hazte un seguro de viaje

Los seguros de viaje no suelen costar mucho. Estos son una gran garantía y una tranquilidad en el caso de que, por desgracia, te ocurra algo. Dado que hay muchos, lee bien todas las condiciones. Hecho esto, sácate el que más se adapte a las vacaciones que vas a realizar.

8. Activa las tarjetas

A la hora de planificar un viaje también debes tener en cuenta la activación de las tarjetas si sales del país. Ve a tu banco y explícales a dónde vais a ir para que autoricen la tarjeta y te permitan hacer transacciones. De lo contrario, te puedes encontrar con la sorpresa de que esté bloqueada porque la entidad sospeche que puede ser un fraude y no la puedas usar en caso de necesidad.

Otra opción es que te saques una de las mejores tarjetas para viajar, las cuales tienen muchos beneficios, incluso en cuestiones de la tasa de cambio de moneda.

9. Cambia dinero

Infórmate sobre cuál es la moneda del país que vas a visitar. En caso de que sea diferente que la tuya, solicita en tu banco con antelación el dinero para tener efectivo cuando llegues al lugar de destino.

10. Haz el equipaje con cautela

Como mujeres que somos, nos cuesta mucho decidir qué ropa nos vamos a llevar de vacaciones. Sin embargo, el hecho de planificar un viaje implica tener sentido común. ¡No es necesario meter el armario entero en la maleta! Te vas a ir unos días, por lo tanto, selecciona únicamente lo que te vas a poner.

Para ayudarte, en tu equipaje no puede faltar la ropa interior, algunos shorts, unas faldas, unos vestidos y un par de vaqueros, si vas a una zona calurosa. Tampoco el protector solar, las cosas de higiene personal, unas sandalias, un calzado cómodo para andar, un gorro, un repelente y la medicación, en caso de que tomes.

Si vas a un sitio frío, una buena chaqueta, sudaderas o jerséis, calcetines gruesos y unas botas calentitas serán fundamentales.

11. Infórmate sobre tu destino

Informarse sobre las tradiciones, los sitios más turísticos, la gastronomía, el idioma, la mejor manera para moverse por la ciudad, así como las actividades de ocio y cultura que ofrece la ciudad será de gran ayuda para planificar un viaje. De esta manera, podrás hacerte una ruta para cada día.

12. Investiga si es necesario vacunarse

Muchas personas pasan por alto este punto por despiste. Sin embargo, es tan importante o incluso más que muchos otros al planificar un viaje. Para ir a ciertos países de Latinoamérica, Asia o África es necesario vacunarse contra algunas enfermedades. Por lo tanto, averigua si necesitas ponerte una inyección para prevenir algún contagio.

13. Asegúrate de que tienes conexión a internet

En casi todos los países de la Unión Europea funciona el roaming. Sin embargo, al planificar un viaje, llama a tu compañía de teléfono para asegurarte que vas a tener acceso a internet en tu lugar de vacaciones. También, para saber si este servicio tendrá un coste adicional. Así, después no te llevarás una sorpresa cuando te llegue la factura. O lo que es aún peor, cuando necesites conectarte a la red no puedas.

Las ventajas de planificar tu viaje con tiempo

Planificar un viaje con tiempo tiene ciertos beneficios. Aunque se dice mucho que las cosas que surgen a última hora y sin mucha planificación son las mejores, en lo que respecta a las vacaciones, es mejor que seas cautelosa.

Por un lado, cuando empiezas a preparar las cosas con antelación, tienes la posibilidad de encontrar muchas más ofertas. Esto incluye tanto el hospedaje como el avión, el tren, el barco, el autobús o el parking. Ten presente que cuanto más se acerque la fecha de tus vacaciones, más caro será todo.

Un claro ejemplo de esta ventaja es reservar con anticipación el parking en el aeropuerto con la empresa TravelCar. Esto puede hacer que te ahorres hasta un 70% del valor del estacionamiento. Lo mejor de todo es que el aparcamiento es seguro. Además, la empresa ofrece a los clientes el servicio de taller y lavado del automóvil si se solicita.

Otro de los beneficios de ser previsora con tus vacaciones es el hecho de que tendrás más tiempo para ahorrar. En consecuencia, tu presupuesto aumentará y podrás hacer más actividades. De igual manera, al pensar en el viaje, dejarás de gastar dinero en cosas que realmente no necesitas. Asimismo, en relación al dinero, es importante tener en cuenta que al planificar un viaje con tiempo, tendrás más opciones a la hora de fraccionar los pagos. Sin embargo, si lo compras todo a última hora, probablemente tendrás que desembolsar todo el dinero en un solo pago.

Por otro lado, también tendrás la posibilidad de buscar más información sobre el lugar al que vas. Esta exploración ayudará a que, una vez que llegues allí, puedas visitar más cosas. También a que disfrutes mucho más de tus días libres. El hecho de tener un amplio conocimiento del sitio, igualmente, te permitirá tener un plan B. Esto significa que, si hace mal tiempo, por ejemplo, y no puedes hacer la actividad que tenías planificada, siempre tendrás una alternativa para realizar.

La motivación es otro de los factores que entran en juego al planificar un viaje con anticipación. El saber que ya tienes los billetes y el alojamiento marcado, el parking reservado y todo bien atado, harán que estés contenta. Entonces, en los momentos de estrés te relajarás pensando en tus próximas vacaciones. Además, el hecho de tenerlo todo ya reservado, te aportará una gran tranquilidad. En cambio, si lo dejas todo para el último momento, corres el riesgo de quedarte sin billetes, hospedaje o lugar en el estacionamiento para dejar tu vehículo.

De igual manera, si no hablas el idioma del país que vas a visitar, al planificar un viaje con tiempo, podrás estudiar las cosas básicas de la lengua de ese territorio. Así, podrás desenvolverte, sobre todo en caso de urgencia.

Como habrás podido comprobar, planificar un viaje son todo ventajas. Es más, puede que incluso cuando estés buscando información para organizar uno, ya se te ocurra cuál será el próximo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Durante esos días en los que, por el motivo que sea, nos vemos obligados a permanecer en casa,...

Las amigas que son de verdad valen su peso en oro. Es por ello que se las considera verdaderos...

Las fiestas o verbenas son un buen momento para reunirse con los amigos y familiares y disfrutar de...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.