9 consejos para pasar un invierno saludable

Salud  / 

La temporada de frío es una realidad. Para que puedas pasar un invierno saludable y más llevadero, te traemos unos funcionales consejos. Si te animas a hacerlos, verás como pasa esta estación y ni cuenta te das.

Recomendaciones para pasar un invierno saludable

Aunque haga frío, ¡anímate! Que las condiciones climatológicas no sean las que más te gustan no es excusa para que te vengas abajo. Lo primero que debes hacer es cuidarte y seguir unas sugerencias muy útiles para cuando las bajas temperaturas y las condiciones adversas hacen acto de aparición en el calendario.

1. Aumenta la higiene

Con el fin de evitar que te enfermes, debes aumentar la higiene. Eso pasa por lavarte las manos con mayor asiduidad. Así, evitarás contagios. También es bueno que te cubras cuando tosas y/o estornudes. De esta manera, pararás la prolongación de los gérmenes.

Por otro lado, intenta no tocarte la nariz, los ojos y/o la boca. Ten en cuenta que en las manos es donde residen muchos virus.

2. Aliméntate bien

Aliméntate bien

Para combatir el frío, el cuerpo te pedirá comidas más calóricas. Eso puede conllevar un aumento de peso. Pero si sigues una rutina de horarios, no comes en exceso, bebes unos 2 litros de agua por día, ingieres comidas templadas e introduces unos frutos secos, los kilos no se instalarán en tus caderas.

3. Come más vitaminas

Otra de las recomendaciones para pasar un invierno saludable es la de incrementar la ingesta de vitaminas A y C. La A ayuda a que la dermis no se reseque. En lo que respecta a la vitamina C, esta permite elevar las defensas y evita que nos resfriemos.

Los cítricos, los lácteos o las verduras de hoja son algunos de los alimentos que presentan estas vitaminas.

4. Rehuye de los cambios bruscos de temperatura

Rehuye de los cambios bruscos de temperatura

Uno de los consejos para pasar un invierno saludable es el de tener cuidado con la temperatura. La del coche y la de casa no debe sobrepasar los 22ºC. Piensa que si pones la calefacción muy alta, al salir, el cambio puede afectar negativamente a tu salud.

Igual de importante es que ventiles los ambientes.

5. Vístete adecuadamente

La técnica de ‘la cebolla’ es muy buena para pasar un invierno saludable. Esto implica vestirse por capas para estar calentitos y secos en caso de lluvia o nieve. Las ropas térmicas son muy buenas en estos casos.

Ten presente que los más pequeños necesitan de más vestimentas, en comparación a los adultos. No obstante, no es necesario vestirse de más ni exagerar, ya que tanta ropa podría evitar que respiremos con normalidad. Asimismo, puede hacer que sudemos y nos constipemos.

Lee también: Accesorios de invierno que debes tener en tu armario

6. Extrema el cuidado de la piel

extrema el cuidado de la piel en invierno

Hidratar la piel es primordial para protegerla del frío. Igualmente, del agua caliente cuando nos duchamos. Si tienes una piel nutrida, esta no presentará grietas ni descamaciones.

7. Ponte protector solar

Puede parecer raro o contradictorio, pero no lo es. Las personas que practican deportes o que trabajan al aire libre pueden quemarse. No solo por los rayos del sol, sino que también por la nieve o el agua. Por tanto, échate crema solar en las partes del cuerpo que no estén protegidas con tus vestimentas.

8. Vela por la salud mental

Vela por la salud mental en invierno

Con la llegada del mal tiempo, mucha gente padece el Trastorno Afectivo Estacional. Esto se debe a que la poca luz y el mal tiempo hacen que la gente se sienta triste y con estrés. Para evitar caer en una depresión, es bueno hacer actividades que nos permitan estar contentos, positivos y con buena actitud.

Dormir las horas suficientes, mantener el cuerpo a una temperatura agradable y rodearse de gente que no sea tóxica también ayudará a cuidar de la salud mental.

9. Haz deporte

La actividad física, además de hacer que entres en calor, ayuda a que aumentes la resistencia y a eliminar la grasa localizada. Debido a que las condiciones climatológicas no acompañan, planea ejercicios en lugares cubiertos y con una buena ventilación. También es importante que hagas ejercicios de calentamiento y estires al final.

 

Si sigues las 9 recomendaciones que te hemos presentamos, verás que el frío se hace más llevadero. Asimismo, te mantendrás saludable física y mentalmente, lo que repercutirá en tu estado de bienestar.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El aceite de onagra es un producto muy popular gracias a sus beneficios para la salud, en gran...

La familia no se elige, pero los amigos sí. La relación que se establece con ellos es tan estrecha...

La cola de caballo es uno de los productos que llena las estanterías de cualquier herbolario. Una...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.