10 características de las personas altamente sensibles

Bienestar, Salud  / 

Para empezar, ¿qué es una persona altamente sensible? Este término se refiere a aquellas personas que tienen un sistema nervioso más frágil y más desarrollado que el resto de los seres humanos. Este hecho hace que puedan ser sensibles a cada señal sensorial que reciben, por lo que pueden afectarse por situaciones de las que el común mortal ni se daría cuenta. Sin duda, las personas altamente sensibles (PAS) son casos extraordinarios que heredan de generación en generación esta condición. Ahora bien, ¿qué características pueden tener? ¡Muchas! Sigue leyendo para que conozcas más sobre esta peculiaridad humana.

¿Cuáles son las características de las personas altamente sensibles?

Hay que entender que la condición de las personas altamente sensibles es una peculiaridad y que apenas 1 de cada 10 mujeres u hombres se ven afectados por un sistema nervioso sensible. Por tal motivo suelen presentar unas características que pueden a ayudar a su identificación. Conoce algunos de los rasgos más destacados.

1. Son más emocionales

Son más emocionales

Las personas altamente sensibles se muestran más emocionales de lo normal en comparación al resto de las personas. Suelen reaccionar de manera exagerada ante los problemas de otros debido a su preocupación, o se muestran empáticos ante el sufrimiento de los demás.

Incluso, a veces no saben cómo actuar ante situaciones negativas, pues se dejan llevar por las emociones por completo. Esta característica es una de las más evidentes entre quienes presentan un cuadro de elevada sensibilidad.

2. Se decepcionan profundamente de sus errores

Pueden llegar a menospreciarse inclusive como resultado de la decepción consigo mismos cuando no hacen lo “correcto” o cometen ciertos errores. Eso que tú sientes cuando apenas te equivocas, las personas altamente sensibles lo perciben elevado a la enésima potencia.

Ante la presencia de una persona que pueda afectarse profundamente de sus errores, lo mejor que se puede hacer es prestar apoyo y entusiasmo. Solo así se puede contrarrestar un poco la percepción aumentada de lo que ese individuo ha hecho, y que tal vez tenga una solución definitiva.

Lee también: Consejos para lograr ser mejor persona día a día

3. Trabajan perfectamente en equipo

Su sensibilidad los puede ayudar a sopesar con bastante profundidad las ventajas y desventajas asociadas a una decisión grupal. Pero sin duda, no deben ser ellos quienes tomen la última palabra. En primer lugar, porque suelen dar bastante rodeo hasta decidirse finalmente por algo.

Segundo, la presión del compromiso por tomar una decisión puede ser lo suficientemente abrumadora para las personas altamente sensibles. Lo aconsejable es que participen de las actividades que competen a todos como equipo, pero no son buenos líderes en la mayoría de casos.

4. Se afectan mucho más por los sonidos desagradables

Se afectan mucho más por los sonidos desagradables

Es verdad que a nadie le gusta el sonido de cuando la tiza rasga la pizarra, pero para las personas altamente sensibles ruidos así pueden ser una verdadera tortura. Esto se debe a que su sistema nervioso está constantemente bombardeado de información sensorial, por lo que puede sentirse sobrecargado o agobiado.

Así, cualquier sonido que pueda resultar molesto para las personas comunes, para ellos parece ser algo mucho más grave. Su reacción ante sonidos fuertes es la de taparse los oídos involuntariamente para evitar ser asediados aún más y sentirse peor en el momento.

5. Viven o sienten con intensidad

Sí, es así. Quienes pueden ser “frágiles” en principio, tiene un nivel de intuición que los lleva hasta lo más profundo de cualquier asunto. Para ellos es especialmente importante saberlo todo y vivir con intensidad cada aspecto de cualquier situación.

El percibir sentimientos como el odio, el egoísmo, el amor o el respeto para ellos es una experiencia profunda que se pueden tomar muy a pecho. Cuando estamos en circunstancias normales, algunos de nosotros ni siquiera nos damos cuenta cuando nos hacen un desplante. Pero de eso se trata la híper sensibilidad, vivir y sentir intensamente.

6. Pueden ser depresivos o vivir ataques de ansiedad

Esto ha de ser así solo cuando las personas altamente sensibles han atravesado circunstancias difíciles en el pasado, por lo cual su sistema nervioso queda condicionado para reaccionar ante situaciones sutilmente parecidas. Si vivieron violencia, maltrato o abuso los signos de la depresión o la ansiedad aparecen como mecanismos de defensa ante lo que les recuerda lo que ya vivieron.

Solo con conocer de la historia de otros que atraviesan circunstancias similares puede volcarlos en un estado anímico devastador. Los psicoterapeutas recomiendan que los niños que presentan rasgos de sensibilidad nerviosa, deban ser criados de modo que se sientan seguros de sí mismos y puedan afrontar de mejor forma las situaciones complicadas del futuro.

Relacionado: Consejos para combatir la ansiedad

7. No soportan la crítica sobre ellos mismos por terceras personas

Puede parecer una característica que la mayoría de personas comparte, pero quienes son altamente sensibles de verdad no soportan la crítica de terceros. Es por ello que buscan autocriticarse antes de que otros lo hagan o se desviven por agradar siempre a los demás, de modo a no recibir malos comentarios.

La intensidad de su reacción está asociada al hecho como perciben su entorno, y que se tomen absolutamente todo a pecho. Por esta razón tal vez sea mejor alabar sus acciones aunque no sean correctas, antes de contemplar un comportamiento de extrema ofensa o dolor.

8. Resultan altamente observadores

altamente observadoras

Las personas altamente sensibles son excelentes observadores del más mínimo detalle. Son del tipo de amigos que pueden darse cuenta si te cambiaste el color de uñas, o simplemente si cambiaste las trenzas de tus zapatos.

Prestan atención al milímetro durante cada paso que dan, lo que les convierte en unos observadores innatos. Puedes estar seguro de que si intentas esconder algo, ante ellos será misión imposible, ya que van a detectar cualquier alteración o cambio en su entorno que les pueda resultar incómodo.

9. Tienen buenos modales y son educados

Las personas con gran sensibilidad tienden a tener buenos modales y son educados. Esto se debe a que cuidan cada aspecto a la perfección e intentan no molestar a otros con sus acciones. De igual forma, perciben cuando alguien no es educado y suelen alejarse de este tipo de personas.

Siempre están atentos a lo que puedan sentir los demás o si algo les incomoda, antes que a ellos mismos. Anteponer al resto por encima del bienestar propio se debe a la empatía que los conecta con los sentimientos ajenos.

10. Lloran con facilidad

Como ya lo hemos dicho, la percepción sensorial de las personas altamente sensibles es una condición bastante profunda. De ahí que puedan llorar con facilidad ante diferentes situaciones que los conmuevan, los lastimen o los afecten emocionalmente. Los familiares y amigos de quienes presentan estás características entienden por lo que atraviesan, y el hecho de llorar no resulta una incomodidad.

Consejos para tratar con personas altamente sensibles

Si crees que puede ser incómodo seguir hablando con esa persona que parece sobre actuar ante diferentes situaciones o se muestra afectada por todo, puedes hacer las cosas de manera distinta. Sí, puedes seguir una serie de pasos para que comprendas verdaderamente por lo que atraviesa y sepas cómo lidiar con ella. Aquí algunos simples consejos.

Evita las conversaciones profundas o complejas

Temas políticos, religiosos o filosóficos deben ser conversados con mucho tacto. Antes de entablar una discusión profunda con las personas altamente sensibles, lo mejor que puedes hacer es preguntar por su postura al respecto. Si coincide con tus creencias, puedes dar rienda suelta a una animada charla sin tintes complejos.

Hay que tener esto cuenta siempre, pues los temas que afectan al resto, también pueden afectarlos como si fueran problemas propios. Recuerda que perciben su entorno de una manera diferente a la tuya.

Deja que limpien tus “desastres”

No solo físicamente, sino también en otros sentidos. Al vivir en el mismo lugar con una de las personas altamente sensibles, deja que limpien tus desastres. Para ellos, los ambientes desorganizados o sucios pueden resultar perturbadores y alterar su equilibrio. Lo que puedes hacer en este caso es colaborar con la limpieza, manteniendo todo en orden.

Pero también buscan ayudarte con otros “desastres” en lo emocional o profesional. Por lo cual si estás haciendo algo que creen incorrecto, te lo dirán con la mayor sinceridad y buena intención. Solo quieren que hagas lo mejor por ti mismo.

Sé honesto

Asegúrate de decir la verdad sobre cómo te sientes o lo que piensas de algo específico. Recuerda que las personas altamente sensibles son también intuitivas y no se quedarán tranquilas hasta llegar al fondo del asunto. Pueden sentirse bien si les hablas con honestidad.

Si te incomoda o te molesta algo de una persona así, ¡dilo! Ellos lo prefieren antes de que les mientas o mantengas una actitud hipócrita. De acuerdo a tu respuesta, intentarán enmendar la situación y cambiar tu opinión sobre cualquier cosa. Puedes estar seguro de ello.

Considera sus críticas como constructivas

Bien sabes que los sensibles pueden tener la habilidad de ser excelente observadores y si estás haciendo algo que creen incorrecto o que está mal, te lo harán saber. Pero no lo hacen para criticarte, sino para que mejores en todo sentido como individuo.

Pueden ser excelentes consejeros y te darán una opinión sincera sobre cualquier situación. Si quieres la voz de alguien imparcial sobre cualquier tema, debes tener un amigo de gran sensibilidad a tu lado.

¡No los presiones!

Las personas altamente sensibles ya tienen suficiente con su propio caos dentro de su cabeza, así que no los presiones. Sobre todo en circunstancias en las que se necesita de una respuesta rápida. Es preferible a que tomes una decisión por los dos, antes que esperes a que reaccionen de forma inmediata.

Siempre van a necesitar de su espacio y tiempo para que puedan procesar la información que reciben, y jamás pueden funcionar bien bajo presión. Así que antes de apurarlos u obtener una respuesta de ellos, lo ideal será que tomes tú las riendas del asunto.

Presta atención a lo que dicen

Un amigo con alta sensibilidad suele escuchar atentamente lo que tienes para decirles y hasta se incluyen en tu situación para aportar una opinión favorecedora. Así que puedes devolver el favor prestando atención a lo que ellos tienen para decirte.

De lo contrario, puedes ganarte una respuesta bastante emotiva de tu poca incomprensión, ya que se lo tomarán a pecho. Es importante que retribuyas un poco de lo que este tipo de personas te dan, para que se sientan felices con ellos mismos.

No interrumpas su concentración

De ningún modo debes interrumpir a una persona altamente sensible cuando está concentrada. Ellos pueden funcionar y ser más proactivos cuando están en conexión directa con sus propias ideas y pensamientos.

Si quieres conversar o dar tu opinión sobre un tema al respecto, notifica con anticipación que deseas hacerlo. Así podrán estar atentos a lo que tienes para decirles y discutir en conjunto lo que es mejor, durante cualquier momento del día.

Los 2 mejores libros sobre personas altamente sensibles

El Don de la Sensibilidad de Elaine Aron

Si buscas un libro realmente complejo y profundo sobre el tema de las personas altamente sensibles, “El Don de la Sensibilidad” de Elaine Aron es la opción perfecta. Entre sus páginas se encuentra los rasgos más pronunciados de esta condición desde la perspectiva de alguien muy observadora. Además, cuenta con todos los detalles y características que pueden condicionar el carácter de este tipo de personas. Si pretendes conocer hasta el mínimo detalle del asunto, no puedes dejar de leer este fantástico libro.

La alta sensibilidad, vivir desde el corazón de Karina Zegers

En el libro de Zegers el tema de las personas altamente sensibles es abordado de una manera distinta, mucho más comprensible y simple de entender para el lector. No se busca la profundidad, sino dar a entender instintivamente de qué va esta condición humana.

Sus páginas se dividen en 3 capítulos, y los 2 primeros son teóricos. El último abarca una serie de ejercicios prácticos y situaciones que facilitan el entendimiento del comportamiento de estas personas.

Frases para personas altamente sensibles

“El ser humano es lo que es por reunir en él la capacidad de pensar, la capacidad de sentir y la capacidad de actuar. Nuestras emociones, por lo tanto, nos dignifican.” Karina Zegers

“La felicidad también consiste en lo que dejas ir por tu propio bien”. Coco Chanel

“Todo viene a ser un poquito diferente en cuanto se dice en voz alta”. Hermann Hesse

“Si no llevamos la poesía y la belleza en nosotros mismos, es inútil que recorramos el mundo. En ningún sitio las encontraremos”. Ralph Waldo Emerson

 

Para seguir aprendiendo de las personas altamente sensibles solo debes darte a la tarea de desarrollar más tu tacto y comprensión. Sin duda, te lo agradecerán y serán empáticas con tu comportamiento. Ten esto en cuenta si conoces a alguien o crees compartir esta condición.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Afortunadamente, las dietas locas están cada vez menos de moda. Las personas han tomado conciencia...

El gluten consiste en un grupo de proteínas designadas como glutelinas y prolaminas en su mayoría,...

¿Últimamente has pensado en tener un desafío a la hora de hacer ejercicios? Unas de las modalidades...

Sobre el autor

Habla con nosotras en m.me/ellashablan